Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Antonio Velázquez lo ha dado todo para convertirse en un boxeador"

La fortuna que tiene un actor es que a lo largo de su carrera puede vivir tantas vidas como personajes le toque interpretar. Cada personaje te aporta algo que sin querer vas incorporando a tu día, día.
Durante estos días hemos disfrutado con el trabajo que Antonio Velázquez está realizando para nuestra serie. Su personaje, Juan, en su juventud es todo un boxeador que sueña con convertirse en un Rocky.
Para interpretar esta trama, Antonio Velázquez se ha desvivido y ha sacado horas de donde no las tenía para convertirse en todo un boxeador. Me confiesa que ha aprendido las artes de dicho deporte de la mano de auténticos profesionales, como el caso de su preparador, el boxeador Jero García.  
Antonio no sabe cuántas horas le ha dedicado a prepararse para las escenas donde aparece boxeando. "Han sido muchas horas, cuanto más mejor". Me reconoce que Jero García se ha convertido en su buena sombra, su otro yo, como un hermano mayor que te va inculcando toda su sabiduría.  Instruyéndole en cada secreto, cada golpe, cada giro…  cada desplazamiento… cada defensa… cada Jab… pero lo más importante que le ha dado todo este aprendizaje es la posibilidad de canalizar la energía para componer el personajes de Juan.
Las inseguridades, los conflictos y las luchas personales de Juan son mucho más entendibles si conoces el mundo del boxeo. "Jero me ha inculcado un lema que me sirve para definir la vida de Juan: 'El Boxeo es vida, vive duro'.  Además, el boxeo me ha ayudado a definir físicamente al personaje, me ha dado una forma de moverme, de mirar, de hablar, de comportarme. Juan es impulsivo pero el boxeo le hace aprender a contenerse en mil y un momentos… y eso se nota en su forma física… sin el boxeo Juan sería otro… y yo tengo que ser como Juan… No me queda otra…", cuenta Antonio Velázquez.
Tras verlo interpretar una y otra vez las peleas que se están rodando, le pregunto: ¿Antonio, con qué te quedas? Me dice con todo… "El boxeo ha entrado en mi vida y no lo voy a dejar… me ha enseñado a ser mejor persona… y ese es uno de los regalos que me ha dado el personaje de Juan".  Y si conoces un poco a Antonio, te das cuenta que es verdad… Juan se ha quedado para siempre dentro de él.