Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kiko es veneno

Así se titula el nuevo capítulo que estrena TELECINCO.ES de su exitosa serie de Internet Sexo en Chueca y que el domingo podremos disfrutar en FDF y más tarde a través del móvil. En este capítulo, 1x08, yo me interpreto a mí mismo, hago de Kiko Hernández, y os puedo adelantar que en apenas cinco minutos se lía la de dios en el céntrico barrio madrileño de Chueca.
Sexo en Chueca es una sitcom multiformato ambientada en un loft y dividida en webisodios de cinco minutos. El loft es el escenario principal, pero también se graba en exteriores. Cada martes se estrena un capítulo en telecinco.es, estreno a partir del cual se emite en otros formatos como TDT (en el canal FDF) y móviles. El tono de la miniserie es lúdico, cómico y realista, mostrando un amplio abanico de personajes y sus diferencias de adaptación a un hecho circunstancial, pero nada cotidiano: vivir en el centro de Chueca. La comicidad reside en el contraste del protagonista con el resto del reparto.
El protagonista es un joven ejecutivo, Pablo, un heterosexual convencido que, acostumbrado a los coches caros, los trajes a medida y las cenas de empresa, se verá obligado a empezar de cero en un piso que ha heredado en Chueca. Se acaba de quedar en el paro y, con la crisis, no le queda más remedio que mudarse y buscar compañeros para ahorrar gastos. Pablo elegirá a tres chicas como compañeras de piso y, durante la convivencia, descubrirá que no son como él esperaba. Sin quererlo, habrá convertido su casa en un 'pequeño Chueca'.
El resto de los compañeros de piso, las tres chicas, son: Carmen, una universitaria que recurre al tupper sex para costearse los estudios; Lucía, una estilista bisexual perfectamente integrada en el barrio; y Ana, una relaciones públicas treintañera y promiscua que se siente muy sola. Pablo cree que no pinta nada en este ecosistema en equilibrio, y su mentalidad conservadora dará lugar a todo tipo de malentendidos y situaciones disparatadas. Son polos opuestos, él ha tenido una vida ordenada, con novia estable y todo tipo de comodidades, pero sus nuevas compañeras y su forma desinhibida de ver la vida le abrirán los ojos a Pablo.
No tengo ni que deciros que me ha encantado participar en esta serie, no sólo por lo que me he reído mientras se rodaba, si no por haber trabajado con actores que dan la talla, como Christian Jacobs, que interpreta el papel de Pablo, o Carmen Alcaide, que interpreta a Asun y a la que felicito desde estas líneas por su futuro alumbramiento.
Si quereís ver el capítulo de mi debut PINCHA AQUÍ.
También os dejo en primicia algunas de las fotografías del rodaje, así como el principio del guión, que se cambió en alguna ocasión, gracias al cual me veo envuelto en una trama del protagonista para conseguir dinero fácil y rápido vendiendo unas fotografías que verían la luz pública en el programa Sálvame y que demostrarían que soy gay... Y, como diría Mayra Gómez Kemp, hasta aquí puedo leer, más material en //www.telecinco.es/sexoenchueca/
Ha sido una experiencia nueva, divertida y con un resultado en principio satisfactorio, dado que no tengo ni idea de interpretación, y que además os puedo decir que se volverá a repetir muy pronto, aunque los que verdaderamente tenéis que valorarlo sois vosotros a través de vuestros comentarios.
Hoy más que nunca estaré atento a cada uno de vuestros escritos, confesores, como así lo hice ayer con el tema de Fabián. De nuevo pude contactar con sus padres y me recalcaron su agradecimiento por el trato, respeto y cariño con el que tratamos el tema de Fabi. Como siempre, los confesores que participasteis activamente a lo largo de todo el día a través de vuestros comentarios en el blog habéis estado a la altura, y respecto a todos los mensajes para apoyar y ayudar a esta familia y a la asociación de AFISA que me habéis trasladado al correo se os informará de cómo podéis poneros en contacto y el nombre de la persona responsable.
Una vez más... ¡¡¡Todos somos Fabi!!!