Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Analizando a los concursantes, uno a uno

Antes de nada, me gustaría comentar mi paso por 'La Noria', el pasado sábado, junto a Jordi y Mercedes. Hacía mucho tiempo que no me sentía tan arropado, tan protegido, y es que Mercedes es mucha Mercedes, ella sí que es otra historia.
Recuerdo que la noche del viernes pensaba que me había precipitado al aceptar subirme a la Noria, pero a media noche hablé con Mercedes y me quitó todos los miedos que durante estos meses había acumulado en mi interior.
Nunca había hablado con ella durante tanto tiempo, sin reproches, sin tener una palabra más alta que la otra, y lo único que le pedí es que sólo habláramos de Gran Hermano, que tenía miedo, porque -los chatines que me conocéis bien sabéis- me horroriza hablar de mi vida privada, para bien o para mal, y ella me tranquilizó.
Ya en Telecinco, los nervios volvieron a salir, pero en cuanto llegó ella junto con Jordi, estuvieron toda la noche conmigo. Mercedes encendió su ordenador y empezó a enseñarme todos los mensajes de apoyo que vosotros, boler@s, gatunos y chatines, mandábais cada día para apoyarme.
Eso y la energía que tiene esta mujer, que no sé de dónde la saca, pero es pura vida, me dio la fuerza necesaria para sentarme como tantas veces delante de vosotros, para reírnos, pasarlo bien y comentar nuestro reality favorito que es Gran Hermano.
Muchos sois los que me habéis recriminado el porqué no cuento cómo estoy luchando para así poder ayudar a otras personas. Mercedes lo dijo muy claro, todavía no estoy preparado para hablar de mi estado de salud. Tengo tiempo, y lo haré cuando me sienta con fuerzas…
Y ahora vamos al lío, nunca mejor dicho, porque menuda empanada tenía anoche viendo el estreno de Gran Hermano, ¡¡había mas gente que en la M-30 en hora punta!!
Los diez primeros minutos de la gala fueron preciosos, con Ismael dentro de la casa, una casa que habían reconstruido y que era idéntica a la primera edición. Me recordaba al comienzo de la película 'Titanic' cuando aparecen mezcladas imágenes del barco antes y después del hundimiento.
Con esas inolvidables voces “quién me pone la pierna encima” o “ jo-de-té” sobre unas paredes y muebles que habían sufrido el deterioro de ocho años y nueve ediciones del concurso.
Yo reconocí enseguida a Ismael Beiro, disfrazado de Paco Morales, quizás por ser, como dice Jordi, Granhermanólogo, y sabía que le iban a reconocer en el minuto uno, el picha es inconfundible, por mucho maquillaje y postizos que lleve.
Sobre los concursantes, ahí va mi primera impresión: me encantan, como diría Piero (Gh9) pedazo de casting este año. Os saco algunos parecidos razonables:
Mirentxu: a sus 69 años es una mezcla de Bea “la marquesa”, Ana Obregón y Lidya Lozano, que se repite más que el ajo, pero va a dar mucho juego dentro de la casa. Ya era hora de que entrase una abuelilla en Gran Hermano.
Almudena: me parece un ser entrañable, no por su estatura, que también, sino por su comportamiento dentro de la casa. Esta chica me recuerda a la señora bajita de Poltergeist, que tenía una mala hostia... Ya veremos cómo es la de Almudena.
Ana Toro y Germán: son un caso aparte. Creo que iban al casting de Circus (misma productora) pero debieron de llegar tarde y se metieron en el de Gh. Me horroriza que alguien se crea gracioso y se ría de sus propias gracias, con casi 40 tacos que tienen cada uno. Como dice el refranero español: más vale caer en gracia, que ser gracioso. Uno de estos dos se va a la calle el martes, si :no al tiempo.
Carlos y Gema: matrimonio de 28 y 27 años con ¡¡¡¡10 años de relación!!!! Alguien en este blog me puede indicar dónde se compra eso. ¿Hay algo más bonito, que tan jóvenes ya hayan encontrado a su media naranja? Eso sí, son sosos para aburrir, quizás porque están solos en la casa. No me quiero ni imaginar cuando tengan que disimular que no están juntos y algún guaperas de los que ha entrado, tipo Orlando o Iván, ¡¡¡entren a la chica de Carlos!!!
Javier Palomares: aquí viene el lío, y espero que Mercedes no me riña por este comentario. Pero vamos a ver, desde luego el chico es muy, muy afeminado. Sobre si es gay o no, yo no me lo creo, me refiero a que tenga novia y se vayan a casar, salvo que sea un matrimonio de conveniencia, que también podría ser y no lo habrían explicado en el vídeo de presentación.
Hay otra teoría que me comentaba un chatín anoche, que sea gay y todavía no lo sepa, pero lo que tengo claro es que el chaval tiene unos “cuyons” que no le caben en el pantalón, porque sabe la repercusión que tiene este programa y lo que le van a llamar cuando salga de aquí. ¡Enhorabuena valiente!
Iván y Loli: los dos, abandonados por sus respectivas parejas días antes de llegar al altar. Creo que estamos ante la primera pareja de Gran Hermano X. No lo digo por la casualidad que les une en el reality, sino por la complicidad conque ayer, sobre las 02:30h, se tenían. Estuvieron charlando largo y tendido durante bastante tiempo y acordaos, estos si hacen ¡¡edredonig!!, por cierto Loli es clavadita a Sonia Arenas Gh4
Jie li: esta china de 23 años, comenta en su vídeo de presentación que “en España mucha gente piensa que los chinos comen perros”. Deben de estar muy contentos -y vacíos- los restaurantes chinos de toda España. Y lo de que le dan “miedo los hombres españoles porque tienen mucho pelo”…, le voy a presentar cuando salga a un ejemplar único -Jacinto Gh3-. A ver cómo se le queda el cuerpo. Por cierto, ¿os disteis cuenta, boler@s, gatunos y chatines que Germán no le dejaba ni a sol ni a sombra?
Gisela: modelo de 22 añitos que le gustaría ser presentadora de televisión. Espero que no sea una más de los afectados de Gran Hermano, que cuando salen no les dan acceso ni a una prueba ni a un casting sólo por pisar la famosa casa de Guadalix de la Sierra. Esta chica me recuerda bastante a Ainhoa Gh5. Esperemos que más suave en sus formas.
Carlos, Julio, Eva, Raquel y Orlando: de momento ni fu ni fa. Es pronto para sacar conclusiones, pero son los que más se han aprendido el papel de no salir demasiado en la foto para no correr riesgos innecesarios. Y es que cuanto más llamas la atención dentro de la casa, más posibilidades hay de que te manden a la tuya propia. Más aún, cuando hay una expulsión tan cercana: ¡¡Mañana mismo!!