Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Por qué sabemos que en Telecinco es navidad?

1. Porque en el plató de Pasapalabra han puesto lucecitas en la puerta por la que salen el presentador y los concursantes y un árbol de navidad muy nevado con regalos a su vera justo delante de la pantalla donde aparece el rosco.
2. Porque al mail de todos y cada uno de mis compañeros ha llegado el menú detallado de la cesta de navidad que regala Telecinco a cada uno de sus hermosos trabajadores. A mí ni me van a dar cesta de navidad ni nada, "por ser malo y feo", según afirmaron.
3. Enfermedades nuevas se registran en los trabajadores cada vez que salen de su edicio y caminan entre la gélida ventisca para llegar a otro. Como, por ejemplo, a la hora de comer o a la hora del cafecito.
4. Porque un 70% de los trabajadores de telecinco.es no tienen en su pantalla los controles de la web y herramientas varias de texto y edición fotográfica, sino las webs de Muji, IKEA, El Corte Inglés y lastminute.com. Regalar es bonito.
5. El índice de absentismo laboral ha subido bastante. Sabemos de buena tinta que los suicidios aumentan en esta época del año, pero los jefes suelen esperar 24 horas para llamar a los trabajadores por si resulta que simplemente se han quedado dormidos. ¡Qué susto les di yo ayer cuando no respondía porque tenía el móvil sin sonido! Me hacían ya en el fondo del Manzanares.
6. Muchas trabajadoras empiezan a traer turrón que han hecho en casa o deliciosa tarta de zanahoria. Ya sabemos que estas épocas empujan a la gente a cocinar mucho y comer más. Después, en enero, llegarán las lorzas y los lamentos. ¡Ahhh! Acabarán todos como Gisela.
7. Mirentxu llora mucho más de lo habitual en la casa de Gran Hermano. Se ha dado cuenta de que en estas entrañables fechas, en las que podría estar compartiendo turrón y polvorones con su familia, está en realidad metida dentro de un decorado ubicado en una nave industrial en Guadalix con un chico que no deja de enseñar el culo y una morena bajita con malas pulgas que no deja de decir asín.
8. Trabajadores de todos los edificios de Telecinco vienen a telecinco.es a grabar un christmas navideño interno para sus amigos trabajadores. ¿Podréis verlos algún día? Creo que no. ¿Podré verlos YO algún día? Pues creo que tampoco, porque me piden una contraseña para entrar en la Intranet. El asunto es que cuando digo trabajadores de todos los edificios de Telecinco vienen a telecinco.es, quiero decir muuuchos trabajadores, entre ellos trabajadores muy insignes y conocidos. "¿Y por qué no cuentas más, Pasillero?", pensará el lector. Pues porque no me dejan. ¿Y por qué no me dejan? Que me aspen si lo sé. Cuando dijeron lo de "tu espía en Telecinco" estaban un poco de bromita.