Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Friki-Feria en nuestro blog

Pues sí, nos vamos de feria.
Como la mayoría de gentes que pululamos por aquí estamos un poco “p’allá” y contamos con una gran diseñadora que está componiendo su nueva colección: “friki-olé”, hemos pensado celebrar en este blog nuestra particular friki-feria de Abril.
Para participar debes idear un traje lo más hortera, friki y original posible, con sus complementos, claro, incluido el calzado. ¡Imaginación al poder! Puedes utilizar cualquier material. Eso sí, descríbenoslo con el mayor detalle posible para que nos lo imaginemos de la misma manera que te lo has imaginado tú.
En el tema carretas se acepta cualquier artilugio que pueda hacer las veces, desde el carruaje que utiliza la reina de Inglaterra el día de su cumpleaños o la carroza de cenicienta, hasta carretas de la obra o carros del súper (siempre que vayan lo suficientemente engalanados). También se admiten cochecitos de bebé, “fragonetas” tuneadas, tractores o cualquier artilugio con ruedas.
Como dijimos ayer, como tiro, pueden usarse caballos, asnos, ponis, burros, animales de granja (vacas, toros, bueyes, cerdos, ovejas o cabras), animales domésticos (perros, gatos, hamsters y aves de todo tipo) e incluso ristras de caracoles que son lentos, pero seguros.
La música es importante. Elige un instrumento (incluso un transistor) y cuéntanos qué tipo de música suena en tu carreta (recuerda que se premia el frikismo).
Dinos también qué es lo que se come y se bebe. Sé imaginativ@. Lo más inverosímil y estrafalario es lo que más se valora (eso sí, deben ser alimentos comestibles y bebibles).
Espero que nadie se ofenda por este tema porque respetamos profundamente todas las tradiciones, pero hoy nos ha apetecido tocar un tema con humor, con la intención de que todos participemos y nos echemos unas risas.
Mil gracias por vuestro sentido del humor y por vuestra colaboración,