Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ana María cuenta cómo fue el episodio más cruel de su vida: el día de la agresión

"Dos días antes de los hechos me dijo que estaríamos hasta la muerte", ha contado Ana María. Ella llegó a su casa y se encontró a su expareja allí, no quería irse a pesar de no vivir juntos, ella se acostó y mientras yacía en la cama, se acercó y la apuñaló. Sus hijas escucharon los gritos e intentaron escapar para pedir ayuda, pero él había cortado el teléfono, había cerrado la puerta con llave y las había escondido. Pero las niñas consiguieron salir y más tarde llegó la policía.