Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Hermanos' no sería creíble sin los figurantes. Su trabajo es imprescindible"

En el centro de toda película o serie de televisión están los actores, tanto los que son nuestros protagonistas como aquellos que hacen papeles secundarios y episódicos.  Ellos reviven desde la interpretación todos los sucesos y conflictos de nuestra historia, desde lo más privados e íntimos, a los más públicos y sociales. Para que estas situaciones públicas sean reconocibles para el espectador y estén llenas de verosimilitud y credibilidad es necesario envolver cada suceso o momento de nuestra historia con otra serie de personajes que la mayoría de las veces no tienen ni una frase de diálogo e incluso pasan desapercibidos para el espectador: son la figuración.
'Hermanos', al recrear más de 25 años de la vida de nuestros protagonistas y hacer un fresco de los acontecimientos políticos, sociales y culturales de nuestro país, ha necesitado la búsqueda continúa de figuración para representar desde una huelga general en los astilleros de Vigo, una manifestación en contra de la entrada de España en la OTAN o la noche de Madrid o Vigo durante sus famosas movidas…  La figuración no aparece sólo en estas situaciones tan precisas o señaladas, si no cada vez que nuestros personajes pisan una calle o van a la universidad o pasan un día en un parque o a comprar a un centro comercial. 'Hermanos' no sería creíble si estas calles estuvieran vacías, o faltará público al recrear un combate de boxeo o nadie consumirá en los bares o restaurantes que frecuentan nuestros personajes. Nuestra serie recrea diferentes vidas y para ello la presencia de los figurantes es tan necesarios como la de nuestros protagonistas.
Ha sido una búsqueda minuciosa la realizada por la agencia de figuración para decorar de verdad cada momento que vivían nuestros protagonistas, con una participación de más 1600 personas entre los que hemos encontrado los más idóneos. Había que lograr que estos personajes anecdóticos estuvieran acordes con el momento histórico o a la situación que tocaba rodar.
Desde nuestro blog queremos hacerle un pequeño homenaje a nuestros figurantes ya que la mayoría de las veces pasan desapercibidos para el espectador, ya que sus nombres no aparecen en los títulos de crédito pero su trabajo es a veces tan sacrificado como el de un actor… Se pasan horas esperando a que la secuencia esté preparada y deben entrar en la situación que se recrea y vivirla con toda la verdad posible. A veces es un simple paseo por una calle se puede eternizar, otras se les puede ver corriendo de la policía o bailando horas y horas en una discoteca  hasta que la secuencia esté finalizada. La mayoría de las veces habrá que repetir dicho momento una vez y otra más. Luego su aparición será breve y casi invisible para el espectador pero tan necesaria como la mejor interpretación de nuestro actor. Nuestro aplauso y nuestro agradecimiento a todos ellos… Sin ellos “Hermanos” no rezumaría verdad…