Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Hasta siempre!

Querid@s amig@s, (y digo QUERID@S AMIG@S porque os siento como tal),
la vida está llena de etapas que vamos superando de mejor o peor manera. Como dije la primera vez que escribí en este blog: “las buenas gentes de telecinco han confiado en mí”. Y os aseguro que esta etapa ha sido una de las mejores de mi vida.
Aun pasando por un momento personal muy difícil, gracias a ellos, a Iván y a vosotr@s, he podido superar estos meses de “tortura”. Jamás os lo podré agradecer lo suficiente, de verdad.
Han sido horas pensando temas, preparándolos de la mejor manera que he sabido, preparando imágenes que representaran el tema que íbamos a tratar y leyendos a vosotr@s, mis queridos bloguer@s. Y, lo más bonito, viendo como en este pequeño rincón de la red se forjaban amistades, unas virtuales y otras incluso personales. Eso es lo más gratificante de toda esta historia, os lo prometo.
Hemos pasado por todo: unos primeros momentos duros, en los que he llegado a escribir con lágrimas en los ojos, hasta que comprendí que no valía la pena entristecerse por ello... Y otros momentos, los más, prácticamente todos, entre risas y emociones. Nos hemos ayudado cuando algun@ tenía un problema, lamiéndonos las heridas los unos a los otros, y nos hemos reido a carcajadas con las ocurrencias de esas mentes privilegiadas que derrochan imaginación, sentido del humor y simpatía.
¿Quién no recuerda los chandals a medida, o la surrealista feria de Abril? ¿Quién no esbozó una sonrisa cuanto menos, leyendo las anécdotas más divertidas y vergonzosas de nuestra vida el día que tratamos este tema?
Y contamos retazos de nuestras vidas, y hablamos de música, de libros, de cine, de cocina, de tradiciones, de las aficiones de cada uno; y hablamos de temas de actualidad, más serios; y hablamos de crecimiento personal, de espiritualidad; y hablamos de Iván y “nuestra cría” y él nos visitó. ¡Y hasta tenemos a Rufus, nuestra mascota!
¿Se puede pedir más?
Creo que lo hemos hecho bien, más vosotros que yo. Jamás he pretendido que éste fuera un blog de calidad literaria, pues no soy periodista, ni siquiera sé escribir bien; pero sí hemos logrado entre todos que sea un blog ameno, sencillo y con una gran afluencia de comentarios.
Podemos sentirnos muy satisfechos pues a menudo ha sido el blog con mayor flujo de toda la cadena y, de un tiempo a esta parte, siempre quedamos los segundos (a Kiko no hay quien lo supere!!!). Y eso es un gran triunfo y, dicho por mis jefes, un blog que cada día ha ido creciendo de nivel. Ellos me han felicitado y yo os felicito a vosotr@s, l@s verdader@s artífices de este milagro.
El blog no se cierra. Éste seguirá siendo un punto de encuentro para quienes así lo habeis elegido; pero yo voy a tomarme un descanso.
No es un ADIÓS, sino un HASTA LUEGO, porque nos volveremos a ver en un tiempo. Mientras, voy a cuidarme mucho: a descansar, a ponerme las mascarillas de yogur con muesli, a dejar que me crezca un poco el pelo y a comprarme un vestido bien chulo para cuando me encuentre con Iván (de eso sereis testigos).
Mientras tanto, os copio el correo que me ha mandado nuestro Rey Pirata para todos en un día como hoy. ¡Va por vosotros!
******

"Como ya sabeis soy parco en palabras, pero quiero agradecer a Carla su amistad y mandaros a todos un gran abrazo. Os voy leyendo (me interesó especialmente el tema del "amor dura cinco años").
Esto no es una despedida. Yo no me despido porque no me quiero despedir. Esto es un "hasta luego" porque nos volveremos a encontrar, no os quepa duda. Mientras seguiré leyendo vuestros comentarios, que siempre son interesantes.
Muchos besos.
IVÁN MADRAZO"
*******
Te quiero, Iván. Os quiero, bloguer@s. Gracias, Telecinco.
¡Hasta lueguito, amores! Y redordad: NAM MYOHO RENGUE KYO
Carla.-
Podemos seguir en contacto en ivanistas@telefonica.net. Allí estoy para lo que querais.