Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

HOY, EXCLUSIVA: una parte del plató de Gran Hermano es prescindible

Pero antes, damos la bienvenida a una sección que nos hizo más sabios, más fuertes y más guapos durante la primera etapa de este blog y vuelve hoy con fuerza y un asunto de altura intelectual: 
Regresa la cursiva y con ella el rincón cultural del Pasillero para recomendar una página donde salpicarse de conocimientos e incluso de nuevos amigos: la web oficial de Efrén Reyero. ¿Y quién demonios es Efrén Reyero? Es el tronista de Mujeres y hombres y viceversa. En su web, aparte de sus fotografías como modelo y futbolista, podemos descubrir que su actor favorito es Will Smith, que musicalmente goza con El Barrio y el house y que, para la lectura, es seguidor de la nueva chick lit, con obras como Postdata: te quiero, de Cecelia Ahern y El manuscrito carmesí, de Antonio Gala. En su blog tiene comentarios encantadores como este, que denota que sus fans son fans de verdad que no pueden dejar de temblar ni siquiera mientras teclean: HoLa eFreN SoY UnA SeGuIdIrA TuYa dEl pRoGrAmA....bUeNo dEciYTr qUe eReS Un cAbAlLeRoOoOo dE LoS PiEs a lA CaBeZa y yA CoN eSo sObRa tOdO. uN BeSiToOooOoOo gUaPoOoOoOooo. ¿Cuando voy a empezar a recibir yo comentarios con un trabajo tan importante de alternancia entre Bloq Mayúscula activada/Bloq Mayúscula desactivada? AHÍ es donde se mide la admiración, por si queréis saberlo.
Y ahora ya sí.
El plató de Gran Hermano sigue creciendo, pero creciendo tanto que se ha comido completamente al plató de La Noria. Pero, oh, ¿cómo es esto? ¿Se van a cargar el magnífico magazine que ha iluminado nuestras vistas con la que es ya la mujer del año, Violeta Santander? Pues no. Resulta que es verdad que las gradas de los espectadores y el escenario central del plató de Gran Hermano se ciernen sobre el plató de La Noria al igual que el anonimato se abalanzó sobre la carrera de Rocío Madrid, pero hete aquí que, por arte de birlibirloque, alquien tuvo la magnífica idea de que esas gradas... ¡tuviesen ruedas! De ese modo, cada sábado habrá que montar y desmontar casi un cuarto de plató de Gran Hermano para poner las mesitas, sillitas y mesa de debate en La Noria. ¡En Telecinco se trabaja que ni que fueran mineros! Para que luego lo llamen telebasura.
No olvidemos además que, al disponer de ruedas una parte de las gradas, Mercedes Milá podría darle un leve empujoncito con un tacón cada vez que en esa parte del plató estén sentados seres tan especiales como Dani Rubio o Javi de GH8 y observar cómo se alejan rodando hasta que sus voces sean solamente unos ecos perdidos en la lejanía de las carreteras de Fuencarral, mientras la tranquilidad vuelve al plató.
Y una vez finalizada esta edición de Gran Hermano se podrían hacer las siguientes cosas con esas gradas abandonadas de la mano de Dios:
1. Organizar una carrera de gradas de Gran Hermano
2. Instalar un pequeño motor y un volante para que pudiese venir todos los días a Telecinco montado en una grada de Gran Hermano
3. Ya que tiene ruedas, llevarme esas gradas a mi casa un día que nadie mire para sorprender a mis invitados cuando vengan a tomar el café, dándoles turnos para hablar e ignorando a los que estén sentados arriba de todo, como es menester.
4. Subastar ese trozo de gradas eBay, seguro que El gato encerrado me da un millón de euros por él.
5. Mercedes Milá podría investigar sobre su pasado: el ensamblado de las maderas, el origen de las mismas (¿serían conseguidas con todas las de la ley o tal vez salieron de bosques tropicales protegidos?), la toxicidad del barniz... y hacer así un vibrante Diario de... un trozo de grada.
6. O mucho mejor y productivo: esperar a la próxima Noche en Blanco madrileña, soltar el trozo de grada en medio de la Gran Vía, decorarla con veinte bolsas de basura con pescado podrido y maloliente y explicar a los viandantes que es una instalación artística de Mark Jenkins. La fábula del traje nuevo del emperador funcionaría aquí: si cobro un euro por cada uno que desee subir a oler el pescado podrido, tendría suficiente para vivir como un marajá durante años.  
El resto de titulares del día, aquí reunidos (aunque es sólo uno): dos muchachos llevaban unos veinte kilos de uvas en un carro hacia los interiores de Telecinco hace cosa de dos horas. ¿Pondrán a Paqui Peña en directo desde el plató de Está Pasando a hacer vino? ¿Le ordenarán luego introducirlo en unas botellas unidas a un sistema de cables que, de producirse el más mínimo derrame, harían explotar las instalaciones de Telecinco? Habrá que estar atentos a la cadena amiga durante toda la tarde. Mejor extenderé esta orden a toda la noche y también durante el resto de nuestras vidas, sin parpadear. Sinceramente, si se os llegase a pasar por la cabeza cambiar de canal, considerad las alternativas. ¿Qué demonios ibais a ver?