Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Despídete de la flacidez en los brazos!

1telecinco.es
La flacidez empieza a notarse a partir de los 30 años, la piel pierde elasticidad y tonicidad. Una de las zonas más frecuentemente afectadas y que enciende las alarmas son los brazos y las conocidas “alas de murciélago”. Aunque no se considera un problema de salud, conviene no desdeñar su impacto psicológico.
Es recomendable llevar un estilo de vida saludable. Realizar actividad física aeróbica al menos tres veces en semana, incluyendo una rutina localizada de ejercicios destinados a fortalecer los músculos de los brazos
Otro factor a considerar es mantener una dieta variada, rica en vitaminas y antioxidantes; con un adecuado aporte de proteínas y limitada cantidad de grasas. La vitamina C y las proteínas, por su contenido en aminoácidos como prolina y lisina, son factores clave para la producción y estabilidad del colágeno. Por su parte, los ácidos grasos omega-3, presentes en el pescado azul, favorecen la síntesis del colágeno.
Además debemos recordar el consumo abundante de agua.
En cuanto a los cuidados tópicos es importante tener una adecuada hidratación cutánea, así como la aplicación de protección solar
El Dr. Gabriel Serrano, fundador de Sesderma y Director Médico de la Clínica dermatológica Dr. Serrano en Valencia, nos da sus recomendaciones para tener unos brazos perfectos:
“Para el tratamiento de la flacidez se recomiendan cremas o leches corporales que contengan DMAE, un nutriente natural que favorece la síntesis y liberación de acetilcolina. El DMAE actúa en tres niveles: en la epidermis en la que produce un efecto lifting inmediato; en la dermis estimula la síntesis de colágeno y elastina; y a nivel muscular estimula la contracción. Esta triple acción del DMAE reafirma e hidrata la piel de manera inmediata, lo que se conoce como Efecto Cenicienta; pero la ventaja es que también aporta una acción reafirmante más duradera, mantenida en el tiempo”.
“Otro ingrediente indicado para el tratamiento de la flacidez es el retinol. Esta sustancia aumenta la producción natural del colágeno y disminuye su degradación. También mejora la textura de la piel pues regenera la capa más externa y revierte los daños producidos por la radiación ultravioleta”.
Cuando estas medidas resultan insuficientes se recurre a los tratamientos médico-cosméticos; aquí quiero resaltar la importancia de acudir a clínicas y profesionales reconocidos
“La mesoterapia es una técnica que resulta útil para combatir la flacidez. Consiste en la aplicación de distintos fármacos por medio de múltiples inyecciones subcutáneas a dosis pequeñas, sobre la zona a tratar. Es de uso exclusivo médico y se puede realizar manualmente o con una pistola de mesoterapia. La pistola de mesoterapia permite aplicar las sustancias activas a una profundidad y ritmo constantes, de una forma indolora. El tratamiento consiste en seis a doce sesiones, con una frecuencia semanal al principio, y luego quincenal. Completado este protocolo inicial y según la evolución, se establecen sesiones de mantenimiento más o menos espaciadas en el tiempo.  Los efectos empiezan a ser visibles entre la quinta y sexta sesión. Para obtener grandes resultados, se recomienda la combinación del tratamiento de mesoterapia con otros como endermología, radiofrecuencia y masaje circulatorio”.
“Otro procedimiento que cada vez está más en auge para el rejuvenecimiento de la piel, es la micropunción eléctrica. Este tratamiento consiste en realizar microperforaciones en la piel, utilizando un cabezal eléctrico dotado con microagujas. Es un procedimiento indoloro y bien tolerado con el cual se obtiene un doble efecto, por un lado reactiva las células de la piel para producir sustancias como colágeno y elastina; y por otro lado, se aprovechan esas perforaciones para hacer llegar a capas más profundas de la piel ciertas sustancias que mejoran la flacidez como DMAE, retinol o silicio. Se indican mínimo seis sesiones iniciales, con una frecuencia mensual. A partir de allí y según la respuesta, se pueden seguir realizando sesiones mensuales o descansar durante dos meses y reiniciar pautas de seis sesiones. Los resultados se notan a partir de la cuarta sesión, teniendo en cuenta que la síntesis de colágeno no es algo que se produzca de un día para otro”.
