Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El tomate somos todos

310.jpg
Sí, normalmente vivo centrado en la web, pegado a mi pantalla brujuleando por el ciberespacio. Es verdad, no sigo las aventuras de los famosos, pero en días como hoy no puedo mantenerme ajeno a la realidad social. Levanto la vista y el alma para decir adiós al Tomate en mi nombre y en el de tantos internautas que se han puesto en contacto con nosotros.
“Me acabo de enterar y no he querido dejar pasar la ocasión de manifestar mi más enérgica protesta por la despedida de ‘Aquí hay tomate’. Es un programa que nos animaba mucho las sobremesas y que nos hacía ver el resto del día con una sonrisa. Un programa dinámico, con humor ácido y que ponía las cosas en su sitio a muchos ‘pseudofamosos’ que quieren vivir del cuento en este país de pandereta. Quede constancia mi enfado y pena. Pienso reducir el número de horas que veía Telecinco como castigo hasta que no reaccionen”. Escrito por Horacio en nuestro correo.
Enérgico Horacio, haces gala de tu nombre. Yo sólo puedo decirte que, personalmente, voy a unirme a la llamada del programa: MAÑANA, A LAS 16.00 HORAS, POR EL TOMATE, UN MINUTO DE SILENCIO TELEVISIVO. ¡PÁSALO! Internautas globales, apagad vuestras teles a las 16.00. Apagad también la de vuestros vecinos, las de los bares, las de la oficinas, las de los autobuses, las de las redacciones, apagad todas las pantallas y uníos a la primera sentada televisiva de la historia de España.
“Tengo el corazón hecho una pasa, por lo del Tomate. No es posible que alguien se deje influenciar por alguna u otra cosa que pueda tener tanto peso como para quitar dicho programa. (…) Estoy enferma y Carmen y Jorge Javier alegraban mis tardes con su simpatía. Por favor, no nos dejen sin ellos. Hagan otro programa a la misma hora con los dos”. Escrito por María Ester en nuestro correo.
Desde que se anunció he visto varias veces a Jorge y a Carmen por el pasillo. Están tristes, están tocados. Pero están contentos, sorprendidos, impactados. El cariño de la gente está siendo el mejor regalo para ellos. Vivir cinco años en la brecha desgasta. Les ha tocado recibir críticas públicas mientras su público sólo podía responder eligiendo su programa, pero sin hacer más ruido que el del share. Ahora tenéis cara, voz y palabras. Y, de verdad, que les gusta recibirlas. Desde telecinco.es les hacemos llegar cada comentario y en la redacción son recibidas como la brisa más suave en esta tormenta.
“Vuestro concepto de ver las cosas sobrepasa a las gafas de siete aumentos, no es el contenido sino la forma lo que os hace diferentes. Habéis creado una generación tomatera. Si yo misma os imito, imito vuestros videos... Casi se ha convertido en una fiebre, ya sabemos de que hablamos cuando oímos eso de ‘ojipláticos’, y esta generación ha querido ser un reportero más del tomate, por mucho que la Pantoja nos agrediera y que Parada nos criticara. Esto era una ilusión, la nueva movida”. Así se expresan Marta y Gus en una hermosa carta enviada a telecinco.es para el Tomate.
Pues sí, guste o no, existe ya una generación tomatera. Nosotros sabemos lo que es ‘llamar al tomate’, ‘ser tomatero’, ‘tomar tomate’ y sobre todo, sabemos tomarnos la realidad de otra manera. Hemos aprendido cómo darle una vuelta a todo. Lo aprendimos al lado de los famosos, pero nos servirá ya para todo. Se termina el programa y en vez de compadecernos le damos la noticia de su vida a Isabel Pantoja. ¿Qué haría un ‘tomatero’ de ley ante la adversidad cotidiana? ¿ante un despido, un lamento amoroso o una carta de Hacienda? Pues darle una vuelta con ironía y sonreír. No se trata de la risa fácil sino de una nueva escuela, la de la sonrisa oscura. Y a mí me encanta.
“Por favor no quiten el tomate de la televisión. Por favor no lo quitéis, haced caso ala audiencia. No lo quitéis. Es el programa favorito de las tardes que va a hacer de las tardes sin el tomate. Por favor tened en cuenta este email”. Enviado por Viviana a nuestro email.
Por supuesto que hacemos caso a este email. ¡Qué puedo decirte, Viviana! Que te sumes a la manifestación de este viernes. Será a las 15.30 horas a las puertas de Telecinco, en apoyo del programa. Habrá cámaras y será la mejor despedida para el programa.
“Se acaba el Tomate… Qué pena. Me encantaba todos los días después del parte lo veía y ahora no sé qué voy a hacer. Espero que pongáis un programa parecido y con Carmen y Jorge. ¿Por qué se acaba el tomate?” Escrito por Silvia García en nuestro correo.
Qué puedo decirte Silvia. Me considero una persona muy moderna y de mi tiempo pero en situaciones como ésta sólo puedo recurrir a los refranes de mi abuela. “Todo cambio es para mejor”, me dice la sabiduría octogenaria cada vez que yo me quejo o me atemorizo por perder lo que ahora tengo. Confiemos en su experiencia y crucemos los dedos.
“Sólo agradecerles que hayan eliminado ese programa tan denigrante, tan poco profesional y tan lleno de basura espectacular llamado ‘Aquí hay Tomate". Gracias por quitarlo. Les rogaría que no hicieran televisión, ni audiencia a base de nada semejante a esa bajeza televisiva”. Enviado por Blanca a nuestro correo.
Blanca, el programa es un programa polémico y a veces también conflictivo. De hecho yo esperaba recibir muchos mensajes como el tuyo ante la noticia y, sin embargo, sois una minúscula minoría. Tiene sentido. Se debe a que hay más gente que lo veía que espectadores que preferían otras opciones. Sólo quiero sugerirte que leas los comentarios de otros internautas para que sepas lo que les parecía a ellos. ¿Crees que es audiencia basura? No, es sólo gente con sentido del humor que se ríe de cosas distintas que tú.
“Desde los presentadores/as hasta reporteros/as, incluso aquellos/as que no son tan buenos/as, nos han hecho pasar unas tardes de sobremesa inolvidables. Siempre he optado por esta cadena por considerarla que era independiente y le importaba un comino lo que los demás opinaran y siempre habéis sido pioneros en la mayoría de vuestros contenidos. Me considero admiradora de Carmen Alcayde y desapruebo esta decisión. Escrito por Laura Bandera en nuestro correo.
Laura, yo también soy fan de Carmen y quiero recomendarte que le rindas tu tributo personal en Yo, Estrella, una propuesta de telecinco.es que contó desde el principio con la complicidad de la presentadora. Yo he estado con ella cara a cara y te puedo decir que fuera de foco es simpática, directa, divertida y que habla con todo el mundo. Es natural y se implica en cualquier locura que le pidas. Estoy seguro de que queda Carmen para mucho rato.