Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sobran dos parejas

Sala de expulsiones
Esta noche sobrarán dos parejas en la casa. La final del próximo martes día 30 de marzo será a tres, por lo que solamente pueden llegar seis concursantes a ese día. Hay otras dos parejas que saldrán hoy de la casa, como está anunciado desde hace una semana, y ya sabemos cómo será la mecánica para la exclusión.
Las dos parejas más votadas en la encuesta de Internet se asegurarán el pase directo a la final. Por tanto, hay una pareja que previsiblemente es ya una de las finalistas. Me estoy refiriendo a Pepe/Raquel, que hasta donde hemos podido conocer llevarían varias semanas en la cabeza de las votaciones. Las dos parejas inmunes esta noche, desde su estatus de seguros finalistas, serán quienes hayan de elegir la otra pareja que les acompañe en esa terna de quienes se disputarán el triunfo de esta edición especial que se ha venido desarrollando durante casi dos meses.
Por tanto, una vez comunicada la identidad de las dos parejas favoritas para la audiencia y que estos hayan elegido a la tercera pareja finalista, las otras dos parejas sobrarán en la casa y habrán de viajar hasta Fuencarral para ser entrevistados por Mercedes Milá en el plató de Telecinco. Esta es la mecánica de cómo se producirán las dos expulsiones de hoy, pero de momento solamente le hemos puesto cara y nombres a una de las parejas que protagonizarán esta penúltima gala.
Esto es el blog del gato encerrado y, por tanto, aquí venimos a mojarnos y hacer nuestras apuestas. Lo suelo llamar previsión baldía porque a menudo lo es, aunque siendo justos he de decir que el índice de aciertos es bastante grande. Voy a ir del análisis grueso al detalle. Diría 'grosso modo' que la pareja con más posibilidades de ser finalista esta noche junto a Pepe/Raquel es la de Ainhoa/Nico. Sé que será un dato sorprendente para muchos porque también lo ha sido para este gato arriesgado. Tras estas dos parejas, Chiqui/Ana y Jorge/Silvia se disputarían la tercera plaza. Por consiguiente, quienes menos posibilidades tendrían serían Orlando/Gema.
He de notar que en todas las parejas pongo primero el nombre del concursante cuya carrera en su edición llegó más lejos y fue más exitosa. Es un criterio como otro cualquiera, igual que podría haber decidido primar a las féminas, por edad o lo que fuera. Sorprenderán mis conclusiones muy posiblemente, pero ahora toca aplicarse en el detalle y luego desgranar el proceso por el que he terminado llegando a las mismas. Pónganse cómodos, si lo desean, porque voy a ello en seguida. En primer lugar, diré que la circunstancia de tener entre las cinco parejas que se disputan hoy el pase a la final a dos procedentes de la décima edición puede condicionar su destino y lo puede hacer en su contra.
En realidad estas dos parejas (Chiqui/Ana y Orlando/Gema) no han tenido ventaja nunca salvo probablemente en la propia convivencia o su facilidad de adaptación al grupo. No en lo referente a votos y expulsiones porque la primera semana que coincidían en esa tesitura fue la pasada y ambas parejas estaban salvadas por la audiencia. Por esta razón parto del supuesto que puedan ser cualquiera de las dos la otra pareja salvada por la audiencia y con pase directo a la final. Ahora bien, a la hora de que una de estas parejas y Pepe/Raquel deban acordar una tercera pareja finalista es cuando me parece que la presencia de otra pareja de la misma edición les puede perjudicar.
Es de suponer que harán la elección obligándoles a llegar a un acuerdo porque en otro caso sería muy difícil que coincidieran en su elección y esta no sería posible. Puestos en esa obligación imagino que Pepe/Raquel abogarán por llevar con ellos a la final a Ainhoa/Nico como han repetido estos días, sin ir más lejos anoche mismo. Pepe le decía a Nico que intentaría llevarles a la final pero en caso de no ser posible le daba, una vez más, un buenísimo consejo. Nico preguntaba absurdamente por qué cuando Pepe le aconseja que si debían abandonar la casa hoy se fueran saludando a todos y dejando aparcadas en ese momento las hostilidades. Llegado el momento, no creo que lo hicieran. Pues bien, si Pepe/Raquel quieren apostar por Ainhoa/Nico imagino que su argumento más fácil es que parece justo que haya finalistas de tres ediciones y no dos de la décima.
