Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Deborah en la encrucijada

Parri con el centollo capturado por Maria Jose
Yo por mí habría puesto la imagen del pulpo Paul en lugar de este centollo anónimo. Pero es que si María José captura centollo yo pongo centollo en portada. El homenaje al pulpo ya se lo haremos cuando diga que ganamos la final, porque como se le ocurra decir lo contrario si que la hemos liado. Lo mejor que pueden hacer es guardarse el pulpo o hacer una tapita a nuestra salud. De verdad, si el pulpo nos traiciona a muchos nos va a dar algo.
Ya le gustaría a Parri que su centollo hubiera concentrado tanta atención como el pulpo. El gallego parece de natural quejicoso, y ahora le ha dado por reclamar el agradecimiento de sus compañeros cuando su madre postiza y él vienen de pescar y mariscar (Miguel, el chico canario, decía marisquear). Le gustaría que le hicieran la ola, creo yo. Igual me equivoco, pero esta megalomanía nueva de un chico otrora humilde y gris le viene por una revelación o algo. Igual ha soñado que ganaba este concurso, o similar. Sus fantasías ya no tienen a Malena de protagonista, lo cual debe haberle dejado de poner 'berraco'. Ahora se excita pensando en el premio.
Sé que estoy fantaseando pero también tuvimos como fantasía a 'la roja' en la final de un mundial de fútbol y ya es una realidad. Eso mismo debe pensar este Parri que se vio ganando varias pruebas de líder y se lo terminó creyendo. Quien mejor le tiene tomada la medida es Perdi, el otro chico en la isla que hecha de menos tener conversaciones de hombres. Lo de "cosas de hombres" es de lo más retrógrado. Está a gusto con las chicas pero necesita hablar de fútbol. Acabáramos, este lo que quiere es comentar el mundial. Si supiera lo bien que han ido las cosas.
No podía haber sido más cruel con el 'pitagorín' porque vino a decir que no le vale para tener conversaciones de hombres. Incluso sugirió que sin cámaras delante es más tratable, pero en cuanto se acercan estas empieza a hablar de concurso y supervivencia. Nunca podremos saber si es verdad, porque si le preguntamos a Parri (de nombre Javier Parrado, 'Parris' para el ciclista) seguro que diría otra cosa bien distinta. En todo caso, es una maldad mucho mayor esto que la broma del Gollum.
Seamos justos, simplemente bromean cuando Trapote cuenta que el otro día tenía media teta fuera mientras estaba hablando con Parri, y Perdi le dice "tranquila que ni te miró". No hay que sacar las cosas de quicio y las bromas son simplemente eso. Ellos mismos se excusan reconociendo que están siendo malos. Malena incide entonces en la broma cogiendo la olla del café e imitando al personaje de 'El señor de los anillos': "mi tesoroooo, mi tesoroooo".
Ya digo que fue mucho más incisivo Perdi cuando reclamó un hombre para poder hablar de sus cosas, porque este no le vale. Y si hubieran querido podrían hacer daño de verdad. Se me ocurren media docena de bromas sobre Parri y su ciega pasión por María José mucho más salvajes que parodiar su fijación por no tomar ni un cazo menos de café que los demás. Y es que él se va a pescar sin haber desayunado y pide que le guarden su parte. Está en su derecho de hacerlo, además.
A Parri le horroriza pensar en la posible expulsión de María José hoy. No tanto porque lo considere injusto, sino porque se iba a sentir solo y desubicado en la isla. Según su teoría, ella se podría integrar bien de nuevo con Trapote y las niñas (no sé por qué llaman "las niñas" a Sonia y Malena, pero me temo que tiene un punto de desprecio) y, sin embargo, él no tendría con quien estar. "Aunque quiero integrarme en las conversaciones de ellas no consigo acoplarme", afirma.
Nótese que esta conversación está en contradicción con otra posterior que tienen con Deborah, quien mantiene un discreto silencio cuando le dicen que ojalá llegasen los tres juntos a la final, lo cual aún es posible. De forma que se sentiría solo en la isla pero le encantaría llegar con Debi a la final. Lo siento mucho pero no me lo creo. De la anónima de los ojos rasgados pasan ampliamente desde hace mucho. La menospreciaron y esta semana no les ha importado un pimiento apartarse los dos sin tener el más mínimo miramiento hacia ella.
Les da igual llegar con Deborah o con quien sea y solo persiguen sus votos. Más bien pretenden librarse de ellos. Por eso en cuanto tuvieron ocasión le pintan esa situación idílica con los tres triunfantes. Ignoran lo que Deborah le ha dicho a sus otras compañeras. Ella con quien mejor se lleva es con Perdi, a quien en un principio no vio con buenos ojos.
