Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Razón número 1 para que Pilar Rubio nos caiga bien: "¿Quién es Rafa Mora?"

Dicen que un rayo nunca cae dos veces en el mismo sitio, pero existe desde hace días una excepción: el servidor que aloja los blogs de telecinco.es. O el pobre tiene más conductibilidad que una central nuclear o el clima le tiene manía, pero de tanto estropearse debe de andar frito. En fin, esto es lo que os iba a contar ayer:
Hoy Ayer Mercedes Milá se comía un sandwich en la puerta de Telecinco cuando llegaba yo con cara de lunes, y estábamos allí departiendo de nuestras cosas -como que si yo me he cambiado el peinado, que en realidad no es así, sino que simplemente la gente piensa que yo tengo el peinado de la foto de arriba a la derecha, que fue tomada exactamente en marzo de 2008, cuando en realidad el tiempo pasa para todos y creo incluso que he engordado- y en eso llegó Marta Fernández y le espetó:
-Tú te quedarás tan contenta, ¿pero qué voy a hacer yo a partir del miércoles?
¡Qué gran dignificación para Gran Hermano! Que Marta Fernández (periodista aguerrida, joven y hermosa, que -como ya os conté- usa el transporte público para no contaminar cuando seguramente podría tener un coche de producción que la recoja todos los días en la puerta de su casa) vea Gran Hermano hace que todos los demás parezcamos un poco menos malos a ojos de los críticos e intelectuales. Y no sólo que lo vea, sino que no sepa qué hacer a partir del miércoles sin él. ¡Viva! En el fondo, si hablamos de intelectualidad, un tipo sentado durante una hora en Gran Hermano refleja exactamente del mismo modo la alienación y la soledad del ser humano que uno que tarda diez minutos en llegar de un árbol a otro un plano secuencia de una película de Abbas Kiarostami. Pero ahí ya entraríamos en otra discusión y me han dicho mis jefas que divague menos y describa más los pasillos, y he de aplicarme en ello.
En la redacción dos personas volvieron a preguntarme si me había cambiado el peinado y llegué a la conclusión de que es posible que me lo haya cambiado y no me haya dado cuenta. Esto pasa a menudo cuando te lavas el pelo e intentas hacerte el que llevabas antes, con el pelo sucio. Los resultados siempre son entre un horror y una desgracia.
Cosas capilares aparte, aquí estaba todo el mundo muy contento hoy ayer porque ha venido Pilar Rubio. Mis jefas se las arreglaron para que yo me colase en una reunión en la que trataban con ella algunos asuntos, presentándome como "el espía de la web". Claramente esa es una manera de pillar desprevenido a alguien que no se le hubiera ocurrido ni a los mejores agentes del KGB. "Señores de la CIA, les presento al Pasilleristikova, un simpático espía del KGB que va a tomar las notas de todo lo que decidan en esta reunión". Claramente a Pilar Rubio no le importó, porque lo que se debatía en la reunión era lo siguiente:
1. Va a tener un blog en telecinco.es (lo que la hace ya miembro del selecto 20% de la población española que tiene uno aquí también)
2. Va a tener una aparición especial en Becarios.
Y con toda probabilidad esas dos cosas no serán claves en una guerra mundial (a menos que La Sexta decida lo contrario), pero si mi papel de espía en la cadena comienza a tomar siempre estos derroteros de previsibilidad perderá la gracia y pareceré el espía imbécil al que le tienen que sentar con libreta y boli para que se entere de algo.
(Y eso que incluso con libreta y boli me era difícil, porque unos 45º a la derecha de Pilar Rubio se alzaba un monitor donde Karlos Arguiñano cocinaba un pollo asado con una pinta de morirse y eran ya las dos y pico de la tarde.)
-Podemos grabar el martes, el jueves o el viernes -le dijo alguien respecto a Becarios-. Puede que el viernes te venga mal, no queremos putearte el fin de semana.
-No, si el fin de semana ya lo tengo puteado.
Si los presentadores pudieran decir tacos en directo me caerían mucho mejor. Ganan en humanidad y pierden en encorsetamiento. Pilar Rubio también contó que tiene una cita para participar en Pasapalabra, así que ya podéis esperar todos un huracán ELLA previo al comienzo de Mira quien baila. Por si alguien no se había dado cuenta de que ahora está aquí. Y por último ocurrió algo que hará que me caiga bien de por vida. Estaba explicando ella, por unas razones o por otras, que no coge el teléfono cuando no conoce el número de quien llama y le dijo mi compañero Willy, actor de Becarios:
-A Rafa Mora le pasa lo mismo.
Y respondió ella:
-¿Quién es Rafa Mora?