Imaginemos que junto a Pepe/Raquel han de decidir Orlando/Gema (o Chiqui/Ana, que para el caso es lo mismo). Los primeros quieren llevar a la final a Ainhoa/Nico y los otros a Chiqui/Ana. Pepe les intenta convencer de que no es justo que sean finalistas ellos y otra pareja de su edición porque eso es sacar provecho de que se conocen de entonces y tienen tal ventaja. La ventaja se vuelve en su contra en ese momento, jugando el papel opuesto al que cabía imaginar. ¿Quién puede negar que el argumento de no dar ventaja a dos parejas por ser de la misma edición es incuestionable? Creo que nadie. Por eso pienso que la ventaja revierte en Ainhoa/Nico, más que probables finalistas. La tercera pareja sería la más votada por la audiencia entre Chiqui/Ana y Orlando/Gema.
También puede pasar que Jorge/Silvia se metan entre los favoritos de la audiencia, lo cual es poco probable. O incluso la pareja de malos malísimos, que lo son sin duda pero gracias a ellos lo hemos pasado de cine durante estas últimas semanas. Esos serían los dos supuestos con menos visos de realidad, pero que también contemplaré a continuación. Particularmente, creo que Silvia ha podido tirar de la pareja haciendo subir bastantes enteros a su compañero Jorge, en relación a su posición en los votos populares cuando acudió junto a María José (tan recuperada de su salud como para ya hacer planes de boda, lo cual celebro al tiempo que parece confirmar mi tesis de que no era tanto lo suyo) o cuando lo debió afrontar solo la pasada semana. No obstante, nuestra encuesta la sitúa como favorita entre las chicas, a pesar de lo cual no creo que les sirva para ser finalistas directos esta noche.
Hasta aquí las conclusiones, argumentadas lo mejor que he sido capaz. A continuación, expondré en detalle los cuatro supuestos posibles, siempre contando con una variable fija que es la de Pepe/Raquel como seguros finalistas. Estas combinaciones resultan de emparejar esta pareja finalista con cada una de las otras cuatro, si bien deberíamos dividir los cuatro supuestos entre opciones probables e improbables. Aún a riesgo de aburrir, vamos a ello (en cada supuesto están marcadas en negrita las tres parejas que resultarían finalistas según mi tesis.
OPCIÓN 1 (Probable).-
Pareja finalista 1: Pepe/Raquel - Apuestan por Ainhoa/Nico
Pareja finalista 2: Orlando/Gema - Apuestan por Chiqui/Ana
Expulsión segura: Jorge/Silvia
Segunda expulsión más posible: Chiqui/Ana
OPCIÓN 2 (Probable).-
Pareja finalista 1: Pepe/Raquel - Apuestan por Ainhoa/Nico
Pareja finalista 2: Chiqui/Ana - Apuestan por Orlando/Gema
Expulsión segura: Jorge/Silvia
Segunda expulsión más posible: Orlando/Gema
OPCIÓN 3 (Improbable).-
Pareja finalista 1: Pepe/Raquel - Apuestan por Ainhoa/Nico
Pareja finalista 2: Jorge/Silvia - Apuestan por Chiqui/Ana
Expulsión segura: Orlando/Gema
Segunda expulsión más posible: Ainhoa/Nico
OPCIÓN 4 (Improbable).-
Pareja finalista 1: Pepe/Raquel - Apuestan por Jorge/Silvia
Pareja finalista 2: Ainhoa/Nico - Apuestan por Orlando/Gema
Expulsión segura: Chiqui/Ana
Segunda expulsión más posible: Orlando/Gema
En las dos primeras opciones gana peso la elección de Pepe/Raquel por el argumento ya explicado de las dos parejas procedentes de la décima edición. Sin embargo, en la tercera gana peso la elección de los concursantes de la edición sin número (como dice Pepe) porque diríamos que Chiqui/Ana serían candidatas de consenso, fácilmente aceptables por todos, y además no concibo que Silvia diera jamás su brazo a torcer. Esta concursante es de esas personas que al integrarse a un grupo ya consolidado viene con ínfulas de mando y casi creyéndose dueña del cortijo. En la cuarta de las opciones parece casi imposible determinar a quien elegirían Ainhoa/Nico, teniendo en cuenta su animadversión hacia todo el resto de la casa, con la excepción de Pepe, aunque solamente a medias.
