Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Belén se enfrenta a 'Los Julis'

Belén vs Juliustelecinco.es
Puedo hacer dos cosas, o dedicar medio escrito de hoy a dilucidar si realmente Belén dijo que todos le están haciendo la pelota a Rosa o razonar si es lógico que Julius lo escuche y vaya de inmediato a contárselo a Rosa. En realidad, con su actitud está en cierta medida confirmando el supuesto comentario. Y, fuera dicho o no, es una sensación que yo también he tenido. Hay algún caso, como el de Rappel, que se explica porque se conocen desde hace casi 40 años. Pero no es el caso del resto, que no sé quién se creen que es Rosa Benito.

En realidad, no se hablaba de hacer la pelota sino de “chupar el culo”. Y sí, Belén lo dijo, justo después de que Lucía se refiriera a que “se chupan el culo unos a otros”. Personalizó en Rosa porque de ella estaba hablando. Cuando Julius, que había escuchado la conversación desde 'la playa', le pidió explicaciones a Belén por haber dicho eso de Rosa, esta aclaraba que la estaba poniendo de ejemplo. Un poco pillado por los pelos, aunque en cierto aspecto fue así. Rosa como ejemplo de una actitud que Lucía había atribuido a una parte del grupo, no solo a ella.

Son opiniones, y puedo estar tan de acuerdo con lo dicho por Lucía y Belén como con que algo de ofensivo tiene. Ahora bien, no entiendo que Julius vaya a reprender a nadie porque tenga esa opinión y la exprese hablando con una persona afín. Porque Julius no es precisamente una hermanita de la caridad. Tampoco alguien ejemplar que se pueda permitir sancionar nada a los demás. Si se trata de echar en cara comentarios ofensivos a otros concursantes, Julius sería uno de los más reprendidos. En el dormitorio de los pájaros, normalmente junto a Julián, y en ocasiones también con Laura, le hemos escuchado hacer unos trajes que ya quisieran Victorio y Lucchino.

Si no entiendo que Julius pueda pedir explicaciones a Belén porque piense y diga que a Rosa le están haciendo la pelota unos cuantos compañeros de encierro, mucho menos que se lo cuente a la propia Rosa, y lo haga advirtiéndola de un ataque enemigo. Julius viene a decirle que no se centre en Carlos, porque no es el único que se está posicionando en contra de ella. Lo dice por Lucía y Belén, que han osado decir lo que acabo de contar. Porque para el cocinero la opinión de estas dos concursantes sería ofensiva para Rosa, por lo visto. Pero, ¿es realmente así? Si unas personas le hacen la pelota de forma insistente a otra, ¿quién está quedando mal? Dicho de otro modo, y sin salirme del caso, si Belén opina que unos cuantos le hacen la pelota a Rosa, ¿está criticando a la colaboradora de ‘Sálvame’ o a esos cuantos?

Para Julius se trata de un ataque a Rosa, algo por lo que ella debe estar en alerta porque supone un peligro para ella. Es cierto que Belén estaba hablando de Rosa y de ahí vino todo. Pero la crítica no era a Rosa sino a sus aduladores. El problema es que Julius no quiere desaprovechar la ocasión de colgarse la medalla de advertir a Rosa. Y ¿por qué lo hace? Pues porque se apunta al grupo de aduladores. Está en su derecho de hacerlo, lo cual por otra parte explicaría que desviase la crítica a Rosa. Todo esto sucedió el viernes, durante la fiesta de cumpleaños de Liz. Y estuvo pendiente desde entonces hasta ayer, que volvió a estallar el caso “chupaculos”.
Belén vs Julián
Belén volvió a discutir con Julius por lo mismo. Con las discusiones debería hacerse como con los acusados de un juicio, que no pueden ser juzgados dos veces por el mismo delito. Pues bien, no se debería permitir discutir dos veces por lo mismo. Belén volvía a reprochar a Julius que hubiera “puesto la oreja” para escuchar lo que ella y Lucía comentaban, y que luego fuera con el cuento a Rosa. La primera defensa de Julius es que no puso la oreja sino que estaba donde estaba y lo escuchó. Puedo asegurar que el tono de voz de Lucía y Belén es bien bajo, por lo cual no es que Julius tuviera que prestar toda su atención y hacer un auténtico esfuerzo por escucharlas sino que no termino de entender cómo lo consiguió.

