Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bienvenida primavera

Esperanza Gracia primaveratelecinco.es
Ya estamos sintiendo un adelanto de esta estación que debería acabar con los rigores del invierno para ir dejando paso a esa suave y dulce temperatura que nos hace sentirnos diferentes. Venimos de un periodo de aletargamiento, con la llegada de la primavera este tiempo de hibernación llega a su fin y nos sentimos más predispuestos para vivir en plenitud... Con este talante he paseado por El Retiro, donde ya comienzan a florecer las plantas, los árboles… y la naturaleza va despertando y manifestando todo su esplendor… Siempre me quedo unos instantes contemplando el monumento al Ángel Caído. ¡Cuánto misterio y enseñanza transmite esa estatua! Cuando nos creemos más que nadie, cuando nos endiosamos, el cielo se aleja de la tierra… ¡Cuántos recuerdos brotan en primavera y cuántos miedos e inseguridades afloran también! Creo recordar que hubo una época en que la llamaban “la maldita primavera”, algo a lo que yo no solo me negaba sino que además me enfadaba mucho con quien así la llamaba.
La primavera pasada estaba en Japón. Allí adoran esta estación, van a ver emocionados el sakura (la floración de los cerezos) y dan gracias por sentirse liberados de los rigores del invierno y por la llegada de nuevas esperanzas.  Creo que no he visto nada más bello, la devoción de los japoneses, la de todos los que tenemos sensibilidad, y esa explosión de colorido que emana de los árboles, que cubren el suelo con sus hojas… Tuve el presentimiento de que el haber pasado allí esa estación me daría suerte. Y así ha sido. Claro, que conmigo la diosa fortuna lo tiene fácil… o difícil, según se mire. Siempre pido salud porque teniéndola yo ya me busco la vida. Y es que  cuando la salud te da la espalda tienes que ir tras ella como un caballo desbocado, sin guía ni camino, sin ceder en el intento de recuperarla.
Esta primavera los signos de fuego son los afortunados del Cosmos. Venus transitará por Aries, potenciando e intensificando su poder de seducción. Y Leo y Sagitario se beneficiarán de los buenos aspectos de este dulce planeta. Si esta primavera queréis vivir algo espectacular, estos signos os pueden deleitar con sutiles y sensuales momentos de placer, amor, ilusión…
¡Feliz semana!