¡El gran descuido de Aída Nízar!

1

Nota aclaratoria: Quiero pedir perdón por publicar ayer dos posts de Toño Sanchís... Realmente he visto con mis propios ojos, mientras trabajaba en Sálvame, cómo este individuo cada vez que sale en pantalla las audiencias se desplomaban a una velocidad de vértigo... La gente no conecta con él. En Gran Hermano VIP fue un verdadero fracaso en cuanto al share, quizás motivo por el que no esté dentro, aparte de la decisión de la gran audiencia. E n el programa de AR, donde colabora cada vez que asiste, el audiómetro tiembla como el Polígrafo de mi querida Conchita cuando alguien intenta vender verdad por mentira. Y, ahora, quería experimentar con la prensa escrita. En particular con mi blog, con el que llevo trabajando 8 años y, gracias a vosotros, es el blog más leído de este país. 

Pues bien, como en la televisión, vosotros habéis conseguido que con vuestro desinterés hacia los artículos de Toño, después de varios meses liderando el puesto número uno de Lo Más Leído en  Telecinco.es, el artículo de Toño ocupa el puesto 58 de noticias de interés. 
La decisión es clara… No volveré jamás a nombraros a este personaje que os aburre hasta la saciedad y que no os aporta absolutamente nada informativamente hablando.

Querido Toño Sanchís, esto es un adiós, no un hasta pronto... Esta será la última vez que bailemos juntos... Esta será nuestra última canción, por lo menos en este blog que merece seguir en los primeros puestos como lleva haciendo desde hace muchos años...

Como te iba diciendo, querido Toño Sanchís, tu batalla judicial depende de lo que diga un juez... Tu audiencia en los medios ya ha dictado sentencia...DEP Toño Sanchís! Descanse en Paz su figura televisiva. Tus enemigos te recuerdan.

Como seguro que te recordará Aída Nízar, quien anoche se convertía en la última expulsada de Gran Hermano VIP y, tras terminar la gala, posaba alegremente junto a este personaje que apuntaba a Aída con el dedo con una sonrisa sardónica en su cara. Pero, si seguimos la dirección de su dedo, nos encontramos con el gran descuido de Aída. ¡Y es que el escote de la nueva expulsada de GhVIP le jugó una mala pasada mientras posaba en la instantánea dejando al descubierto gran parte de su pecho!

2

Aída puede ser muchas cosas menos santa pero era un mal necesario en esa casa. Es ilógico negar que posee un carácter difícil, un comportamiento especial y que puede resultar insufrible en muchas ocasiones, pero la Aída que hemos conocido en GhVIP poco tiene que ver con la que guardábamos en nuestra memoria con su paso por los platós de televisión.

Aída ha sido insultada, amenazada, escupida, empujada, golpeada y provocada de manera brutal. Y, aun así, el cartelito de `mala malísima´ ha sido puesto en su espalda mientras se aplaudía el chonismo desorbitado y los arrebatos dignos de quinquis de los que Elettra y Alysson han hecho gala. Por no hablar del ridículo unicornio que se ha pasado media vida dando consejitos que luego ha sido incapaz de aplicarse él mismo. Un personaje absurdo e hipócrita donde los haya.

Aún no consigo entender cómo Aída ha podido mantener ese control de la situación sin entrar en las provocaciones y hacer aquello que estaban pidiendo a gritos. La antigua Aída a quien yo parodiaba como `Aída Kízar´ no habría dudado en entrar al trapo sin importarle las consecuencias, pero la nueva Aída ha sabido contar hasta mil y aguantar como una jabata que niñatas que han creado en la mala educación un nuevo nivel se acercaran a dos centímetros de su cara.

Pero todo esfuerzo fue en vano. Hiciera lo que hiciera o dijera lo que dijera, Aída estaba condenada sin opción a un juicio justo. Cuando, si Aída hubiera querido ser mala… Si Aída hubiera querido ir a hacer daño… Más de uno todavía se encontraría llorando contra una esquina meciéndose de manera incesante.

