Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Se prostituirá Aída?

Mauricio quiere comprarse un apartamento en la playa para lo que convertirá la casa de Aída en un albergue para vagabundos. Pero éste no será el único problema de Aída quien se planteará incluso prostituirse para conseguir el dinero para pagar al dentista y quitarse ese dolor de muelas. Tan sólo Chema verá cómo sus problemas desaparecen gracias a su heroico comportamiento.
Continúan los rocambolescos planes de En esta ocasión utilizará todo su extenso repertorio de mentiras para comprarse un apartamento en la playa utilizando una subvención que el Estado le ha concedido. Pero los planes de Mauricio se verán truncados con múltiples obstáculos que comienzan con la inminente visita de un inspector.   Mauricio.
 
El dueño del bar Reynolds se ve obligado a buscar soluciones drásticas para salvar la subvención recibida y decide improvisar un albergue para vagabundos. Pero Mauricio no se arriesgará a utilizar su propio bar como un improvisado refugio sino que utilizará la casa de Aída. Todo ello, con la inestimable ayuda de su compinche Luisma.
 
Pero éste no será el único problema de  ya que tiene una muela picada y el dolor aumenta cada vez más. Sin embargo, no encuentra el modo de hacer frente a la elevada suma que un dentista le cobraría. Ella está dispuesta a hacer todo lo que esté en su mano, pero no encuentra la solución por lo que Paz le propone prostituirse para conseguir el dinero. Sin embargo, Aída, que parecía dispuesta a todo, muestra serias dudas de que éste sea el mejor método de obtenerlo. Aída
 
Además, se convierte en un héroe ya que salva la vida de un joven que pertenece a una banda urbana. Su heroica y solidaria acción se verá recompensada por este joven que se siente en deuda con el tendero. Éste decide protegerlo y hacer todo lo que esté en su mano para que su vida sea más fácil, empezando por sanear la economía de su pequeña tienda. Por ello, obliga a todo el vecindario a comprar en la tienda de Chema. Chema