Falsas predicciones y leyendas urbanas

GH en la carreteraEn fechas cercanas al comienzo de una nueva edición de Gran Hermano, aparece siempre la rumorología en sus muy distintas formas. Desde las falsas predicciones hasta auténticas leyendas urbanas que se repiten una y otra vez. En los previos a la sexta edición recibí un correo electrónico (para mí anónimo, por no conocer al remitente) donde se me informaba puntualmente de los perfiles de quienes iban a ser los nuevos habitantes. Las descripciones oscilaban entre el detalle minucioso: "es camarero en un local de estilo punk, tiene una mirada peculiar y unas formas de vestir que llaman la atención de muchas personas"; y la vaguedad más absoluta: "una mujer joven poco común, con una personalidad impresionante y totalmente… desinhibida. Dicen que puede dar la impresión de estar completamente loca pero que es una chica muy sana". Realmente gente que haya trabajado en un local punk no hay tanta, pero con fuerte personalidad, desinhibición y temperamento alocado, se pueden contar por miles. Había otro que se llegó a convertir en un clásico, y era ese que describían así: "ha logrado superar la adición a las drogas y el alcohol, tras lo cual se reinserta en la sociedad superando una época de gran dureza". Creo que tras la experiencia con Romina ( GH VIII) no quedarán ganas de acercar a la casa un perfil como este, que se repetía con insistencia en listados de concursantes tan falsos como el que recibí en aquella ocasión, haciéndome eco del mismo. No volví a caer en semejante error, a pesar de que algún año llegaron a ser listados mucho más detallados, como comentaré un poco más adelante. Poco después de aquel agosto de 2004 terminé conociendo quien me había intentado utilizar para extender el falso rumor. El caso es que alguien responsable de una modesta web sobre el programa se dirigió a mí para protestar por un texto que yo había publicado y del que reclamaban la autoría. Naturalmente retiré ese texto, que a su vez me había mandado un amable lector, al tiempo que pude descubrir la coincidencia de la dirección de correo electrónico con la de aquel otro en que me intentaban meter el bulo de los perfiles de concursantes, probablemente con el fin de que algo publicado en esa página tuviera un aval por haberse hecho eco algún otro (en este caso yo).

Pero no siempre el rumor transporta una mentira. José María García decía que "el rumor es la antesala de la noticia", aunque probablemente eran otros tiempos para el periodismo. Pero en ese previo a la sexta edición también recibí otra comunicación (igualmente anónima) que me ofreció una información buena sobre uno de los que iban a ser futuros habitantes. Dos días antes del comienzo me contaban, en otro correo electrónico, que uno de los nuevos habitantes sería transexual, de Gijón y militar. Naturalmente se refería a Nicky ( GH VI) y tal como me lo contaron lo transmití a mis lectores, si bien antes de publicarlo acudí a un amigo de Gijón, al que le pregunté si había escuchado algo de aquello, ya que mi desconocido comunicante me decía que la noticia era vox populi en la ciudad asturiana. Mi amigo no sabía nada, pero en una media hora pudo hablar con alguien que sí había escuchado algo, hasta el punto de saber darme los nombres de Ana Belén y Nicky. Lástima que o mi contacto no terminó de enterarse o bien este gato torpe no supo procesar bien la información, ya que publiqué que quien antes se llamaba Nicky (y era chico) ahora era conocido como Ana Belén (con su sexo reasignado a femenino). Naturalmente, todos supimos poco más tarde que era el revés.

