Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Luisma no se olvida de Paz

Paz ha intentado olvidarse de Luisma pro todos los medios, pero todavía le quiere. Desde pequeños, Luisma el día de San Ataulfo le regala un pollito de peluche a Paz porque mató al suyo de verdad, y ella creía que este año se le había olvidado, pero ella se equivoca y un pollito de peluche llega a su tetería.