Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fuera se respira mejor

"Soy gay", afirmaba Fidel a sus amigos. Después de tanto tiempo y , aunque casi todos se lo podía imaginar, el intelectual del barrio ha dado el gran paso y ha salido del armario. Ahora, sólo le quedaba ampliar su grupo de amistades. Jonathan fue el encargado de hacer una gran fiesta y, al final, Fidel ligó un chico del instituto. Con este ya van dos. Está en una buena racha.
Todos lo sabíamos. Estaba claro. Pero por fin, después de verle crecer en el barrio de 'Esperanza Sur' ha dicho la frase que todos estábamos esperando. "Soy gay" afirmaba Fidel a sus amigos.
"Soy gay, compro vaselina por e-bay. Llevo braguitas color beige...", estaba como loco, contento, alegre, liberado y feliz. No podía parar de cantar y reír. Sin embargo, no todos los saben. Chema, su padre, sigue pensando que a su hijo le gustan las mujeres.
Ahora queda lo más difícil: ampliar su grupo de amistades. Está harto de ser un 'bicho raro' al que nadie habla. Por eso, decide organizar una fiesta. Jonathan es el encargado de movilizar a la gente y organizar todo. 2Mi vieja no está en casa, así que yo organizo la fiesta a cambio de que vosotros pegáis todo y puedan venir mis amigos." comentaba el macarra del barrio.
En la fiesta, les costó mucho integrarse con el resto de sus compañeros de clase. "Estamos aislados dentro de nuestra propia fiesta" decía Fidel muy preocupado. Todo comenzó a complicarse cuando Jonathan dio  bebidas alcohólicas a los amigos del homosexual del barrio. Con el pecho al aire y los calzoncillos puestos, los intelectuales estaban preparados para hacer un striptease. Menos mal, que su gran amigo Fidel terminó con la bacanal.
Lo que no se podía imaginar el intelectual del barrio es que a pesar de todo ligaría con un chico del instituto. Y ya van dos. Fidel está que rompe. ¿ Caerá Jonathan rendido a sus pies?