Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hoy una serie de smileys nos devuelven la magia de los años 90

Hoy había una rueda de prensa para presentar la nueva serie adolescente de Telecinco para el verano que se supone que tendrá un impacto social y cultural tan grandote como Al salir de clase en su día. Se llama Segunda oportunidad y a su favor debemos decir que tiene en su reparto a Carmen Morales, actriz de inmenso talento y que encarnó a María, una de las mejores frienemies (aminemiga, en castellano) que ha dado la ficción nacional, en Al-Sa. Y claro, ya me las prometía yo muy felices comiendo pulguitas y admirando a la hija de la difunta Rocío Dúrcal, y entonces me dicen:
-La rueda de prensa es un poco lejos, Pasillero.
-¿Lejos? -pregunté-. ¿Lejos como en Alcalá de Henares?
-Lejos como en Palma de Mallorca.
Argh. Resulta que la serie se rueda allí, ¡en una isla!?¿?! Y han tenido la fantástica idea de celebrar allí la rueda de prensa. Y claro, me dijeron amablemente que "JJAJJAJJAJAJAJAJJAJJAJJJJAAAJJAJA PASILLERO" cuando sugerí que sería conveniente comprarme un billete de avión y reservar una habitación de hotel.
Así que me trago este día de sol en esta zona de naves industriales olvidada de la mano de Dios, donde la solaba cae tan a plomo sobre el suelo que las personas humanas paracemos el queso fundido de un sandwich mixto formado por la atomósfera y el asfalto. De tanto que me daba el sol pensé que deliraba cuando vi a Nacho Abad pasar ante mí con una mochila negra que tenía dibujada una cara sonriente. Algo así:
Pero no era una visión, era real. Porque claro, uno se espera de una mochila del presentador de Rojo y Negro, siempre portador de noticias que causan el horror y el terror a todo aquel que las escucha, que tenga una cara más parecida a esta:
O incluso a esta:
Para refugiarme del calor mientras estaba buscando botellitas de agua por los platós, que actualmente se han convertido en caldo al no estar en ninguna nevera, me metí en el plató que en su día albergó al llorado El ventilador. Resulta que yo esperaba encontrarme allí el decorado de De buena ley, pero no: sigue allí, impertérrito ante el paso del tiempo, el decorado de Cuéntaselo a Gemma. Cuéntaselo a Gemma es el pOgrama de testimonios que nunca llegó a ser, pero digo yo que si el decorado sigue ahí, con la celeridad que se gastan aquí para quitar del medio a los decorados que ya no pintan nada, será por algo, así que a lo mejor un día el programa llega a ser y por fin la gente puede contarle cosas a Gemma.
Para aquel entonces, y tras tanto anuncio, habrá semejante cola de gente para contarle cosas a Gemma que la pobre tendrá que instalar una línea 24 horas y buscarse un buen proveedor de café.
Si por mi fuese haría un talk show mucho mejor, Insulta a Pepi. En tiempos de crisis y falta de identidad este programa serviría para que el pueblo llano fuese a la televisión a poner a caer de un burro a la presentadora en directo. Tras mofas, befas e insultos de lo más humillantes, el claro ganador sería el que consiguiese hacer llorar a Pepi que, obviamente, tendría que ser una mujer preparada y dura de roer. Ya iré preparando mi proyecto de Insulta a Pepi para presentárselo un día a Vasile. Por ahora tengo su logo y todo:
En el comedor estaba Esther Aranda, la segunda mejor concursante de la última edición de Operación Triunfo tras Virginia y compañera de estudio de grabación de Patty, la primera expulsada de esta edición y que le hizo los coros. Allí estaba ella tan cuquita comiendo pollo asado. Vamos, digo yo que sería pollo asado, porque los días que hay pollo es de tontos coger otra cosa.
Y eso es todo. Ahora he de irme y hasta el lunes no me volveréis a ver por aquí porque resulta que mañana me pondré enfermísimo hasta el domingo. Puedo sentirlo, hago coj coj y tengo ganas de vomitar. ¿Fiebre porcina? Ya era lo que faltaba :( Hasta mi regreso, con esta página deberíais tener más que suficiente para entreteneros y alegraros la vista una barbaridad.