El año pasado fue cuando aparecieron listas de presuntos concursantes, con nombres, apellidos y hasta fotografías, lo cual era una innovación que solamente denotaba hasta que punto estaba dispuesto alguien a currarse el engaño. Dado lo trabajada que estaba la falsa predicción, en esta ocasión hice una muy sencilla averiguación. Buscando en Internet localicé una página de contactos en la que aparecía el nombre y apellido de una de las supuestas futuras habitantes. Era una chica de un país de la antigua Europa del este, no recuerdo exactamente de donde, que se ofrecía para conocer posibles parejas fuera de su país. Se trataba de un agencia de contactos un tanto extraña, en la que casi todas las chicas eran modelos, lo cual da que pensar. Pero el dato más significativo es que la fotografía que se ofrecía de esta moza no se correspondía con las que aparecían en su galería de fotos de la web que menciono, pero sin embargo sí coincidía con la imagen de una modelo que figuraba en la cabecera de todas sus páginas. Esto fue suficiente para descubrir el engaño, así como los intrincados caminos por algunos utilizados para conseguir semejante fin.

Ignoro si quienes inventan estas cosas son los mismos encargados de extender la especie de que los castings están amañados, pero estos más que falsas predicciones se encargan directamente de engañar (o al menos lo intentan) a quienes aspiran a entrar en la casa de Gran Hermano. Este año toca principalmente decir que el bus de GH no vale para nada porque todos los concursantes están ya seleccionados. No basta con que se diga que tanto Dadi como Melania, o alguno más (no recordaba que también Eneko) entraron el año pasado tras subirse al bus, incluso estos dos últimos sin intención de pasar la prueba, acompañando a otra persona, o algo así. Todo esto parece dar igual, dado que la tradición manda dudar sobre que los concursantes pasen castings o sean elegidos por a saber que extraños métodos. Es cierto que en algunos casos esta duda ha tenido alguna base, como cuando entró un Jacinto ( GH III) que era amigo o conocido de Roberto Ontiveros, entonces director de la casa de GH. Otra cosa es lo de Eva ( GH VI), a la que vimos sorprendentemente (en la reemisión de la gala de presentación de GH I con que nos está obsequiando este verano Telecinco 2) como público en plató y en el vídeo de Marina como una de sus amigas. Aquí el pecado estuvo en no contarlo nunca, cosa que ahora se vuelve contra la productora que realiza el programa y la propia concursante, en forma de dudas por tan sonada coincidencia. No soy nada amigo de conspiranoias y, por el contrario, suelo aplicar como razonamiento tipo el de la navaja de Occam (o principio de parsimonia), que dice: En igualdad de condiciones la solución más sencilla es probablemente la correcta. Por tanto, lo más probable es que Eva fuera realmente amiga de Marina y aún así se presentara a los castings cinco ediciones más tarde. No hay ninguna razón que deba imposibilitar que suceda algo así.

Hay otro caso que yo mismo he creído durante años, y es el de Kiko Hernández ( GH III). Ha habido incluso quien me ha asegurado tener datos creíbles de que Kiko no pasó castings, lo cual insisto en que he llegado a creer hasta que él mismo ha contado como fueron esas pruebas de selección para entrar en la casa. En su relato menciona el siguiente episodio, que me parece de interés para los seguidores del programa:

"La redactora va y me dice que huele mal en la sala, ¿Qué si me había tirado un pedo? Yo pensé ¿esta tía esta loca? Quería sacarme de mis casillas y desde luego lo consiguió. Dije que si alguien se había tirado un pedo sería ella o el cámara con el que estábamos grabando. La dije tres o cuatro improperios más y salí de allí dando un portazo a la oportunidad de mi vida."

Es evidente que no fue tal como lo predecía Kiko, y al final ese episodio también pudo influir en hacerlo concursante de aquella edición. La anécdota es indicativa de cómo llegan a utilizar recursos de lo más imaginativos los psicólogos al frente del proceso de selección, siempre bajo la dirección de Enrique García Huete. Una treta como la relatada pudo servir para que se viera el auténtico carácter de un aspirante a concursante, o su capacidad para afrontar situaciones comprometidas. En definitiva, buscan siempre gente dura, con niveles importantes de resistencia, aun cuando en ocasiones no lo parezca. Con lo contado por el concursante de la tercera edición ya me creo que pasó un casting, digan lo que digan. No puedo pensar otra cosa.

