Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Devuelven el castigo a las chicas del pacto

El castigo que cuatro de las chicas del grupo quisieron infligir a Daniela la semana pasada, costándole a esta la nominación, y repitieron en las nominaciones de anoche, les ha vuelto como una bofetada inesperada. Especialmente a dos de ellas, las nominadas de esta semana.
El castigo les ha vuelto con prontitud, encontrándose en la situación de que la próxima semana ya no serán cuatro sino tres quienes podrán mantener el pacto de nominar a Daniela, si es que así lo hacen. Olfo abrió la espita que facilitó esta dulce venganza contra el pacto del que hablo. El nieto de Lucía Bosé, la cual siguió la gala desde el plató, fue el tercer expulsado y su 'beso de Judas' del jueves santo (más adecuado que nunca) fue para Yolanda. No sé si algunos tenían previsto nominar a la esposa de Amargo o simplemente decidieron seguir el camino marcado por el expulsado. Está claro que a partir de ese momento y puestos a nominar a alguna de las cuatro chicas del pacto, nada podía darles más garantías que decidirse por la misma Yolanda.
Daniela, Juanito, Zúñiga, Matías y Cuca se unieron a Olfo repitiendo el mismo nombre en sus nominaciones. Las razones esgrimidas fueron bien distintas, por ejemplo Matías quiso escurrir el bulto de forma descarada diciendo que confiaba en el instinto del expulsado. Sin embargo, Cuca habló claramente de algo parecido a una venganza, en apoyo a su amiga Daniela. Curiosamente sor Cuca fue la más sincera a la hora de explicar su decisión, lo cual le hace acumular un punto más para este comentarista, y ya lleva bastantes. Nunca hubiera imaginado que iba a decir tal cosa sobre esta concursante.
Esas cuartas nominaciones vividas anoche fueron las de la polarización, ya que quienes no se decantaron por Yolanda lo hicieron por Daniela. Fueron realmente las mismas de la anterior semana, pero en esta ocasión no pudieron llevar a la palestra a la catalana. Wilma, la propia Yolanda, Begoña e Ivonne insistieron en su voto y argumentos, volviendo a hablar de que Daniela está dividiendo al grupo, lo cual quedó anoche (ayer tarde en Cayos Cochinos) que no es cierto. No en vano el grueso del grupo la apoyó nominando a una de sus enemigas, mientras que ellas se quedaban solas en su decisión. Ajeno a casi todo, tras una semana de alienante aislamiento, Santi votó por Wilma, otra de las chicas del pacto.
Luego llegó el momento de la nominación del líder, que una vez más es Escassi, el cual dice que le gusta ganar siempre aunque luego no disfrute su triunfo. Anoche más que disfrutarlo le costó darse una buena panzada a nadar y bucear, con la marea en su contra y alguna otra dificultad aún mayor. Para empezar, Mario Picazo dudó tanto a la hora de lanzar la piedra con la boya al mar desde el helicóptero que me invita a pensar si lo hizo en el lugar acertado o no. Peor aún fue que el cámara se empecinaba en ponerse justo delante de Escassi, lo cual le impidió ver exactamente donde había caído la boya. La marea no solamente le dificultaba para nadar con rapidez sino que también hizo desplazar dicha boya.
Si a todo lo anterior le añadimos que Escassi no entendió a Jesús Vázquez cuando este le hablaba de piedras rojas y buscaba letras, tenemos que los primeros diez minutos terminaron sin ningún resultado. La segunda vez tuvo más ayuda y se suavizaron las condiciones de esta misión. El premio era una hamburguesa para uno de ellos por cada piedra que llevase a la orilla, aunque luego las piedras valían por dos hamburguesas y finalmente con cinco piedras decidieron compensar tanto error fatal dejando que todos sin excepción tuvieran su cena especial.
Como es costumbre, les dieron solo un minuto para comer la hamburguesa con unas patatas bañadas en algo así como mostaza, lo cual facilitó que la estampa tras el atracón fuera la de unas caras pintadas de ese color, especialmente la de Juanito 'Golosina', cuya imagen tras dejar el plato limpio será una de las más repetidas de esta edición. Aunque quien realmente zampó con mayor rápidez y efectividad fue Ivonne, la delicada miss puertorriqueña. Menudo como come la miss. Lo peor es que tuvieran que terminarse la comida del plato con las manos. Por favor, un poco de dignidad y la próxima vez que les den un tenedor.
Tras matarse para conseguir que sus compañeros (y él mismo) comieran, Escassi decidió que la nominación del líder iba para Begoña. El resultado final es muy significativo y debería hacer pensar a las dos nominadas y sus amigas Wilma e Ivonne (más conocidas como las devoradoras de sandías). Excepto ellas, todos sin excepción se decantaron por nominar a una de las cuatro. Importante conclusión a la que no les debería costar mucho llegar. El caso es que, por primera vez en esta temporada, la expulsada será una chica.
El juego de recompensa de anoche tenía como objetivo proporcionarles cerillas para poder tener fuego. Según dijo el presentador serán las últimas cerillas que les den, por lo cual les pidió que mantengan viva la llama. Para esto es necesario que tengan leña que quemar, algo que también les prometieron. Ya veremos si llega la leña a Cayo Paloma, de momento tienen tres de las siete cerillas que estaban en juego, aunque realmente completar esa prueba era poco menos que imposible.
Lo más divertido de lo planteado en la gala de anoche fue el plan que urdieron con la ayuda del expulsado Olfo. Dos concursantes serán elegidos para completar la misión del cayuco el primer día, cuando lleguen a Cayo Gallo serán trasladadas a la selva en otra isla para vivir en unas condiciones poco favorables, con un kit de supervivencia básico y la misión de tejer una red siguiendo el patrón de una muestra. Olfo determinó quienes serían las elegidas, aunque tuvo que cambiar su decisión porque en un principio había pensado precisamente en las dos nominadas. Finalmente, Matías e Ivonne serán quienes vivan esta dura experiencia, aunque la parte más cruel recaerá en el resto del grupo. Digo que es divertido porque los demás verán marcharse el cayuco sin ver como regresa, y supuestamente nadie les dirá nada sobre lo sucedido. Se van a llevar un susto de muerte cuando vean que el 'Tone' y la miss no regresan.
Y no quiero terminar sin referirme a un momento genial que no es de la gala sino que nos lo regalaron en el resumen de la tarde (ayer y hoy emitido en Telecinco 2). Cuca desvaría, para no faltar a la costumbre, y Daniela se levanta para besar una palmera. Tras esta estampa aún tiene el rostro de decirle a su amiga: "Vaya éxtasis has tenido, Cuca". Me encantan estas dos juntas, es una pareja insólita e inesperada que me transmite todo el buen rollo del mundo, todo lo contrario que las dos nominadas de esta semana.