Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¡Hoy es miércoles pero como si fuera jueves! Al menos, en Madrid.

Pues mirad, el lunes salí de los dominios de estos pasillos para irme a otros a entrevistar a dos estrellas de cine.
Belén Rueda y Eduardo Noriega protagonizan una película que se llama El mal ajeno y seguramente os sonará ya porque aparece en todas las cortinillas de Telecinco y es muy probable que también en las cortinas de vuestro salón, dado el despliegue publicitacio. Cuando yo haga mi película (que contará las aventuras de un jovencito que consigue un oficio como pasillero en una televisión polaca y no tiene nada de autobiográfica) querré que la produzca alguien que pone tanto mimo y cuidadito en ello como Telecinco Cinema y no lo haga, por ejemplo, alguna otra que parece más bien un negocio de charcutería.  
Allí estaba yo esperando para entrevistar a Belén y Eduardo y al director de la película y también estaban compañeros de otros medios como Sálvame y El programa de Ana Rosa. Me pregunté hasta que punto le chincharía a alguien que se pronunciado tan en contra de cierta televisión como Eduardo Noriega responder a las preguntas de Sálvame.
Los puertas de las habitaciones del Vinci Gran Vía tienen unos espejos con superficie irregular en el que, según te mires, puedes parecer uno de los Caraconos.
En ello estaba yo, imaginándome cómo sería mi vida con un cogote enorme y por lo tanto llevando una vida de persona inteligentísima y superdotada, cuando me di cuenta de que una de las chicas presentes tenía una duda mucho más profunda y terrible que la mía. Se acercó a una compañera y le susurró en tono trágico:
-Tengo que preguntarte algo sobre cine español.
El director de la película se llama Oskar Santos y me entraron un poquito de ganas de besarle los pies cuando ante una pregunta relacionada con el guión de la película respondió: "yo no soy guionista, no sé escribir". Que alguien diga eso en España, un país en el que hasta hace poco tiempo si el director de la película no era también su guionista reventaba de la ira, es un hermoso paso adelante. A lo mejor si a partir de ahora empezamos a mandar a cada uno a su departamento nos empezarán a salir películas mucho más cucas.
Esto o esto otro, por ejemplo, son obra de alguien que pensó que podía escribir y dirigir a la vez.
Y hoy había en Telecinco otra estrella todavía más rutilante que las anteriormente mencionadas: María Teresa Campos. No sé qué hacía María Teresa Campos aquí un miércoles, pero dado que salía de maquillaje está claro que no pasaba a saludar. Según un chivatazo de un importantísimo insider resulta que las caras conocidas de la cadena van a grabar un spot para eso llamado El poder de la gente.
No puedo hacer ningún chiste sobre El poder de la gente dado que una vez hice uno sobre 12 meses, 12 causas y casi me cortan la cabeza.
Por el pasillo, volviendo de comer, oí que una voz atronadora decía:
-¿¿¿ESE MARICÓN???
Y era Kiko Matamoros que hablaba a voz en grito por el móvil. Dado que estamos en Telecinco podría haberse limitado a chillar "¿¿¿Ese???", que a efectos prácticos es lo mismo.
Después, en una conversación de comedor, me enteré de que algunos compañeros no habían visto mucho la tele antes de entrar en Telecinco y que entre los pocos personajes que conocían anteriormente estaban Belén Esteban y Rafa Mora. Me acordé derepente de una de las citas más sensatas que se han hecho sobre la tele. Lo dijo Stephen King:
Harlan Ellison dijo que la televisión deteriora. Deteriora las historias, deteriora a aquellos que las crean y finalmente acaba por deteriorar a aquellos que las ven; la leche de esta teta en particular está envenenada. Es una tesis con la que estoy completamente de acuerdo, pero permítame que ponga dos circunstancias de manifiesto.
Harlan tiene televisión. Una de las grandes.
Yo también tengo tele, y es más grande aún que la de Harlan. Es, de hecho, una Panasonic CinemaVision y domina uina de las esquinas de mi salón.
Mea culpa, vale.
Harlan Ellison es uno de los guionistas de televisión más prolíficos de la televisión americana y también escritor de ciencia ficción. La última vez que los medios hablaron de él fue porque le tocó una teta a una actriz en pleno escenario durante una entrega de premios.
Ay, lo acabo de leer y estoy un poco a por uvas con todo lo que dices… Solo se me queda lo del final… No ha sido un feliz fin de semana… ay, si supieras el horror por el que he pasado… Hubiera preferido ser torturado con todas esas imágenes del “Dacing with the stars”. Me voy a sobar, que lo necesito… (compi)
Compi, creo que deberías comentarnos tus cuitas para que entre todos te ayudemos a resolver tus problemas. El blog del Pasillero no es sólo un servicio informativo sino un punto de encuentro para almas atormentadas. A mí me encanta ayudar a la gente, esta mañana sin ir más lejos le indiqué a una señora en la calle dónde estaba la dirección que buscaba.
El término “sordomudo” es tan antiguo y políticamente incorrecto como el de “minusválido”. Explicación: son simplemente sordos; no son mudos porque estos son los que no pueden hablar, y los sordos sí pueden; el problema es que no saben hablar porque para aprender a hacerlo es imprescindible poder oir.
Pero vamos, que sé que te vas a pasar la corrección por el forrete. (JAVIRUIZ)
Javiruiz, dices que me encanta pasarme la corrección por el forrete como si tuviese yo entre mis prioridades en la vida ser incorrecto con los sordos. Pues nada más lejos de la realidad, agradezco tu corrección y a partir de ahora no usaré ese término. Qué gusto da aprender de mis lectores.
El libro “YO SOY FELÍZ, YO SOY RICO” de Andrew Corentt, es una profunda enseñanza sobre cómo lograr riqueza y felicidad en todas las áreas de nuestra vida, fabuloso libro, sinceramente es una absoluta ganga porque la información que ahí está disponible no tiene precio. (Excelente libro que cambiará su vida)
Querido señor Corentt, he visitado su página (el diseño es precioso) y he encontrado esto que me ha cautivado:
Esto es lo que le sucederá con solo leerlo la primera vez:
Cambiara su visión de si mismo
Mejorará su autoestima
Comenzará a pensar seriamente en ser millonario
Se desarrollará en usted un deseo de hacer aquello que ama
Cambiara su visión del mundo del mundo para siempre
Se volverá feliz
Amará a sus semejantes y ellos lo amarán a usted
Su sensación de poder será increíblemente potenciada
Las culpas desaparecerán.
Saco como conclusión que quien lea su libro se convierte, y nunca digo tacos en este blog, en un pedazo de hijo de puta. Ese es un espíritu que no buscamos en este blog. Yo insto a todos mis lectores a que mejor lean esto otro.