Lo segundo que alega Julius es que no dijo nombres. Es cierto que no mencionó a Lucía ni a Belén. Advirtió a Rosa del “ambiente”, curioso eufemismo. “Se empieza a maquinar contra ti. No quiero decir más porque tampoco lo tengo claro. Pero hay un aura… mal rollo general”, decía. Hombre, Julius, si no lo tienes claro mejor cállate, ¿no? El ambiente contra Rosa, sería el titular. Un titular ridículo donde los haya. Advertir de una supuesta maquinación contra una persona y no dar los nombres puede considerarse prudente y ser defendido como una buena actitud. Particularmente, creo que es un error porque está poniendo en el disparadero a todos los demás. A partir de ese momento, Rosa puede pasar del comentario o darle algo de importancia y empezar a dudar de quién no lo merece. Julius decide quedar él bien al advertir a Rosa, depositando la carga de la duda sobre todos los demás. Solo se salva una persona: él mismo.

Rosa cree que Julius le estaba hablando de Carlos, a lo que este le responde: “Y más”. En ese más entran todos menos él, como digo. Supongo que Rosa tiene una confianza importante en algunos compañeros. Ya mencioné antes el caso particular de Rappel, posiblemente también confíe en Raquel. Puede que en alguien más, pero el resto quedan todos en la duda. Una duda innecesaria, que Rosa no tendría ahora si Julius no le dice nada, o puestos a decir da los nombres. Aunque Rosa tampoco es tonta y me pareció que no le afectaba mucho saber lo que “el ambiente” opina. Si le hacen la pelota no es su problema.

Todo esto ha servido para que descubramos otra Belén. Una Belén mejor, luchadora y cañera, que no ha dudado en ponerse del lado de Lucía. En ese grupo está también Javier. Los tres tienen en común que se llevaban bien con Fran Little Nico, y cierta enemistad con Laura, aunque en el caso de Javier parece más bien de Laura hacia él y no al contrario. Les han unido las circunstancias, y son una minoría valiosa por muchas razones. Entre otras, porque de tener un líder sería Lucía, y esta concursante es una auténtica rara avis, especie en extinción como concursante de reality.

Lucía es sincera y no tiene freno. Con gran dignidad demuestra ser leal defendiendo a sus amigos. Desde el primer día la mayoría la tuvo poco en cuenta. Julius le niega un poco de queso en la pasta, aunque llena el suyo hasta arriba. Además, su respuesta es seca, desagradable y poco educada. Desde ese momento, no le ha vuelto a dirigir la palabra prácticamente, razón por la cual Lucía se cambió el viernes de sitio en la mesa del comedor. Ahora está en el sitio que fue de Fran. Un pequeño homenaje al primer expulsado, aunque no ha sido el único. Se quedó una de sus camisas y ahora se la ha puesto a una de las abejas bebé que están cuidando en la prueba semanal. Lucía aguantó como una señora el ataque sin sentido de Laura el jueves pasado tras la gala. Los argumentos contra ella son tan endebles como lo fueron contra Fran, solo que en este caso ni siquiera se pueden justificar por un prejuicio anterior al comienzo del concurso. No puedo entender lo que tienen en su contra, a no ser que se lo inventen.
Grupo de Lucía
Anoche algo de invento hubo por parte de alguno de los invitados al Debate. Diego Matamoros, por ejemplo, decía que Makoke y Lucía son “amigas íntimas”. Lo de añadir “íntimo” a la palabra “amigo” es una forma de enfatizar admisible si acaso siendo cierto. No lo es esta vez, por lo que se intenta utilizar la mentira en contra de Lucía. Ella misma ha contado en la casa que durante un tiempo que organizaba eventos casi siempre que llamaba a Makoke y a Kiko Matamoros acudían, por lo que tiene un buen recuerdo de ellos. De ahí a “íntimas” hay un trecho.

Volviendo a Belén, su discusión de ayer con Julius no fue la única de estos días. También se ha enfrentado a Julián, igualmente continuando una conversación de hace unos días. En este caso, creo que ha cerrado el tema, y supondrá un enfriamiento importante en la relación de amistad que había entre estos dos concursantes previa al concurso. Se conocen desde hace tres años. Según Belén, tres años en los que él intentó que se enrollasen, pero ella no quiso. Esto cuenta ahora que ha visto cómo Julián le ha dado la espalda. El viernes durante la animada fiesta, le contó que estaba dolida con su actitud. La explicación de Julián es, una vez más, que no le gustan sus amistades.