Antes de despedirme por hoy, un poco de mi pomposa teoría sociológica. El otro día a altas horas de la noche surgió una conversación en un bar sobre Gran Hermano y Gerardo. De forma atropellada intenté explicar una teoría genial sobre lo positivo y maravilloso de la existencia de personajes como Gerardo en los medios de comunicación pero, como me pasa siempre, me encontré con que mientras yo intentaba hilar mis palabras la gente ya había empezado a hablar de otra cosa y nadie me escuchaba. Hoy busqué en casa la cita de Stephen King que yo intentaba parafrasear entonces y era esta:
“La monstruosidad nos fascina porque hace salir al republicano conservador vestido con el traje de tres piezas que todos llevamos dentro. Necesitamos y nos encanta ese concepto porque es una reafirmación del orden que todos ansiamos como seres humanos.”
Supongo que no hay mucho más que explicar. Viendo a Gerardo el jueves en la gala y ayer en el debate me preguntaba cómo es posible que exista un ser así, al que todo le salga tan mal. Gerardo es el Rompetechos de una nueva generación. Ha intentado ser cantante pero no sabe cantar, ha intentado escribir un libro pero no sabe hacer la O con un canuto, ha intentado ser presentador pero no sabe conjugar un verbo, ha intentado ser apoderado de un torero que le ha dicho ahí te pudras y ha intentado ser un conquistador pero toda España está riéndose de cómo besa y de las frases hechas que suelta a su amada a dos metros de su suegra. Cada vez que abre la boca estropea la escena. La gente que conozco está de acuerdo en que nunca antes había dado Gran Hermano un personaje tan objetivamente detestable como Gerardo, y con los antecedentes que hemos tenido que soportar, tiene mérito el chaval. Pensando todas estas cosas llegué a la conclusión de lo digna que es mi vida, lo apacible de mi existencia, en que puedo salir a la calle (la mayoría de las veces) sin tener que agachar la cabeza y en que soy un tipo, en resumen, bastante listo. Y luego pensé, claro: GRACIAS. A Gerardo y a la tele en general. Semejante pensamiento positivo a golpe de lunes no tiene precio. Para todo lo demás...
Mas que el pasillero deberias llamarte el PASIGILIPOLLAS!!!!!!! (ivanchu)
Debes reconocer que no te has esforzado nada con eso de "pasigilipollas". Otros lo hacen mucho mejor buscándome motes. Tampoco te has lucido con tu "ivanchu".
Lo de karmele y eurovision ha sido todo un montaje para desacreditar a television española,porque ninguna cadena privada consigue la audiencia que tiene rtva.Salvame es un programa que a pesar de la audencia que tiene,no vale un duro,nos engañan con noticias que luego no dan,exclusivas que no ponen etc….Lo unico que hacen es comer gratis,que con el sueldo que ganan me parece vergonzoso.Un dia dijeron que iban a llevar lo que les trajeran a un banco de alimentos,pero como siempre no lo han hecho.Seguro que son capazes de gastarse una pasta en lo chorrada esa de el contra-festival,y no dar un euro para haiti. (mayo2305)
RTVE ya no cuenta, puede emitir una reposición de un informativo de 1995 que seguirá siendo líder. Eso de no tener publicidad es bastante exótico. De todos modos pasa una cosa interesante con este tipo de desgracias. Obviamente uno se vuelve mucho más solidario que de costumbre y empieza a ver el dinero con otros ojos. Pero la gente también empieza a creerse con el absurdo derecho de decidir qué deben hacer los demás con el suyo y juzgarlos así de alegremente. No sé si en Sálvame han dado o no un duro para Haití, pero eso es cosa de cada cual. Como si quieren empapelar una pared con billetes. No sé qué hacéis perdiendo el tiempo criticando a alguien en un blog cuando podríais estar donando dinero, el vuestro.
Que azco de Karmele tanto teatro esta montando en SALVAME DE LUXE esta noche.
Es una verguenza su manifiesto. España y los españoles estamos hasta el coño de payasos y impresentables sin escrupulos ni principios que no representen encima por toda EUROPA.
Que le encierren en un manicomio junto con Belen esteban y Kiko, no nos da ninguna pena sus lagrimas de cocodrilo.
Mas pena nos da el terremoto de HAÍTI, y tantas desgracias. (Daniela75)
Que Karmele sea una payada y una impresentable presentándose a Eurovisión no entro a valorarlo, pero me gustaría dejar aquí por escrito la letra que presenta Toñi Salazar, la misma que el otro día le dijo a Karmele que su canción era un cagarro en Sálvame Deluxe:
España es la caña, la luz y el color
Que viva la fiesta, que viva el amor
Ven al calor de la tierra que nos vio nacer
Magia y color, sentimientos al amanecer
Ven al ritmo de la noche
Ven a la puesta de Sol
Mi tierra te va enamorando
Su pasión te va embrujando
Y está esperando por ti
España es la caña, la luz y el color
Que viva la fiesta, que viva el amor
España es la caña, es pura pasión,
España es mi vida, te robará el corazón
Deberían hacerla ministra de exteriores a la muchacha. Y esto se puede aplicar a cualquiera que esté en el top 10, que deja claro que no sólo es que no sepamos hablar (ni pronunciar) el inglés, tampoco el castellano. ¡Y qué pesados con Haití, por cierto!