Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Di adiós a los "brazos alados"

brazostelecinco.es
No os podréis quejar: últimamente no paro de daros consejos y trucos para que lleguemos estupendas y estupendos a la operación biquini. Hemos hecho un repaso a muchas partes del cuerpo, desde el trasero hasta la barriga, pasando hasta por la lipoescultura…
Sin embargo, aún no os había hablado de algo que a mi personalmente me llama mucho la atención y que sé que a muchas mujeres les preocupa, especialmente a las que estamos en edad madura: los brazos.
Yo los llamo “brazos alados” e imagino que ya no necesitarás muchas más explicaciones para saber de lo que te hablo. Pero, por si acaso, me refiero a esos brazos de los que cuelga como si fuera una terrible condenal vital una buena cantidad de piel o de grasa que hace que estén siempre ocultos debajo de mangas largas.
Las dietas no sirven de mucho. Sí te pueden dejar los brazos más delgados, pero si los tienes colgones, la cosa no tiene fácil solución a menos que te machaques durante mucho tiempo en el gimnasio. Y cuando digo mucho, me refiero a muchísimo.
Sin embargo, la cirugía plástica tiene soluciones para todo y, cómo no, para los brazos alados también la tiene. Se llama Braquiplastia o lifting de brazos y la lleva a cabo uno de mis cirujanos de referencia, el doctor Ángel Juárez, que tiene su consulta en la Clínica La Zarzuela de Madrid.
La intervención consiste en eliminar el exceso de piel y la grasa de la cara interna de los brazos mediante una cocatriz que queda camuflada por la posición habitual de los brazos. Cuando la cantidad que hay que quitar es pequeña, se puede hacer mediante una liposucción, es decir, con cánulas que luego solo dejarían una mínima señal en la piel.
La intervención dura aproximadamente dos horas y al paciente se le suministra anestesia general o local, según la envergadura de la intervención. Tras diseñar la incisión, se realiza una extirpación de la piel y grasa sobrantes realizando una sutura muy cuidadosa. Al día siguiente se retiran los drenajes y a los siete o diez días, los puntos de sutura. Luego, durante un mes, es necesario llevar una camiseta compresiva.
Si además de los brazos, crees que necesitas darle una “vueltecita” al resto de tu cuerpo, es decir, perder unos kilos para irte preparando para el verano, sabes que sigo recomendándote, como siempre, el Green Cofee líquido bajo en cafeína y los Drenafast de Biocol. Ambos son suplementos que puedes tomar por separado, aunque no está contraindicado tomarlos juntos, y que son fantásticos para la pérdida de peso. El Green Coffee líquido de Biocol evita que tu cuerpo produzca grasas y potencia el metabolismo de los hidratos de carbono por ingesta de cromo. También es drenante y depurativo. Pero, recuerda, no es un sustituto de la comida, si no un suplemento, igual que los drenantes Drenafast, de tres sabores diferentes: Original, Sport y Tropical.
Espero que todos estos consejos te sirvan. Recuerda no excederte mucho con la comida en Semana Santa porque el verano está ya detrás de la puerta.
Y si te decides a acabar con tus “brazos alados”, ya me contarás el resultado. Si te pones en manos del doctor Juárez te garantizo que este verano llevarás vestidos de tirantes con la misma naturalidad que si fueses una adolescente. Y, lo mejor: podrás decir adiós con el brazo levantado sin pegártelo más al cuerpo para que no se te mueva la piel.
¡Hasta el próximo post!