Noemí a María: "Te cuido al 'papi' y tú cuida a Julia"

  • Etiquetas:
    • 9130 Comentarios

Salió María María había sido la expulsada de la noche. Tras una entrevista más larga que la de estas últimas semanas, lo cual es de agradecer, venía el momento de la despedida a sus compañeros desde el plató. El realizador pinchaba la imagen de Noemí y María tenía palabras amables para ella, de igual forma que para todos los demás, sin ni una sola excepción. María estuvo extremadamente generosa en todo momento, tanto durante la entrevista como en ese momento concreto de las despedidas. Noemí la interrumpía entonces para decir: "Te cuido al 'papi' (Hugo) y tú cuida a Julia (novia de Hugo)". Desde el plató se escucharon varios abucheos, algún "¡hala!" e incluso una voz femenina que exclamaba "hija de puta". La bomba de la noche había sido lanzada.

A Noemí se le congela la sonrisa sarcástica que ha puesto al decir tamaña maldad. Creo que llegó a escuchar la reacción a sus palabras, dichas con tanto nerviosismo como crueldad. Imagino que por ello dice "Jiulia" y hasta le cuesta reaccionar cuando observa que María continúa conservando el buen tono y termina de despedirse de ella con cordialidad, a pesar de todo. Noemí arroja de esta forma el maletín a la basura. Bye, bye. Se cambia frase cruel de despedida por premio de trescientos mil euros en un concurso. Razón: la soberbia.

No sé si Noemí tenía muchas o pocas posibilidades de ganar esta edición, entre otras cosas porque la audiencia es soberana y se hace el moño donde le da la gana. En todo caso, desde ese momento (casi al final de una gala entretenida y de ritmo trepidante, repleta de momentos graciosos), tengo claro que ha perdido toda opción. Es la misma sensación que tuve cuando Rodrigo quitó el teléfono de Judit de la pared (GH 9), o cuando Tatiana le dedicaba a Indhira su polvo de Año Nuevo con Arturo (GH 11), por citar solamente un par de momentos claros en los que dos concursantes (o tal vez tres) perdían de vista el botín, inalcanzable para cualquiera que hace daño, de forma consciente y ostensible, a un compañero.

Noemí estaba anoche muy crecida tras salvar por quinta vez una nominación. La lectura que hizo de este hecho debió ser que sus mentiras no estaban siendo descubiertas por la audiencia, lo cual pudo interpretar como una especie de vía libre para hacer mangas y capirotes en esa casa. Al poco de regresar de la sala de expulsión ya tenía una discusión con Pepe, que parecía aplazada hasta ver si se salvaba o no ayer. Luego vino ese gesto feísimo en la despedida de quien se había sentado junto a ella en esa sala, que no llegó a pisar el 'páter', beneficiado al evitarle el nerviosismo final de sentarse en ese banquillo rojo (le podemos sumar esto a que esta semana fue elegido para ser uno de los cómplices que finalmente quedaron inmunes, y vamos a dejarlo ahí).

Personalmente me horrorizaría convivir con una persona así, capaz de hacer un comentario dañino hacia una persona que ya estaba fuera del concurso y con quien no tuvo ni un solo enfrentamiento. Los últimos días María había consumado un claro acercamiento a Sindi y Marta, con quienes compartió opiniones comunes sobre la salvada anoche. Pese a todo, tuvo una despedida cordial también con ella, como digo. Incluso después de haber visto vídeos como esos dos en que se ve a Noemí animándola a intentarlo con Hugo y luego intentando disuadir a este de cualquier tipo de acercamiento mientras le mentaba a Julia, a la sazón su novia y parece que siempre presente en la mente de la canaria.

Lo más terrible no es que tuviera ese arranque tan poco justificado y sin responder al más mínimo gesto feo, porque no lo hubo por parte de María. Lo más espeluznante es la tensa cara de Noemí en ese momento. Su rostro reflejaba venganza, odio y maledicencia. En ese momento creo que no estaba totalmente en sus cabales. No exagero si digo que su expresión me inquieta tanto o más que la reacción extemporánea que estaba teniendo. Es difícil recordar algo equiparable a esto en las doce ediciones anteriores y lo que llevamos de esta.

