Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Arturo y yo hemos olvidado el daño que nos hemos hecho mutuamente, sin pensar en el qué dirán"

Ha sido una semana muy intensa para mi y ya estaba deseando poder pillar un teclado para contaros todas mis novedades.
Desde la última vez que os escribí he pasado por Málaga, Cádiz, Sevilla, Badajoz, Zaragoza y Madrid, todo esto en menos de una semana así que estoy agotadísima.
En Málaga para estar en casita con la familia, a Algeciras fui para acompañar a Orlando y Eneko en su terracita de verano, en Badajoz estuve de bolo así que paré un día en Sevilla con unos amigos. A Zaragoza he ido con Iván para acompañarle a una intervención en televisión (teníais razón Fina y Liberty) y finalmente de vuelta a Madrid para centrarme un poquito y poder sentarme tranquilamente a explicaros todas vuestras curiosidades.
En uno de estos viajes, en la estación de Sevilla concretamente, me encontré con una cámara de ‘El programa de Ana Rosa’ que me preguntó por mi estado de ánimo y por la situación en la que se encuentra mi relación con Arturo.

Esta semana ha habido un vídeo que ha sido récord de visitas por Internet el famoso beso de Iker Casillas a Sara Carbonero después de tanta polémica cuestionando la profesionalidad de ambos, especialmente la de ella, a la que no se puede criticar nada, puesto que su seriedad a pie de campo ha sido impecable.
Son 2 personas que han dejado a un lado las críticas, las habladurías y las envidias para hacer lo que les da la gana con todo el derecho del mundo.
Ese beso ha sido el culmen más bonito que podía clausurar el mundial de fútbol más esperado por los españoles.
¡Hubiese sido bonito un final de película como este en GH pero no pudo ser!
Evidentemente entre Arturo y yo no hay ninguna relación que nos una. Ni beso, ni nada que se le parezca. Pero de alguna manera hemos intentado olvidar el daño que nos hemos hecho mutuamente y toda la parafernalia que nos ha rodeado, sin pensar en el “qué dirán”. Hemos descolgado el teléfono para demostrarnos mutuamente que no somos rencorosos y al menos dejar de volver la cara cuando nos encontremos en algún sitio, nada más , no tiene más importancia que esa.
Con respecto a las críticas de Gonzalo en el Blog de Kiko, me parecen constructivas, es cierto que me expulsaron de la Casa de GH, todos lo sabemos y no me avergüenzo de mí misma por ello. Ya di todas las explicaciones posibles habidas y por haber en su día y no voy a volverlo a hacer.
Me sorprende que hable así de su amiga Tatiana, aunque como ya escribí aquí, lo comparto, como dicen en mi tierra “el querer no quita el conocimiento…”