Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Me acerco a otro canal / Michael Jackson come pinchitos en el comedor

Amigo(¿s?) del Pasillero,
resulta que iba ayer tan enfrascado en la lectura de la Biblia cuando venía en metro para acá que me equivoqué de camino y fui a dar aquí:
No, era broma. Lo de que fui a dar aquí es verdad, pero se debió a asuntos profesionales que no tienen que ver con el Pasillero (no me han llamado de la cadena para que sea su Pasillero, aunque si me ofrecen un buen sueldo estoy dispuesto a irme allí a terminar con continuar mi carrera). En cualquier caso me permitieron darme un paseíto por allí. Y si pensáis que me voy a poner a hacer un alegato contra eso que llaman "la cadena triste" pues estáis muy equivocados. Mis días de corporativismo atroz han terminado. Sólo voy a dar una serie de hechos objetivos y muy útiles para todos aquellos que estén leyendo esto y preguntándose dónde quieren hacer carrera, si en una cadena o en la otra:
TELECINCO: Se llega desde el centro en media horita, tras coger el cercanías y luego esperar cinco minutos por un autobús.
ANTENA 3: Se llega desde el centro en tres días y dos noches, buscando un autobús en el intercambiador de plaza de Castilla que te pasea por toda la periferia hasta escupirte en un descampado. Al menos puedes hacer noche en algún hostal de San Sebastián de los Reyes.
TELECINCO: Aquí el agua es Fuensanta.
ANTENA 3: Allí es agua es Bezoya. Por eso está Susanna Griso tan joven y lozana (bueno, por eso y por el Actimel).
TELECINCO: Aquí en las ruedas de prensa ponen, entre otras cosas, deliciosos surtidos de ibéricos y sushi.
ANTENA 3: Allí pusieron medias lunas con tortilla en el medio, rollitos de primavera y patatas fritas. Fue toda una estupenda fiesta infantil. Ah, y también queso. Y luego había trocitos de pan y picos. ¿Pero para qué demonios estaban los trocitos de pan y los picos si no había embutido para poner en el medio? La pregunta no me deja dormir desde ayer.
EVA AL DESNUDO: "Abróchense los cinturones. Va a ser una noche movidita".
SHOWGIRLS: "¿Sabes cómo se llama ese molesto trozo de carne que rodea al chocho? Una mujer".
ANTENA 3: Allí la sala de prensa es más grande y señorial. Pero el naranja como referencia cromática es una abominación.
TELECINCO: Aquí los chicos y chicas de prensa son mucho más simpáticos, guapos y elegantes.
Me ha contado un pajarito que el día del desencuentro de Marujita Díaz con Amor el público se encontró a la primera en su taxi, ya lista para volver a su iglú casa y se acercaron a la ventana a llamarla desgraciada. Es muy bonito que el público se rebele contra las injusticias. Si Marujita tiene planeado algún viaje a la playa a Canarias mejor que lo cancele, porque con lo sentidos que son seguro que empiezan a tirarle plátanos y botes de mojo picón.
Hoy en el comedor estaba Michael Jackson. Como era una cosa un poco rara, dado que está muerto, llegué a la conclusión de que tenía que ser Latoya, que venía a pedir trabajo como presentadora de algún call show. Luego llegamos a la conclusión de que no era ni uno ni otro, sino alguna tronista o pretendienta. Y resulta que un rato después aparece un doble de MJ haciendo un numerito en Sálvame. Ahhhh, pues eso era. El doble de Michael Jackson no eligió el mejor día para ir al comedor, dado que hoy había unos pinchos morunos duros como piedras que hizo que de dos a cuatro cientos de personas corrieran el peligro de clavarse un palo de madera en el ojo. Como si los Jackson no hubiesen pasado ya por suficientes desgracias.
Esta semana santa me envían al retiro de pasilleros, donde como algunos ya sabéis los pasilleros de distintas partes del mundo reivindicamos mejores condiciones laborales, competimos en carreras de sacos y hacemos pulseras y collares con abalorios que regalamos a nuestros jefes a la vuelta. El año pasado se montó un lío tremendo porque la pasillera de Cuatro y el pasillero de TVE echaron un polvo en el cuarto de los ordenadores. Menos mal que yo estaba durmiendo, en fin.
A lo mejor os cuento algo desde allí, si es que nadie está haciendo el amor sobre los teclados.
Que tengáis unas vacaciones felices. Y recordad siempre esto: si os encontráis a Ainhoa y Nico en un callejón por la noche CORRED, CORRED, CORRED y no miréis atrás.