Además, la caradura de esta concursante es de tal calibre que resulta algo inédito. Tras su colosal metedura de pata prefiere negar la evidencia y decir que le estaba pidiendo que cuidase a Eli, su hermana. ¿Pero qué mierda de mentira es esa? ¿A santo de qué va a cuidar María de la hermana de Noemí? ¿Qué sentido tiene eso? Primero porque en el vídeo, que acompaña estas líneas un poco más abajo, se percibe con precisión y sin ningún género de duda que no dice Eli sino Julia (más bien algo así como "Jiulia"), y entre los dos nombres no hay semejanza fonética alguna (ni siquiera con esa dicción nerviosa e imprecisa).

Pero es que, además, si hubiera querido decirle que saludase a su hermana (también inédito durante una despedida de un concursante) nadie en su sano juicio puede creer que dijera "tú cuida a". ¿Cuidar? ¿Qué diablos dice? Y algo mucho más definitivo, que en realidad hace innecesarias todas las consideraciones anteriores. Si fuese verdad que quisiera hablar de su hermana es impensable que ponga esa cara, puro reflejo de la maldad expresada por sus palabras. Su cara la delata.

Tal mentira, una más de una larguísima ristra que solo se puede concebir partiendo de la base de que estamos ante una mentirosa compulsiva de proporciones espectaculares, se la intentó vender anoche a varios concursantes. Nada más terminar la gala a Hugo, y luego hizo lo mismo en el jardín cuando Ari fue a comentarle ese hecho, sin llegar a salir de su asombro. Está claro que el primero no compró, sospecho que la 'torpedo' tampoco llegó a creerse una respuesta tan torpe y embustera, al menos eso quiero creer.

No sé si tranquiliza más que sea consciente del veneno que llevaban sus palabras hasta tal punto de negarlo, o incluso llega a producir mayor pasmo su sangre fría para idear una mentira antes de pedir perdón y asumir con honestidad su error. Vuelvo a repetir que no es su primera mentira ni será la última. Las anteriores han podido pasar inadvertidas gracias a una cierta discreción a la hora de mostrarlas, pero esta vez ya no. Será imposible que el programa vuelva a hacer algo tan extraño como cerrar las votaciones y hacer leer a Mercedes Milá este texto en el cue: "Cerramos los teléfonos. Ya hemos visto la historia de María, ahora vamos a conocer la de Noemí". Cuando menos insólito e injusto que se pudiera votar conociendo la historia de una de las nominadas y no la de la otra. ¿Verdad que sí?

María defendió en su entrevista algo que me parece obvio. Ella no tiene pareja y de la suya debe preocuparse Hugo. Si este hubiera considerado que debía dejar a su pareja respondiendo a una atracción importante hacia María supongo que su comportamiento habría diferido bastante del que hemos visto. Puedo entender el planteamiento moral de quien cree que está mal meterse en medio de una pareja, pero no todo el mundo tiene porqué compartir la moral de uno. Eso sí, hay algo absolutamente objetivo, las exigencias a unos y otros no son las mismas, y debieran serlo. ¿Consecuencias? Tal vez por eso saliera María ayer con un 60'2 por ciento de los votos.

¿Por qué no se pide lo mismo a Alessandro que a María? ¿Cuál es la razón por la que no parece sancionarse que el italiano se acueste con Noemí sabiendo que esta le está pidiendo públicamente a Paolo (su novio) que la espere fuera? Hoy violo doblemente mi propia decisión de no mencionar los nombres de novios y novias porque no están concursando, pero no soy yo quien les ha metido en este juego. El día 30 de enero, Noemí escribe en su blog lo siguiente, precisamente dirigido a su hermana Eli:

"Bueno hermana espero que no te esten dando mucha caña y que te lo estes pasando bien conmigo echo de menos tu voz y el de las niñas pero se que estan bien dile a Paolo que no se preocupe que por favor me espere que no tenga miedo de lo que pueda pasar aqui porque en verdad todos los dias me acuerdo de el aunque se vea otra cosa que aunque me odie llegue a quererme y amarme."