Por ejemplo, hace pocos días tenía lugar en la casa un amago de discusión de lo más surrealista. Aída comentaba a Daniela Blume que la recordaba por haber bailado en Crónicas Marcianas mientras ella era colaboradora habitual del programa y, curiosamente, la rubia se daba por ofendida.

Aída, cargada de una paciencia que desconocía que tuviera, intentaba explicar mil veces a Blume que la imagen que guarda de ella era bailando en el programa y que recuerda que su sección se grababa antes de que ella llegara a plató, razón por la que nunca coincidieron. Pero Daniela seguía erre que erre en su empeño de negar las palabras de Aída. Palabras que se tomó como una seria ofensa imposible de entender.

3

Y es que, según Daniela Blume, ella hacía mucho más que bailar. Y sí, nadie te lo discute…

Nízar volvía a intentar explicarse, que aunque Daniela interpretara escenas de películas ella de lo que se acuerda es de haberla visto bailando. Pero para Blume esto seguía siendo un insulto, ya que ella no bailaba, ella utilizaba su cuerpo para interpretar. ¡De traca!

Absurda hasta decir basta y llena de sin razones. En vez de sentirse halagada por ser recordada por sus bailes, Daniela Blume intenta dar una vuelta de tuerca para venderse como lo que no es. Porque, en realidad, Daniela tiene razón. No es justo que ella sea recordada por Aída por haber bailado en Crónicas. Lo justo es recordar a Chiqui Martí, una profesional del baile que, lógicamente, nunca se daría por ofendida porque alguien recordara y reconociera su trabajo.

Aída no es ningún corderito desvalido pero, lo que es evidente, es que si Aída hubiera querido atacar a Daniela Blume, no habría tenido ningún problema en hacerlo. Es más, lo hubiera tenido muy fácil.

Si Aída hubiese querido hacer daño a Daniela, puede que en vez de elogiar sus bailes en Crónicas hubiera preguntado por sus fotos más sonadas de Internet. Y no me refiero a aquellas fotos sensuales que Blume compartía en sus redes sociales. No, me refiero a esas sonadas fotografías en las que Daniela posaba en posiciones sexuales. O en las que posaba sin ropa interior y con el pecho al descubierto. O a esos primeros planos de sus labios mostrando su piercing. Y su cara no era precisamente lo que aparecía en el plano…

4

Fotografías que Daniela protagonizó para la famosa `Sala Bagdad´ donde estuvo trabajando. No hay nada malo en ello, pero si Aída hubiera querido hacer pupa, seguro que esa parte de su curriculum habría sido cien mil veces más efectivo.

O, tal vez, haber preguntado a Blume por su debut en el cine. Por ese cortometraje llamado `Que glande es el cine´ cuya escena más conocida es protagonizada por Daniela y un actor con enanismo. Quien quiera saciar su curiosidad no tiene más que buscarlo en la red, aunque a buen entendedor…

Con todo esto, únicamente quiero mostraros lo fácil que hubiera sido para Aída ir a la yugular de la abraza-árboles zen. Sencillo no, lo siguiente. Y, aun así, Aída no ha caído en la tentación. Aunque, después de todo lo que ha recibido a cambio, puede que hayan despertado a la bestia… ¡Entonces, sí que podrían quejarse con razón! Qué ganas de repesca…

 

Para cualquier información de interés sobre los temas que tratamos, podéis dirigiros a mi correo:  info@kikohdez.com o visitar  mi página web 


Déjanos tu opinión

Kiko Hernández

Kiko Hernández nos acerca a los personajes más famosos de la tele, a los que se mueven en el mundo del 'cuore' y a aquellos que se han dado a conocer en los múltiples realitys. Consigue exclusivas y las comparte contigo.

Calendario

Prev Febrero 2017 Next
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28

Ver todos

Publicidad