Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cómo escaquearte en el trabajo

El estrés del trabajoEMPLEO.UNIVERSIABLOGS.NET
Piénsalo bien. Eres becario, tu sueldo da risa, no tienes vacaciones ni horario fijo.¿Qué puedes hacer para que el día a día sea más llevadero? Pon aprueba tu ingenio para sacar tiempo libre en tu (inacabable) jornada laboral. Becarios.es te ofrece la guía más completa del escaqueo.
1. Si no fumas, empieza ya. La excusa del cigarrito es perfecta para tomarse un descanso cada media hora, en plan adicto. Como ya no se permite fumar en los centros de trabajo tendrás que salir a la calle, ¿quién se queja de la ley anti-tabaco?,¡es genial! Así podrás aprovechar para darte una vuelta.
2 . Habla por los codos. Con todo el mundo. Métete en todas las conversaciones, da buenos consejos y sé adorable, nadie te va a decir nada por charlar con los compañeros porque integrarse también es muy importante. Pensarán, ' No da ni clavo, ¡pero es tan maj@!..
3. Desaparece. Así sin más. Nadie se acuerda de ti, no saben ni a qué hora entras ni cuando te vas, ¡no saben ni quién eres!. Es triste pero útil, aprovecha tu marginación. Invéntate que tienes examen, da igual que no sea la época, puedes decir que es una convocatoria extraordinaria, o un examen sorpresa y de ahí pasas a hablar de lo duros que son algunos profesores y de lo difícil que es estudiar y trabajar a la vez para desviar el tema. Si tienes jefas, llora un poquito, les saldrá la vena maternal.
4. Sal a comer algo. Engorda siete kilos si hace falta. Cuando se te acabe la beca ya tendrás tiempo suficiente para adelgazar, presumid@...
5. Llega tarde, muy tarde, y cuando te pregunten di , compunjido: ¿No te acuerdas que te dije que hoy tenía que ir al médico...Se lo tragan fijo. Los jefes tienen tantas cosas en la cabeza que no sabrán es verdad o no y no se van a sulfurar por un becario de mier...
6. Ve al baño constantemente. Si te preguntan di que tienes algún problema intestinal. Tranquilo, no querrán detalles.
7. Ponte malo, malísimo , casi al borde de la muerte. Saca tus dotes de interpretación, que son básicas para la supervivencia del becario. No te piden justificante si no faltas por lo menos tres días, así que vete de viaje y a la vuelta...¡curado!
Y el tiempo que te sobre tendrás que emplearlo en eso que algunos llaman trabajar, ¡qué remedio!.