Lo cierto es que se tiende a dudar del proceso de selección, creándose auténticas leyendas urbanas en torno a esto. Por ejemplo, se señala como algo extraño que buena parte de los concursantes hayan tenido alguna relación con medios de comunicación o simplemente con el mundo del show business. También se utiliza como motivo de desconfianza que algunos concursantes se conozcan de antes, o incluso que alguno pueda conocer al de alguna edición anterior. Es el caso de Estrella ( GH VII), por decir alguno, que no recuerdo si conocía a Sonia Arenas o a Mario (ambos de GH IV). Desconociendo la noche de Madrid es más entendible la duda, pero no en caso contrario. Salgo muy poco de farra y puedo asegurar que he coincidido en más de una ocasión con Mario en una discoteca de la calle Serrano, lo cual puede ayudar a que se comprenda hasta qué punto es fácil conocer a determinados personajes. En cuanto a si tienen relación con la farándula o no también me parece un argumento endeble y poco realista. A ver, es normal que se preste a ser visto las veinticuatro horas del día alguien que ha tenido, o tiene, el deseo de ser conocido. Por tanto, no parece extraño que quien entre en este 'juego' antes haya hecho unos pinitos como presentadora en una televisión local o cantando en una orquesta, como es el caso de Paula ( GH IX), de nuevo por decir alguno.

Lo que sí he observado en ocasiones es cierta coincidencia en cuanto al origen de los concursantes de una misma edición. Dos concursantes de Granada ( Dayron e Inma en GH VII); dos de Jaén ( Pulpillo y Mahme en GH VIII); o también dos de A Coruña ( Andalla y Judith en GH IX). No he preguntado sobre ello, pero entiendo que se trata de una pura casualidad, o bien que en ocasiones ciertos castings están revestidos de un halo especialmente mágico, lo cual hace que sus responsables tiendan a elegir concursantes de esa procedencia. Lo cierto es que es más fácil que coincidan concursantes de Andalucía (de donde procedían 28 de los 128 habitantes habidos hasta ahora), Madrid (23), Catalunya (15), Galicia (12) o la Comunidad Canaria (9). Se trata de la estadística del lugar de residencia de los concursantes en el momento de entrar en la casa, dato que también nos puede ayudar a predecir lo que sucederá, ya que es muy probable que volvamos a ver concursantes de las comunidades mencionadas. Hay otras constantes quizá no tan estadísticas pero igualmente útiles.

Pepe Herrero ( GH VII), con quien tuve ocasión de charlar largo y tendido en una ocasión, me contaba las muy serias dudas que tuvo sobre si sería elegido durante sus castings (también se dijo que no los había pasado, en una nueva repetición de semejante mentira). Su razonamiento era tan inteligente como demostró ser durante su paso por la casa de Guadalix. Pensaba Pepe que siempre hay la mitad de chicos que de chicas (más o menos), entre los cuales suele haber un gay, un extranjero y alguien que tiene una ocupación o característica poco común (ya sea stripper, cabrero, seminarista o lo que sea). Si entran entre doce y catorce habitantes de media (esta es de 14,2 concursantes por edición), de los cuales solamente seis o siete son chicos, y de estos hay tres o cuatro que tienen las características dichas, está claro que las posibilidades se reducen de forma muy importante. Tener fe en optar por las apenas dos o tres plazas restantes es harto complicado, a pesar de lo cual tuvimos todos la suerte de que este concursante fuera uno de los seleccionados. En una próxima entrega hablaré de las formas para tener más posibilidades de entrar en la casa y hasta de poder ganar el programa, aunque puede que llegue un poco tarde porque ya solamente quedan unos días (hasta el 25) de bus rodando por las carreteras de España.

