Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hoy, un acercamiento al mundo del arte

El pasillo principal del Edficio C de Telecinco es muchísimo mejor, dónde va a parar, que la Tate Gallery, que el Prado, que el Louvre y que el Museo Reina Sofía (donde además hay horripilantes fantasmas que hacen que los ascensores suban y bajen solos). Es el espacio donde lucen las fotografías de todas las estrellas de la cadena, un lugar de ensueño donde el pictorialismo, el nuevo realismo e incluso algo de estructuralismo y abstracción se dan la mano. Puros momentos mágicos capturados en el tiempo que hacen que los cuadros de Hopper parezcan escupitajos de pintura.
Vosotros no podéis verlas. Y si me dedicase a hacer fotos una a una, los de seguridad me volverían a detener. Así que os explicaré con vívido detalle todo lo que os perdéis, en orden desde la salida del comedor. Podréis contar a amigos y familiares cómo es este pasillo con la misma fidelidad que si viviérais aquí (como es mi caso, que vivo aquí).
1. Karlos Arguiñano posa con un gorro de cocinero y una remesa de frutas entre las que destaca una sandía cortada en forma de corona, con un fondo de isla tropical. Podría ser una captura de pantalla de su programa. Es lo que los expertos llaman fotografía documental.
2. El presentador del difunto El Buscador, el que sustituyó a Emilio Pineda cuando este se hizo pareja de Lucía Riaño, y cuyo nombre no recuerdo, posa muy sonriente sobre una silla que, paradójicamente, es una de las de Está Pasando. Puro surrealismo.
3. Antonio Lobato posa -adivinen- frente a un coche de fórmula 1. Sonríe y muy probablemente estuviese pensando, en ese instante, en Fernando Alonso.
4. Antonio Molero, Antonio Resines y Jesús Bonilla, los dicharacheros y muy cañís protagonistas de esa corrosiva deconstrucción de la burguesía española llamada Los Serrano, se lo pasan bomba mientras tocan la guitarra. ¡Ah, que no son guitarras! ¡Son tres jamones serranos! Ja, ja, ja.
5. En la siguiente instantánea nos encontramos a los presentadores del cancelado Caiga Quien Caiga, o sea, Fuentes -actualmente en los mejores anuncios de aire eco acondicionado-, uno cuyo nombre no recuerdo y el otro que le guiñaba el ojo a Penélope en Volver y que luego hizo de malote en Sin tetas no hay paraíso. Todos ellos van volando en la supermosca que era la mascota del programa. Por el cielo y todo. Yupi.
6. Jesús Vázquez mira a la cámara sonriente y mordaz, con una sudadera. Sin camiseta, aunque supongo que ese ya era un hecho que dabais por supuesto.
7. Un cartel de CSI NY y luego otro de CSI Las Vegas. Son los únicos extranjeros que decoran el pasillo. Aunque Óscar Martínez siempre ha parecido escandinavo.
8. Los protagonistas de Camera Café posan metidos en un vaso de café. Cuando las cosas son obvias y sencillas nos gustan más. Si el programa se llamase Camera Petunia podrían salir dentro de una gran maceta, pero no es el caso. Las pretensiones artísticas las dejamos para Dutifrí.
9. Carmen Alcayde y Jorge Javier Vázquez posan frente a un tomate. Justamente frente a esta instantánea suele haber muchos ramos de rosas y trabajadores de la cadena llorando amargamente. Una vez hasta se desmayó una señora de la limpieza de puritita pena.
10. Lucía Riaño y Emilio Pineda, presentadores de Está Pasando posan hermosos, sonrientes y felices. ¡Como son ellos!
11. Aquí llega el primer manchón negro en este recorrido lleno de  belleza y verdad: así, de la nada, surge un tablón de anuncios de avisos sindicales. El color y la alegría que imperaban en el paseo hasta este momento se ven golpeados por conceptos tan aburridos como derechos del trabajador, huelga, manifestación, producción externa, privatización y blablabla. Anda que no sería mucho mejor quitar este tablón tan feo e inútil y poner, por ejemplo, una buena foto de Angelino. Consejo para el visitante: pasa directamente del cartel de Lucía y Emilio a la manguera de incendios. No mires atrás.
12. Pues eso, una hermosa, larguísima y poderosa manguera, por si un día arde Telecinco. ¿Qué sería de España entonces? Yo no quiero ni pensarlo : (
13. Lo siguiente tampoco es una fotografía, es un extintor. Telecinco se ha puesto las pilas en todo lo relacionado con las medidas de seguridad desde que desapareció de la redacción el pequeño Mumú.
14. Bea, de Yo soy Bea, mira en un espejo sus bonitos brackets y pone cara de bizca. Desde luego no es uno de nuestros mejores cuadros, pero es mejor que cualquier cosa de Modigliani.
14. Ahora llega la imagen más poderosa de todo el recorrido y una que invita a rezar y pedir deseos. Es la de la imagen de mi entrada de hoy: las tres musas de esta cadena, Mercedes Milá, Ana Rosa Quintana y Emma García, una detrás de otra. Creo que no hay nada que decir sobre ella. Sobran las palabras.
Hay más hermosas fotografías, pero esas llegarán en una segunda entrega de nuestra sección semanal dedicada al maravilloso mundo del arte. Ahora os dejo. Debo irme a Operación Triunfo.