Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El caso burn

¿Qué pasaría si una chica como Marisa quisiera salir contigo una noche pero estuvieras hecho unos auténticos zorros? ¿Y si una chica como Virginia llegara a la ciudad y te propusiera quemar la noche? Lo más probable es que dijeras a todo que sí con los ojos cerrados pero la realidad no es tan sencilla. Y menos aún la ficción. Si además se juntan las maratonianas cenas, copas o cervezas de empresa con la noche de fin de año se arma el pastel. Algo habrá que hacer para aguantar por la noche y seguir siendo eficiente de día ¿no? Sólo una cosa más: adivinad quién se queda pringando en Nochevieja y se come las uvas en la redacción... ¡qué planazo! ¡pobres diablos!
VÍDEOS:
FOTOGALERÍAS: