Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La fórmula de la felicidad

Capta grasastelecinco.es
Dicen que la felicidad es efímera, que son pequeños momentos en la vida en los que nos sentimos pletóricos , pero que es casi imposible sentirse feliz al 100% siempre.
Muchos nos preguntamos qué podemos hacer para ser más felices o cuál es el secreto de la felicidad, si es que existe algún secreto que se pueda poner en práctica para cambiar nuestras vidas y sentirnos más satisfechos y felices.
Pues yo os puedo decir que he encontrado una pequeña fórmula para ser más felices y lo mejor de todo es que es muy simple y está al alcance de todos.
¿Qué cosas nos dan felicidad?
Comenzar una relación de pareja, encontrar un trabajo que nos guste, viajar a un destino soñado, el dinero, la salud y… ¡Comer!
Siii, comer es uno de los placeres de la vida que nos proporciona grandes momentos de felicidad. Los mejores banquetes siempre están ligados a fiestas, reuniones familiares o de amigos, celebraciones…
Pero como todos los momentos de felicidad en la vida, no duran para siempre y éste se acaba en cuanto empezamos a ganar peso.
Ironías de la vida… lo que por un lado nos alegra por otro nos entristece.
Pero todo tiene solución y sí, hay un pequeño secreto para seguir siendo felices comiendo… ¡Los capta grasas!
Ahora podemos decir “Stop” a las calorías y a los hidratos de carbonos gracias a estos complementos alimenticios.
Los ingredientes activos de los capta grasas ayudan al control de peso mediante la reducción de la absorción de la cantidad de grasa ingerida en la comida y de los hidratos de carbono.
Todos estamos de acuerdo en que son los alimentos ricos en grasas los que nos proporcionan más felicidad a la hora de comer, pero desgraciadamente son los que más engordan.
Aunque las dietas hipocalóricas suelen ser útiles en el control de peso, la realidad es que no siempre se puede mantener la rigidez de una dieta dados los eventos sociales, reuniones familiares, de amigos, etc. que se presentan en la vida cotidiana. En este tipo de situaciones se suele realizar una ingesta elevada de calorías, especialmente de las procedentes de las grasas, lo que favorece el aumento de peso.
El español medio consume en torno a 120 gramos de grasa diarios. Cuando llega la hora de ponerse a dieta, siete de cada diez personas lo hacen al menos una vez al año, reducimos el consumo de grasa a la mitad de la mitad, unos 30 ó 40 gramos diarios.
Y a mí, que me encanta comer, no me han podido hacer más feliz que con estos complementos alimenticios milagro.
Resulta que puedo comer todo lo que quiera sin engordar y sin remordimientos de conciencia. ¡Es una maravilla!
Además el uso continuado nos hará perder y controlar, incluso a largo plazo, los kilos de más, lo cual nos garantiza un peso corporal mucho más estable.
Y estos son mis pequeños secretos que llevo siempre conmigo para conseguir la felicidad:
Medicamento

Formoline L112: Una fibra prodigiosa que capta la mayoría de las  grasas que ingerimos con la comida reduciendo su absorción intestinal. Tiene efecto saciante y mejora notablemente los niveles de colesterol y el ritmo cardiaco.
Y por si esto fuera poco, no interfiere con procesos metabólicos en el interior del organismo, por lo que puede ser utilizado, sin contratiempos, durante periodos de tiempo prolongados. ¡Y no hay efecto rebote!
Calory

Dieteffect Calory Blocker de Biocol: Sus ingredientes activos ayudan al control de peso mediante la reducción de la absorción de hidratos de carbono y de la cantidad de grasa ingerida en la dieta alimenticia. Contiene cromo que ayuda la normalización del metabolismo de los hidratos de carbono y mantiene los niveles de azúcar.
Su efecto bloqueador no tiene efectos secundarios ni alérgenos y pueden tomarlo personas alérgicas al marisco y sus derivados.
No me podéis negar que esta es la fórmula para conseguir la felicidad, aunque sólo sea por un instante.