Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los niños de la isla

Esta isla tiene cosas muy bonitas, pero sin duda, lo que mas me llama la atención son los niños.
Los niños siempre enternecen, pero los de aquí más, son especiales...Son niños súper lindos y muy educaditos,
Si te acercas a ellos siempre tienen una sonrisa, la mayoría te entienden cuando les hablas, pero te contestan en misquito, que es un ingles mezclado con algún otro idioma que no entiendo nada. Pero te sonríen siempre...
Es una pasada ver como juegan en la calle con cualquier cosita que se encuentran. Pueden pasarse ahí horas. Muchas veces van sucios ya que siempre están jugando entre el fango o bajo la lluvia. Pero cuando llega la hora de ir a la escuela no sé con que lavarán sus padres la ropa, pero no he visto un blanco más blanco en mi vida... Van todos con sus uniformes y sus mochilitas por la orilla de la única carretera que hay hasta llegar al cole. Y los domingos toca baseball. Eso es un autentico acontecimiento. Si hay partido se forman unas colas enormes para entrar al campo. Suelen ser solo los hombres los que llevan a sus hijos a que jueguen, mientras las mujeres se ponen sus mejores galas para acudir a misa.
El otro día, teníamos montado ya el juego de recompensa en la playa y estábamos esperando a los concursantes cuando vi una niña llorando, de arena hasta las cejas, fui a preguntarle qué le pasaba. Eestaba llorando porque tenía mucha arena en el cuerpo y su madre le había dicho que no se metiese en el mar. Era hora de ir a su casa a comer y no sabia qué hacer ya que no quería llegar a su casa así. Le parecía que su madre le iba a regañar... Le acompañe al mar a quitarse la arena y luego a su casa. Cuando le conté la historia a su made, se reía y 2 minutos más le duraron las lagrimas. Se fue a jugar con su hermanita mientras su madre seguía lavando ropa a mano en una pila.
Hoy he estado con Jefferson, un niño de unos 3 añitos que me he encontrado en la carretera. Estaba frente a su casa jugando y le empecé a hacer fotos. Vino corriendo a posar para ellas, me reí muchísimo con las caras que ponía cuando veía que yo cogia la cámara, se ponía firme y con una carita... No me entendía nada de lo que le decía. Le pregunté cómo se llamaba, y eso sí que me contestó: Jefferson. Pero a partir de ahí... ¿cuantos años tienes? ¿dónde vives? ¿y tu mama? jaja...os paso una foto para que veáis lo lindo que es...
Luego tengo a mi amiguita Cristine, Su madre trabaja en el hotel que me alojó. Tiene 6 añitos, mulatita y castañita de pelo, preciosa. Ella sí que habla español y pasamos mucho tiempo juntas. Nos sentamos las dos en la puerta de mi habitación a dibujar juntas. Ssu madre se piensa que me molesta, y nada de eso, me rio mucho con ella .Dice que quiere ser presentadora, bailarina y doctora. Doctora de niños pequeños para que cuando en la isla haya niños con fiebre, ella pueda curarlos metiéndolos en agua fría...
 
Es muy buena estudiante, el otro día me trajo un examen de matemáticas en el que saco un 100/100. Vamos, lo que es un 10 para nosotros, asi que entre las dos convencimos a su madre de que la llevase a comer hamburguesa por ser tan buena estudiante. Al día siguiente cuando llegué de trabajar me encontré que en la puerta de la habitación me había dejado un montón de flores...