Esto mismo se lo había explicado a Aless: "Hay un 'italianini' que me tiene loca" y "sufro al pensar que cuando salga no va a estar allí aunque yo le voy a buscar donde sea porque no quiero perder esa relación". En su escrito añade al final palabras de amor puro, como diría Michael:

"Paolo quiereme quiereme y quiereme, quedate con lo que te dije porque yo me quede con lo que tu me dijiste que es que el dia que salga te voy a buscar y te encontrare y viviremos una historia muy bonita juntos y la gente tendra envidia de lo felices que estamos te quiero mucho y espero que ninguna mujer haya conquistado tu corazon aun."

Y ahora que me vengan a decir que Noemí no tenía pareja fuera. ¡Venga ya! Esta es la historia de unos pensando que los otros somos estúpidos. Si hace falta relea el lector los dos párrafos citados, e intente honestamente responder mi pregunta, que no tengo inconveniente en repetir ahora: ¿Por qué se ha puesto a María como una fresca sin ética alguna por gustarle Hugo e intentar algo con él, mientras de Alessandro no se dice nada de nada? Estoy esperando ver algún día un montaje en primetime con esta historia como los que vimos anoche mismo dedicados a la jerezana. Y antes de cerrar los teléfonos, si es posible. Gracias.

Tampoco ayudó mucho Hugo a María. Ahora habrá que creer a uno u otro porque ella negó tajantemente ante Mercedes Milá que intentase besarle en ningún momento. Por tanto, negó la afirmación del de la sonrisa más reluciente del pirineo, que al menos a Michael aseguró que le había quitado la cara cuando ella había intentado darle un beso. ¿Quién dice la verdad? Solo en la cara interna de esos edredones está la respuesta, my friend.

La madrugada fue larga, como casi todas lo están siendo. A destacar dos momentos de análisis de lo sucedido por parte de Hugo y Pepe. Los dos parecen haber calado con bastante precisión a Noemí. También coinciden en su análisis sobre los Epi y Blas, que en esta historia resultan ser tres aunque uno de ellos se salvó esta semana de la nominación. A tiro están tanto el esperpento Cristian como Michael, el sabueso policía. Marta y el propio Pepe les acompañan, aunque como bien predijo Hugo lo más seguro es que se siente el bailaor junto a uno de los otros dos, aunque fueran ellos los más votados. El show business es el show business. Y sobre eso, ni una queja por mi parte.

Entró la bomba brasileña que responde al nombre de Laisa y todos aseguran que es mujer y siempre lo ha sido, a pesar de que en el minuto uno hubo dudas en la casa, sobre todo por parte del esperpento, quien creyó ver más pelo y más nuez de la normal en una mujer. Intuyo un cierto morbo en Cristian ante la posibilidad de tener una experiencia sexual con un travelo o alguien sometido a una reasignación de sexo. Supongo que esas dos fueron las opciones que consideraron casi todos los chicos en la casa. Hugo hacía conjeturas, por ejemplo, sobre si la prueba semanal consistiría en adivinar "cuántos centímetros de rabo" tiene la brasileña.

Impagable el momento en que un vídeo anunciaba la entrada de Laisa y de detrás del plasma aparecía Dani. Como impagable había sido el videomontaje con las reacciones simultáneas de chicos y chicas cuando vieron el vídeo de Big Brother Brasil. Igual que se dicen unas cosas se deben decir otras, y hay que tener un talento inmenso para parir una gala de casi cuatro horas en la que no decae el interés y está llena de momentos entretenidos e incluso inolvidables. Enhorabuena a ese formidable equipo capaz de hacer algo así.

Ni que decir tiene que a Dani y Berta no les hicieron caso apenas. Como ellos ya esperaban, desde que el miércoles por la tarde escucharon que entraría una brasileña, toda la atención fue a concentrarse en esa mujer de apariencia francamente bastante masculina, que le saca una cabeza a algunos y parece recauchutada hasta el hartazgo. Al menos esta se irá en unos días mientras que tanto el monaguillo burgalés como la muchacha vallisoletana permanecerán algo más de tiempo en el programa. De momento parece desmentirse que Dani sea homosexual, si tenemos en cuenta que le dijo a Cristian poco más o menos que era fan suyo. O eso, o no le importa que le llamara enfermo. A saber.

