Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Capítulo 4x22: 'Viven'

Durante los últimos días la lluvia no da tregua en nuestro país, el agua inunda y arrasa todo lo que encuentra a su paso y los becari@s de telecinco.es se verán afectados por ello. Como medida de precaución, Telecinco decide que nadie salga de sus puestos de trabajo, debido a que en las últimas horas ha llovido con mucha fuerza. Esta noticia pilla por sorpresa a todos y la primera necesidad es buscar comida.

 

Nadie se lo quiere creer, pero la noticia es cierta: Telecinco prohíbe que sus empleados abandonen sus puestos de trabajo debido a las abundantes lluvias que se han registrado en las últimas horas.
Los becari@s de telecinco.es no están dispuestos a quedarse encerrados más de dos días en el sótano que tienen como redacción, pero la realidad es así de dura y por mucho que lo intenten no podrán salir al exterior.
Una vez asimilada la noticia, Willy, Diego, Alejandra, Desireé, Alberto y Celia se motivan para mantener la calma y asumir la situación en la que se encuentran sin que cunda el pánico. Lo primero en lo que deben pensar para sobrevivir es en los vívires, en todo tipo de comida que les pueda proporcionar las suficientes fuerzas para aguantar.
Pero entre ellos hay un glotón y Diegono puede evitar hacerse antes que nadie y para él sólo con todos los sandwiches, bolsas de patatas, pasteles y demás de la máquina del pasillo. El redactor consigue los pocos alimentos que hay en la redacción y no tiene intenciones de compartilos.
Mientras tanto, Willy intenta raccionar la comida que se ha salvado de las garras de Diego y sólo cuentan con una bolsa de patatas, unos panchitos, una manzana empezada y unos condones para sobrevivir. Pero, las horas pasan y la desesperación comienza a apoderarse de todos, sobre todo de Alejandra que es su cumpleaños y le fastidia no poder celebrarlo.
Y en ese momento, a Willy se le ocurre una idea macabra y a la vez tierna, pues consegirá una tarta muy especial para Alejandra.