Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mauricio se casa con una anciana por una apuesta

Durante el servicio militar Mauricio hizo una apuesta con uno de sus compañeros. Ahora tendrá que cumplirla y casarse con una anciana para no perder el bar Reinols. Por su parte, Eugenia gastará todo el dinero en una oferta de carne de cerdo. Finalmente, Fidel y Jonathan competirán por un test de inteligencia.
Una apuesta que Mauricio realizó durante el servicio militar le llevará a casarse con una anciana para no perder el bar Reinols. El envite exigía que el tabernero se casara con Concha Velasco, aunque finalmente la boda no se producirá con la famosa actriz, sino con una anciana de mismo nombre a la que Aída le limpia la casa.
Por su parte, Eugenia aprovecha una oferta y destina todo el dinero de la compra en adquirir carne de cerdo. Hartas de comer siempre lo mismo, Lorena y su abuela intentan deshacerse de todos los alimentos comprados. Sin embargo, Aída las detiene argumentando que no está dispuesta a desperdiciar la comida.
Entretanto, Fidel presume de haber obtenido una magnífica calificación en un test de inteligencia, lo que provoca un nuevo enfrentamiento con Jonathan, quien también decide medir su capacidad en la prueba. Finalmente, será el hijo de Aída quien saque mejor nota, pero Fidel se lo ocultará a su amigo.