De esta forma, confirmaba las sospechas de Malena, que estaba hablando de la inteligencia de este concursante. "Tiene un punto, y aunque al principio le miré mal luego me he dado cuenta que estaba equivocada", dice esta concursante. Sonia asiente y entonces Deborah se anima a contar lo suyo. Si yo no lo interpreto mal, Debi lleva semanas relacionándose casi en exclusiva con Trapote y estas dos, además de afirmar que Perdiguero es con quien mejor se ha llevado en la isla. O sea, que Debi pasa de su 'familia' tanto como estos de ella.
Momento masaje
Entonces, ¿por qué no acaban con esa farsa de una vez por todas? Porque claro, uno se da masajes reparadores con quien mejor se lleva, ¿no?. Por tanto, no creo que nadie entendiéramos que nominase a las otras tres chicas de las fotos del masaje (aquí a la izquierda) en lugar de a María José y Parri, por mucho que lleve semanas repitiendo el tostón ese de la 'familia'.
Me imagino que las dudas de Deborah ante sus nominaciones de hoy se basan en si la audiencia votante entendería que modificase su postura y traicionase su palabra de no nominar nunca a su 'familia' en el concurso mientras pudiera. Pero la audiencia es inteligente y lo que no entendería es lo contrario. La gente pensaría que es una contradicción charlar, comer, bañarse, darse masajes mutuos, cantar, reír y bromear con las mismas compañeras a las que luego va a nominar. Esa es la encrucijada de Deborah.
Se equivoca el grupo de las chicas en no salir a pescar. Es ridícula la excusa del tiburón y la misma prevención que ellas quieren poner deberían pedirla para el resto de sus compañeros. De forma que no les importa que los demás arriesguen su vida pero ellas no pueden exponerse. Que pesque el Gollum que si le come el tiburón solo perdemos medio hombre, parecen pensar. Con esto no quiero menospreciar el trabajo que hacen en la isla. Mientras mamá y su criatura salen de pesca ellas muelen el café, mantienen el fuego, preparan el pescado y otras labores imprescindibles. Pero la pesca es básica para la supervivencia.
En esto incluyo también a Perdi, a quien tampoco se le ve pescar. Desde el comienzo del programa he visto a Perdi infinidad de veces cortando troncos y muy pocas pescando o cogiendo bígaros y caracolas. Eso sí, la mayor parte de las veces se le ha visto tumbado o destilando maldades con los otros hombretones.
Con ellos sí que podía mantener conversaciones de taberna. Una pena que les fueran expulsando uno a uno, quizá por la misma razón que hoy puede abandonar la isla él mismo. No le falta razón cuando dice que el concurso no lo tiene por qué ganar quien más pesque, pero tampoco quien se niegue a intentarlo. Por lo menos intentarlo.
Las nominaciones de esta noche tienen una particular importancia. Por un lado, veremos como sale Deborah de la encrucijada antes referida. Además, puede que sean las penúltimas de la temporada, y quien sabe si habrá alguna sorpresa sobre la mecánica elegida. En la última edición italiana (finalizada un día antes de la llegada a Nicaragua de nuestros concursantes) a estas alturas ya iban a dos o más expulsiones por gala.
Por ejemplo, a tres semanas del final la gala abría con una expulsión, luego nominaban y en la misma gala el menos votado era también expulsado. Los teléfonos se abrieron para que la audiencia votase durante la semana a quien expulsaba de entre los otros dos. La siguiente gala fue distinta. Tras la expulsión hicieron un juego de inmunidad por equipos. Los cuatro concursantes perdedores quedaban automáticamente nominados y durante la misma gala se votaba por un expulsado. Se producía la expulsión del menos votado y entonces nominaban para proponer una nueva expulsión una semana más tarde.
Y en la penúltima gala se producía la expulsión de uno de los nominados una semana antes, y luego otras tres expulsiones tras sendas nominaciones. Todo en la misma gala. De esa forma se llegaba a la final con cuatro concursantes candidatos al triunfo.
Cuento todo esto para evidenciar que no solamente aquí se plantean a veces nominaciones múltiples y cosas por el estilo. De forma que cualquier cosa puede pasar. La nota de prensa de esta casa cada día es más escueta. Diría que habla casi tan poco como el pulpo Paul, y esta semana solo nos informa de que durante la gala habrá prueba de recompensa y también la prueba de líder.
Es importante conseguir el liderazgo esta semana. El líder puede inclinar la balanza hacia un lado o hacia otro. También lo puede hacer Deborah sin ser líder, razón por la cual no sería bueno para el espectáculo que esta lograse por tercera semana consecutiva ese collar.
Digamos que el gran morbo de la noche más que en el nombre del expulsado está en lo que haga esta concursante a la hora de nominar. Por tanto, no vale hacer cálculos o previsiones de nominaciones porque todo depende de quien sea líder. Ni Paul sería capaz de prever esto. Esta noche saldremos de dudas.
Nominados de esta semana