Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Está pasando de todo

Hola
Qué buen día elegí para curarme de mi gripe, queridos lectores. Si hace unos días ocurría tan poca cosa en
Telecinco que tuve que escribir diez líneas a partir de la visión de un ataúd de cartón piedra que me encontré en el antiguo plató de Angelino, hoy la cosa ha cambiado y los edificios de la gigantesca corporación de entretenimiento, felicidad y estilo de vida en la que trabajo vuelve a ser todo un ir y venir de caras conocidas, tacones de extensiones que rozan el peligro, vaqueros con mucha predería a la altura del culo, base de maquillaje suficiente para un segundo agujero de ozono y laca como para matar ahogada a toda una familia de pequeñas y encantadoras iguanas de las selvas húmedas de Brasil.  
Aún con algunos coletazos de la gripe consisten
tes en ocasional tos y sorprendentes e inesperados estornudos, salí de casa vestido con gorro de lana, botas altas, ropa interior larga de felpa y un gran poncho tipo alfombra mexicana para evitar volver a coger frío. ¡Qué dura sería una recaída ahora que llega la divertida época de piscinitas municipales! El chófer que todas las mañanas viene a recogerme desde Telecinco se negó firmemente a llevarme, reacio a creer (cito sus palabras textuales) que "ese amasijo textil en forma de cebolla podrida es el pasillero". No conseguí que entrase en razón y finalmente sólo pude llegar a mi lugar de trabajo colgándome en los bajos del coche, truco que aprendí de Robert De Niro en El cabo del miedo.
En Telecinco pasaban un montón de cosas:

1. Se estaba grabando Pasapalabra con Mabel Lozano y Consuelo Berlanga como invitadas. ¡Qué alegría ver a Consuelo Berlanga! Consuelo era una de mis ídolas catódicas de la infancia y sufrí mucho cuando surgió aquel rumor según el cual se alejaba de la profesión por una extraña alergia al maquillaje. Consuelo pertenece a esa escuela de televisión que mezclaba la artificialidad más absoluta con la cercanía más entrañable y en la que no cabía un ápice de maldad o ironía. Ahora todos los profesionales de esa época disfrutan de una segunda juventud en el simpático centro de retiro de las estrellas de los 90. Ella, que conste, está muy por encima de todo eso y decidió irse a la radio en el año 2004.
2. Se estaba grabando Mujeres y Hombres y Viceversa. Sobre esto, por ahora, no puedo contar mucho. Sólo diré que muy probablemente a partir del lunes que viene Operación triunfo pasará a ser nuestro tercer programa favorito y El juego de tu vida el segundo.
3. Y Tania S., esa gran presencia escénica de la última edición de Operación Triunfo, visitaba Está Pasando. Pero desarrollemos este tema volviendo a la sangría original de este texto.

Ya estamos. Tania S. protagonizaba, como siempre, la clásica y esperada entrada en los pasillos de Telecinco en los que sale del camerino muy bien vestida y muy maquilladita y le dice a un reportero del programa lo nerviosa que está y tal y pascual. He aquí cuatro cosas que no sabíamos sobre Tania S. (sé que dije que volveríamos a la sangría de texto original pero no puedo evitar hacer estas cosas):

1. Tania S. parece más femenina y frágil en persona.
2. Parece también más joven.
3. Sabe andar con tacones. Lo de su actuación con Mimi a tambaleo limpio pudo ser producto de la casualidad.
4. Queda algo de la Tania S. que nos conquistó en OT: se ha puesto sujetador negro deportivo bajo una blusa blanca transparente.

En un momento dado, tras acabar de grabar una de sus entradas, Tania se cruza con Emma García. Su mirada se ilumina y la señala mientras chilla:
-¡¡¡ME ENCANTA ESTA MUJER!!! ¡¡¡ES MI ÍDOLA!!!
Emma, muy solícita, le lanza un beso y sonríe. No será la última vez que Tania se sorprenda ante la presencia de una celebridad a lo largo de la tarde. Por allí anda también todo el equipo de tertulianos de Está Pasando que entrevistarán a Tania esta tarde. José Manuel Parada, Bárbara Rey y Jesús de Manuel. A veces me da la sensación de que Jesús de Manuel me mira mal, aunque puede ser cosa de que ya voy sugestionado ante la idea de que el pobre pueda haber descubierto esas humillantes pintadas por mi culpa. Debería decirle:
-Jesús, yo estoy tan en contra como tú de que la gente estropee las puertas con cosas punzantes sólo para insultar impunemente.
Después Tania se mete en la Sala VIP. La sala VIP está recién arreglada y ha sido, sin duda, gracias a mí, pues en su día denuncié lo fea poco bonita que era. Durante unos minutos no hay ni rastro de Tania, hasta que su voz sale atronadora de la sala VIP y llega hasta el banquito en el que estoy sentado obaservando un punto fijo en la pared:
-¡¡¡ESTOY MÁS SECA QUE UNA ALPARGATA!!!
 Elena, la representante de Telegenia que acompaña siempre a los concursantes expulsados de OT a los programas y se encarga amablemente de que nadie se les acerque gestionar las entrevistas y grabaciones para los medios, sale y dice:
-Tania quiere un bocadillo de algo que no sea de queso.
Y entonces llega Christian, de Pasapalabra, que le cuenta que le ha encantado el libro de Risto y que contiene incluso un capítulo que hay que leer con un espejo o algo así (todos al corte inglés a hojearlo y comprobar si es cierto). Después le da saludos para Risto.
-¿Pero tú conoces a Risto? -pregunta una mujer de por allí a Elena.
-Pero si soy su manager -responde Elena.
-¡¡¡FLIPO!!! -suelta Tania, que ha salido y ha visto a Christian. El rubito, muy amable, le da dos besos.
Yo entonces veo que Jesús de Manuel se acerca de nuevo y, temeroso, me voy corriendo. Tania S. me ha parecido una chiquita muy simpática, amable y capaz de caminar con tacones. No seré yo quien vuelva a usar su fotografía en la web de OT para enlazar palabras feas.