Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El día que Isabel dijo basta

Todo ocurrió un domingo, Isabel había preparado la comida para todos y Jota cogió la tiró toda al suelo, este gesto de desprecio hizo que se planteara poner punto y final a su matrimonio. Y sus hijos fueron los que le dijeron que no podía aguantar más esa situación.