Pensando en lucir unos brazos perfectos, la Dra. Ana Téllez, Directora de las Clínicas Dra. Téllez tiene el tratamiento idóneo para volver a las camisetas de manga corta o de tirantes: T-Perfect Arms.
Según la Dra. Ana Téllez, “la piel de la zona de los brazos es muy delicada y conviene ejercitar el brazo para que el músculo no se debilite. Para cuidarla y evitar que se caiga, sin duda, los deportes como natación y voleibol, nos ayudarán a ejercitar la musculatura de esas extremidades, mermando notablemente la flacidez”.
Si ya ha aparecido esta flacidez o descolgamiento, T-Perfect Arms es el tratamiento perfecto: “Para las más impacientes y que quieren lucir unos brazos perfectos en poco tiempo, tenemos la solución y con resultados espectaculares”.
El secreto está en combinar 3 tratamientos:
Yo comienzo siempre inyectando un producto que espese la dermis de la zona, como por ejemplo Hidroxiapatita cálcica. Esperamos un mes o dos para que empiece a hacer efecto.
Pasado ese tiempo, coloco unos hilos tensores 4D configurando un abanico. Como la dermis la hemos espesado previamente la tensión de los hilos se multiplica.
Posteriormente mantengo con Carboxiterapia, una técnica reafirmante por sí sola.
Para reafirmar la piel de los brazos y hacer desaparecer las “alas de murciélago” definitivamente, la Dra. Silvestre, Directora Médica de Todo en Belleza, nos ofrece los tratamientos más efectivos:
La Doctora nos cuenta que “en Todo en Belleza distinguimos entre dos tipos de tratamientos dependiendo de cómo esté el brazo”. 
1. Si existe grasa acumulada combinaremos Vela Shape III (combina la tecnología de luz infrarroja, la energía bipolar de radiofrecuencia y de vacío, que causan calentamiento profundo de las células de grasa, el tejido conectivo que las rodea y las fibras de colágeno dérmico subyacentes. Este tipo de calefacción y aspiración eficiente estimula el crecimiento de nuevo y mejor colágeno y elastina que se traduce en reducción localizada en laxitud de la piel, el volumen del cuerpo, y una mejora general en la estructura de la piel y la textura) con Indiba Médico (estimulación de la creación de nuevo colágeno y elastina y reducción de la grasa corporal).
2. Si solo hay flacidez, aplicaremos Indiba Médico, 6 sesiones si es a nivel preventivo o 10 sesiones si ya hay un descolgamiento manifiesto.
3. Después es muy importante seguir con un mantenimiento al menos durante un mes para conseguir el objetivo: Brazos firmes.
“En Todo en Belleza somos partidarias de combinar tecnología y cosmética, ya que la cosmética de hoy en día está muy bien formulada y funciona fenomenal”, asegura la Dra. Silvestre. “Recomendamos la firma Montibello y sobre todo dos de sus líneas: Arûde (para escote, cuello y brazos) y Firm&Tone- Youth Firming Cream (para reafirmar y tonificar)”.
“Por supuesto, también el ejercicio es fundamental para tonificar los brazos. El ejercicio más recomendado suelen ser los fondos para fortalecer la zona”.
Según el Dr. Jesús Sierra Antiñolo, médico estético de la Clínica Deam, “el tema de la flacidez en los brazos es bastante más complicado de lo que puede parecer y requiere de un tratamiento largo si queremos que los resultados sean óptimos, visibles y duraderos. En la mayoría de los casos, la flacidez muscular está localizada en la zona del tríceps, sin embargo, cuando la gente acude al gimnasio suele cometer un error bastante común, y es que, sólo trabaja la zona del bíceps, olvidándose de los tríceps. Como médico estético, recomiendo a los pacientes que tienen este problema la utilización de hilos, silicio orgánico e hidroxiapatita cálcica en varias sesiones. Son opciones muy recomendables, que dan muy buenos resultados si no se acude a la consulta “in extremis”, es decir, cuando la piel está muy arrugada y hay un exceso importante de la misma. En estos casos, la única solución suele ser el lifting braquial”.
Con estos 4 tratamientos recomendados, dirás “adiós” a esas incómodas y antiestéticas “alas de murciélago” y darás la bienvenida a unos brazos tersos y envidiables.