Moleskine del gato

Destaco tres momentos de la intensa madrugada después de la expulsión, las nominaciones y esas tres incorporaciones que revolucionaron la casa anoche.

Primero: Laisa pregunta delante de Pepe si en la casa hacen bizcocho. "Me encanta el bizcocho", añadía en su lengua. La respuesta de Pepe no se hizo esperar: "Yo me comí un bizcocho hace dos días. Muy rico, sí".

Segundo: Marta sometió a Laisa a un tercer grado que no mejoraría la mejor redactora del Nuevo vale. Solo le importaban los amoríos y el "triqui-triqui" de la casa brasileña. Laisa lo debió flipar.

Tercero: En sus múltiples explicaciones sobre el tiempo que lleva y le queda a su edición o cuántos concursantes entraron y cuántos quedan, Laisa dice lo siguiente: "Quedan tres chicos y un gay". Es como aquel titular periodístico que rezaba: "Mueren seis personas y un boliviano".

Observatorio de nominaciones

En cuanto a las nominaciones, resultaron así:

Noemí: Marta / Michael
Pepe: Michael / Cristian
Ari: Marta / Alessandro
Cristian: Pepe / Marta
Marta: Michael / Noemí
Alessandro: Marta / Ari
Michael: Pepe / Marta
Hugo: Cristian / Marta

Casi ninguna sorpresa. Si acaso que Hugo vuelve a agradarme con la elección del esperpento. Si no es por él hubiera evitado la nominación, aunque también es cierto que si Marta le incluye entre sus elegidos Pepe no se habría sentado en la palestra. Curioso, aunque lógico, que Noemí nomine a Michael y Ari a Alessandro. Y digo que es lógico porque Aless y Ari se han nominado mutuamente bastantes veces. Es la ocasión de dejar a Cristian o a Michael en la cuneta, aunque el intento puede malograrse si hay dispersión del voto.

Nominados

Actualización: Parece que ya están solucionados los problemas en los comentarios. Pido disculpas a todos porque desde anoche el funcionamiento del blog no ha sido el correcto y muchos amigos se quedaron sin poder disfrutar de la costumbre de comentar durante o después de la gala. Gracias por vuestra infinita paciencia.

Otra actualización (y prometo que no va a haber más): Acabo de caer en la cuenta de que hoy se despide del minutado mi vecino Tomás Blanco. Diría que lo siento pero como soy casi tan malo como Noemí no me resisto a la tentación de decir que yo le veré por el barrio y quedaré a tomar unas cervezas o a ver la gala de Gran Hermano (si es posible) cuando sea y, por tanto, podré seguir disfrutando de su buen humor y de la peculiar forma que tiene de ver todo esto. Para este gato, la idea del minutado pasó de ser un deseo hecho realidad a un auténtico sueño cuando comencé a leer a Tomás. Va por ti (y por GER, claro).

Déjanos tu opinión

Gran Hermano, en redes

El Gato Encerrado

"Obviedad: Palabra de ocho letras"

En la edición quince seguimos comentado Gran Hermano, como siempre desde una visión absolutamente personal. ¿Quieres volver a vivirlo con nosotros? Puedes compartir esta experiencia con mucha otra gente. ¡Coméntalo con el gato!

Nuevas nominaciones

¿Quién prefieres que sea el sexto expulsado de Gran Hermano 15?

  • Loli, 41 años, Córdoba

    a | Loli

    58% 14570 votos
    Vota
  • Luis, 23 años, Málaga

    b | Luis

    37% 9179 votos
    Vota
  • Jonathan, 25 años, Valencia

    c | Jonathan

    5% 1247 votos
    Vota

ver más Total de votos: 24996

Así suena GH

Escucha la música de 'Gran Hermano'

Aquí puedes escuchar todas las canciones que suenan en la casa de Guadalix.

Calendario

Prev Octubre 2014 Next
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31

Ver todos

Publicidad