Como pudimos comprobar en el resumen diario de ayer lunes, donde nos mostraron algún fragmento de la conversación del madrileño con la de Alcorcón, esta desprecia aparentemente los consejos de Pepe charlando con Nico en la habitación de los cactus. Es tan solo una pose, pero ambos dan a entender que dichos consejos tienen para Pepe la única motivación de quedar bien. Resulta gracioso que aún teniendo esa opinión, Ainhoa aplique los consejos de Pepe al intentar que su compañero no monte un pollo a cuenta de la masa de levadura tirada a la basura, de lo cual hablaré en seguida. Simula como que no hace caso pero aplica los consejos, solo que de forma poco constante y sin mucha convicción.
El episodio de la levadura, o masa de pizza o lo que fuera, es de los más sorprendentes vividos en esta edición y, por una vez, no cae la culpa del lado de Ainhoa o Nico, si bien la reacción de este último demuestra cómo es. Parece increíble que este concursante se haya pasado días pidiendo una advertencia, o incluso la expulsión, de Ana por dar un puñetazo en la mesa y tener comportamientos violentos (que nadie más ha visto) y se permita el lujo de prometer "pegar tartas" (se refiere a tortas) a diestro y siniestro. Cada vez este personaje me parece más lo segundo. O sea, más siniestro. Pero claro, ¿qué decir de Silvia? ¿Conoce el lector a alguien que tire la comida en su propio plato? Digo yo que esta chica no ganará para vajillas, porque si cada vez que tira un plato con comida lo hace en el propio plato deberá renovarla cada dos semanas, por lo menos.
Lo que no alcanzo a comprender es cómo nadie en esa casa, absolutamente nadie, se llama a sorpresa por esto. O sea, les extraña que la susodicha tire comida sin consultar. Ella dice que consultó estando todos delante pero en un grupo de una decena de personas pretender que estaban todos presentes cuando se dijo tal cosa parece un invento. Casi nunca están todos, salvo cuando comen. Y esto debió suceder tras una comida, cuando a Silvia debió molestarle un plato con levadura natural y decidió tirarlo en la más estricta de las literalidades. Tiró el plato entero, por tanto, y este gato perplejo no deja de estarlo al ver que Nico se ofende al ver su comida en la basura, los demás lo comentan, pero nadie dice nada sobre el extraño comportamiento que supone tirar el propio plato a la basura.
No quiero entrar en un bucle pero juro que después de casi siete meses observando esa bendita casa tiendo a ello. Y ahora estoy en mi bucle del plato dentro de la bolsa de basura, e intentando resolver la duda sobre cuál será el razonamiento de una persona cuando decide tirar un plato con comida, lo cual hace que en lugar de vaciarlo y lavarlo prefiera tirar el propio plato. Por lo más sagrado, es un plato, un bien común, ni siquiera de la comunidad sino de sus caseros. ¿Y qué me dicen del encantador detalle de recuperar el plato con su comida, supuestamente adornada de moho o lo que diablos sea, y ponerlo en el lado de la mesa que ocupa Nico en las comidas? ¿No es adorable?
Si sorprendido me hallo al comprobar que nadie se escandaliza al ver el plato en la basura, lo mismo al ver como nadie censura el comportamiento de Silvia. Mal por tirar comida ajena sin consultar con su dueño. Peor, mucho peor, pero ¿a quién se le ocurre? (este bucle me mata) por hacerlo tirando el propio plato (lamento la repetición, ya pasó, ya pasó). Y, rematando la faena, esa cochinada de poner sobre la mesa algo recuperado del mismísimo cubo de la basura. ¿Disfruta Silvia de algún tipo de inmunidad diplomática ante sus compañeros? Debe ser esto o algo semejante, porque no se entiende en otro caso.
Esta noche tenemos una nueva noche de fiesta, como siempre con Mercedes Milá como inigualable anfitriona y conductora. Será la penúltima de esta larga temporada. El menú ya lo conocemos, aunque conjeturas aparte nos falta saber quienes ocuparán cada uno de los puestos previstos. Quienes serán las tres parejas finalistas (dos de forma directa y la tercera por elección de estas) y aquellas que terminarán en el plató entrevistadas por Milá. Esto llega a su fin, y a pesar del cansancio acumulado no puedo evitar la nostalgia adelantada habitual. ¿Quedamos para esta noche?
[Hoy es el último día que puedes votar por tu pareja favorita para hacerla finalista. También puedes seguir haciendo preguntas al gato en esta página].