Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Missis Coco desenfunda el bisturí

Impresionaditos nos hemos quedado en la redacción con la soltada de melena de Missis Coco. Sospechamos que le ha sucedido algo ajeno a esta segunda gala (o más bien no le ha sucedido): algo que no especificaremos como homenaje a su refinada elegancia catalana.
Nos mola esta nueva Coco cabreada. Te dice lo mismo que Risto pero con la indescifrable historia del solfeo bajo el brazo. Los ejemplos brillan por sí solos. ¿Cómo te quedas si te dicen que ‘tus frases se rompen antes de acabar’, ‘tienes la voz cristalina pero estás aseñorada’, ‘te falta profundidad en los graves para ser un soulman’ o ‘esos andares gallináceos son un moonwalk que se repite’?

Con los eslóganes de Risto al menos podías llorar, tirarle el tacón o carcajearte en su cara, pero Coco te puede estar diciendo que mejor si eso te vayas matriculando en CCC y ni te enteras. Es lo que tiene el dominio de la sutileza y la irrefutabilidad que da lo indescifrable.
Coco, con tu constructiva leña elevaremos tu altar.
Larga vida a la Comín.