A veces las predicciones aciertan, como fue en el caso de las gemelas. Es evidente que si salimos de paseo con un amigo y le decimos cada diez minutos que se va a tropezar, es muy probable que acertemos y se termine tropezando. Mucho más fácil si vemos a nuestro amigo de mes en mes y cada vez le decimos que se va a tropezar. Pueden pasar algunos meses en que no acertaremos porque no habrá tropiezo alguno, pero más tarde o más temprano se terminará trabucando al andar, y entonces pretenderemos ocultar los meses de fallo en el pronóstico para darle brillo a nuestro acierto. Se dijo año tras año que entrarían unas gemelas, y al final lo hicieron el mismo año que las habían tenido en Big Brother UK, edición en la que también tenían un concursante negro, con lo cual la foto de las rubias gemelas inglesas con su compañero proporcionaba un paisaje muy semejante al de nuestro último GH. Ahora se habla de un enano, un concursante de la tercera edad o una embarazada, y es posible que en alguna de estas cosas acierten las predicciones. Hasta el momento no hemos tenido enanos (físicamente, al menos) aunque sí a una supuesta embarazada. Lo que sucede es que nadie sabía que Cristal ( GH VI) había abortado poco antes de entrar en la casa.

En definitiva, el mensaje principal que quería transmitir con este artículo es que no debemos dejarnos llevar por quienes pretenden hacer la crítica fácil a este programa, sembrando dudas donde solamente hay desconocimiento o incluso incomprensión. Tengo asumido que mi labor es hacer la crítica a un programa que despierta pasiones, tanto a favor como en contra. Desde el minuto cero he intentado ejercer la crítica con respeto al formato, de forma que en ocasiones me lleva tanto a defender a sus responsables como a atacarles censurando su trabajo, y así seguirá siendo. Eso sí, estaré siempre abierto a descubrir nuevas propuestas, ya que esto fue lo que me hizo descubrir y enamorarme de este programa. Esta reflexión me hace recordar el texto escrito por ese despiadado crítico de la película Ratatouille, que dice así:

"En muchos aspectos el trabajo de un crítico es fácil. Arriesgamos poco porque gozamos de una posición que está por encima de los que exponen su trabajo (y a sí mismos) a nuestro criterio. Nos regodeamos en las críticas negativas, que son divertidas de escribir y de leer. Pero el hecho más amargo que debemos afrontar los críticos es que, a la hora de la verdad, cualquier producto mediocre tiene probablemente más sentido que la crítica en la que lo tachamos de basura. Hay veces, sin embargo, en las que un crítico realmente se arriesga en pro del descubrimiento y de la defensa de algo nuevo. El mundo es hostil para los nuevos talentos y las nuevas creaciones. Lo nuevo necesita amigos."

Qué gran verdad eso de que "cualquier producto mediocre tiene probablemente más sentido que la crítica en la que lo tachamos de basura", ¡y qué bien le va a Gran Hermano!, tantas veces calificado como tal. Pues bien, escribiremos críticas negativas y positivas, que serán entonces divertidas y no tanto. Pero eso sí, cuando veamos algo nuevo nos presentaremos educadamente diciendo: Aquí lo nuevo, aquí unos amigos.

Déjanos tu opinión

Gran Hermano, en redes

El Gato Encerrado

"Obviedad: Palabra de ocho letras"

En la edición quince seguimos comentado Gran Hermano, como siempre desde una visión absolutamente personal. ¿Quieres volver a vivirlo con nosotros? Puedes compartir esta experiencia con mucha otra gente. ¡Coméntalo con el gato!

Nuevas nominaciones

¿Quién prefieres que sea el noveno expulsado de Gran Hermano 15?

  • paula

    a | Paula

    5% 11346 votos
    Vota
  • Francisco, 47 años, Málaga

    b | Fran

    46% 99936 votos
    Vota
  • Yolanda, graduada en  Educación Primaria

    c | Yolanda

    49% 107539 votos
    Vota

ver más Total de votos: 218821

La guarida del gato

¡Todas las nominaciones del gato!

El gato se pone delante de una cámara para realizar sus nominaciones a los concursantes de 'GH15'. ¡Descubre a quién y por qué!

Así suena GH

Escucha la música de 'Gran Hermano'

Aquí puedes escuchar todas las canciones que suenan en la casa de Guadalix.

Calendario

Prev Noviembre 2014 Next
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

Ver todos

Publicidad