Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Déjà vu

portadatelecinco.es
En el mundo de la moda todo está inventado. Últimamente me pasa que ojeo las tendencias y siento como si todo lo hubiera vivido anteriormente,  siento un dèjá vu. Las nuevas texturas, formas o colores son tan sólo reinterpretaciones de las originales. Este verano veremos beisboleras, prendas de gimnasio chic, encajes, tejidos metalizados, transparencias, piezas étnicas, mucho volumen y sujetadores a secas… ¿Nuevas tendencias? Para nada…

LA BOMBER: en 1994, me encargué del diseño de los pequeños bailarines del programa infantil “Telebuten”, y en esa época, las mías, eran de polipiel. Esta temporada, se renuevan y llegan estampadas en sedas, cueros o algodones para Marni, Balmain, Ferragamo, o Dries Van Noten.

EL SUJETADOR: El sujetador sin más, como prenda de un outfit, lo hemos visto en los desfiles de Paco Rabanne, Michael Kors o Isabel Marant,… también lo fue en los estilismos de nuestras presentadoras, como María Abradelo, en 1993.

LOS VELADOS: no es difícil encontrar tejidos vaporosos como gasas y muselinas en las épocas estivales, prueba de ello son los vestidos de Valentino que Anne Igartiburu y María José Saez llevaban cuando presentaron la gala de Queridísimos de 1994.

LOS METALIZADOS: los brillos y metalizados iluminan las pasarelas de Gucci, Paco Rabanne o Fendi, también brillaron en el 2001 en este estilismo de Arancha del Sol.

MOSCHINO: sus originales, divertidos desfiles y excéntricos diseños, siguen siendo sello de identidad de la firma.  Muestra de ello es un broche con forma de cuchara que allá en los años 90 compré en Milán, que adornó la chaqueta de Mercedes Milá en GH14, y que se repite en las propuestas veraniegas de la marca italiana.

SASTRE: el sastre de Kay Rush para Nosolomúsica en el 2003 era de Dolce and Gabbana, un claro ejemplo de una prenda,  que jamás, pasa de moda.

TRIBAL Y LENCERO: son otras dos tendencias que pegarán fuerte esta temporada. Dolce and Gabbana apuesta por ellas, lo mismo que Remedios Cervantes y Raquel Rodríguez con los trajes que lucieron en Miss España 1994.

VOLUMEN: Alberta Ferreti y Alexander McQueen dan volumen a sus siluetas, lo mismo que Christian Dior en 1992, con este vestido brocado que lució Amparo Larrañaga.
Y tú… ¿Tienes algún…dèjá vu?
Recuerda que responderé a tus preguntas la última semana del mes.