De forma que Belén está siendo castigada por Julián solo por haberse llevado bien con Fran y estar aliada con Lucía y Javier. Curioso concepto de la amistad, que queda supeditada a la relación del otro con terceras personas. No se puede decir que no se lo haya dejado claro. Ahora Belén sabe que 'Los Julis' son sus principales enemigos en el concurso. ¿Su pecado? Un comentario sin demasiada importancia sobre los que le hacen la pelota a una compañera y sus amistades peligrosas. Así se sustancian odios y alianzas en esa casa. Aunque no todo el protagonismo de la fiesta del viernes fue para Belén. Era el cumpleaños de Liz, como dije antes, y en un momento de la noche varios se dieron cuenta de que no estaban haciendo mucho caso a esa compañera. Liz aprovechó el momento para contar su propio drama. Resumo porque no tiene interés suficiente para llenar varios párrafos. Liz nos vende ahora que Alejandro la rechaza y ella se está dando cuenta de que le gusta. ¿Dónde he visto esto antes?

Al menos a esta trama de Liz, inventada o no (yo creo que sí), le estamos prestando algo de atención, aunque sea mínima. Mucho más que a los vídeos que cada noche decide hacer con Sema, especialmente los domingos y martes, aunque todos los días son buenos. Van a querer que les trague la tierra cuando salgan y puedan comprobar que tanto esfuerzo no ha valido para nada. Porque, al final, el vídeo gracioso es para Rappel, que no solo tiene una mano fantástica con su bebé abeja (explicable porque ha tenido cuatro hijos) sino que si le dejamos le quitará el trabajo de ventrílocuo a José Luis Moreno. Me parto escuchándole hacer la voz del bebé. No digo nada cuando eructa sacándole los gases tras tomar el biberón. Un auténtico genio.
Julián lesionado
Anoche hubo intercambio de un concursante de cada equipo, como viene sucediendo cada domingo. La prueba semanal está siendo dura y hay ya un lesionado con baja médica. Julián Contreras salió de la casa el sábado y volvió esa misma noche tras recibir atención médica al haberse lesionado en la prueba. Cuatro concursantes cuidan bebés abeja y el resto hacen un circuito colmena que machaca mucho el físico al tenerse que agachar todo el rato. Javier ha sido el último lesionado, ayer mismo.

Del grupo colmenero al de papás pasó anoche Javier, por decisión del grupo, al dudar de que hoy pueda ser útil en la prueba, aunque ya la han dado casi por perdida. Liz pasa de ser mamá abeja a la dura prueba de la colmena. Un cambio polémico porque anoche mismo dudaban de la lesión de Javier algunos concursantes. Laura, Julián y Julius expresaban sus dudas. Ya lo hicieron con la tendinitis de Lucía en el brazo. Sin embargo, nada dijeron sobre la lesión de Julián, claro está. La clave de este asunto no es que haga una prueba u otra, sino que en caso de que tengan razón y el equipo de la colmena no supere su parte de la prueba, Javier ha pasado ayer a formar parte del equipo que nominará esta semana. Por eso Laura intentó que la eligieran a ella. No tanto por dejar de hacer el circuito como por tener el poder de la nominación.

Moleskine del gato
Porcentajes ciegos
Tuvimos anoche porcentajes ciegos, que solo conocemos de momento los espectadores, y son estos: 37,1 %, 35,4 % y 27,5 %. Demasiado igualados.

Escuché a Fran decirlo el jueves y ayer volvió a ello. Según el exconcursante, Julián estuvo recientemente dándole la tabarra durante semanas proponiéndole escribir un libro sobre él. Al parecer, le decía que eran poco más o menos que almas gemelas. Que se identificaba mucho con él, y tal. Es de suponer que Fran declinó el ofrecimiento. Si esto fuera verdad, podría explicar la animadversión que le tiene.
Se anuncia incorporación de nueva concursante este jueves. Anoche el programa propuso el juego de adivinar su identidad, para lo cual nos mostró parte de su rostro, incluso un tatuaje en su pie derecho. El tatuaje fue la pista definitiva. Creo saber que se trata de Charlotte Chantal Caniggia, hija del futbolista argentino Claudio Caniggia y Mariana Nannis. La conozco porque fue concursante del ‘Supervivientes’ italiano el pasado año, que allí se llama ‘L’Isola dei famosi’. También ha participado en el ‘Mira quien baila’ que hace Marcelo Tinelli en la televisión argentina. Viendo las dos imágenes de su tatuaje (la vista anoche en el Debate y la que mostraba Charlotte en una publicación argentina) no tengo duda de que es ella. Sobre su supuesta venganza, no tengo ni la más remota idea.
Charlotte