Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Algo va a pasar

La ciclogénesis explosiva en la casa de Guadalix no da tregua y cada día trae nuevas sorpresas. Pepe nos sorprende con revelaciones un tanto crípticas en su blog mientras le coge gusto a las discusiones con sus afines (ayer Ana y Ainhoa). Amor empieza a desternillarse de risa ante cualquier discusión en la casa al tiempo que se hace muy amiga de Raquel, en lo que podríamos denominar la pareja más insólita e inesperada. Ana, por su parte, le da minutos a la pobre Lo en un resumen, lo cual viene a ser un logro, de igual forma que parece extraño ver a Nico contenido en lugar de cansino y acusica con sus compañeros. Ainhoa sigue sin enterarse de los consejos de Pepe, por lo cual podemos considerarlos desaprovechados, a la vez que Chiqui sigue siendo la que mejor se lo pasa. Aunque lo que más puede agitar la casa es el muy posible abandono de Piero, que arrastraría a su compañera Melania. Si a esto le añadimos que se anuncia la entrada de una nueva pareja hoy y no han superado la prueba del seiscientos amarillo, aunque hayan podido hacer algo de compra con los seis euros del capricho individual, tenemos compuesto un panorama tormentoso donde los haya.
No sé hasta qué punto va ligado el hecho del abandono de Piero y Melania con la entrada de la que se anuncia como última pareja en entrar al juego. Ciertamente, la noticia de la nueva incorporación la tuvimos en el debate del domingo y de las intenciones de Piero no hemos sabido nada antes de ayer. No obstante, no me parece descabellado que ambas cosas tengan más relación de la aparente. Pensemos que la pasada semana no hubo ninguna incorporación tras la salida de Nicky y la fugaz Cristal. Eso nos hizo pensar que la cuenta atrás había comenzado y no podíamos imaginar que entraría una pareja más. Quién sabe si la organización conocía el deseo de Piero y quiso evitar que la fuga de él y su pareja pusiera en peligro la hoja de ruta planeada desde hoy hasta el final de esta edición especial, en caso de existir tal planificación.
¿Por qué quiere Piero abandonar? Parece que su compromiso laboral se limitaba a faltar del trabajo durante poco más de doce días, pero no un mes más. Anoche hablaba a media voz con Melania en el dormitorio y decía que si le hubieran dejado hablar con su jefe igual aguantaría, pero como no es posible debe marcharse. Es consciente de las consecuencias que esto conllevará para Melania, que debería abandonar la casa con él (si finalmente se produce esta salida). Tampoco veo a la morellana compungida, de hecho, durante la última discusión de Pepe ayer afirmaba estar encantada de que le resbalase todo lo que pasaba a su alrededor porque ya se considera ajena a todo lo de la casa, algo que me da la impresión piensa desde el minuto uno.
Antes del abandono han tenido más que palabras bajo el edredón, anoche mismo se apreciaba un movimiento rítmico que no parecían caricias precisamente. Fuera se encontrará Melania con la pareja que dejó cuando entró en la casa, a quien deberá explicar algo más extensamente que en sus escritos en la web el significado de su reencuentro con Gran Hermano. Para ella y Piero el reencuentro ha parecido ser solamente cosa de dos. Ellos dos, quiero decir. Es curioso que Melania haya huido esta vez de conflictos, así como de aquellos compañeros más polémicos, cuando precisamente en su edición criticaba a buena parte de los habitantes por ser lo que ella llamaba de "la aldea de Arce", serie de animación en la que todos estaban felices de haberse conocido. De modo que no le gustaba el grupo de los felices y complacientes con quienes en parte le tocó compartir esa experiencia hace dos años, ni tampoco el grupo un poco más polémico de esta vez.
En cuanto a los nuevos habitantes que tomarán contacto con la casa esta noche solamente sabemos que según la nota de prensa de esta semana se trata de "dos de los ex concursantes más carismáticos de la historia de Gran Hermano". Las sospechas se remiten entonces a las primeras ediciones, aunque personalmente preferiría ver a Dani 'Sucio' y Laura, por ejemplo. Se ha llegado a conjeturar sobre si podrían ser Ismael Beiro e Iván Armesto, pero considerarles pareja no es del todo preciso. También de Jorge Berrocal 'piernaencima' y María José Galera. Todos los mencionados fueron pioneros en la primera edición, aunque también desean algunos espectadores ver alguna de la segunda, como son Carlos Navarro 'Yoyas' y Fayna, o también Ángel y Sabrina. Me contaba un pajarito hace unas semanas la posible separación de este matrimonio, lo cual impediría (de ser verdad) que pudiéramos verles de nuevo en la casa de Guadalix. Sea como sea, la última pareja entrará en el juego ocupando el lugar que previsiblemente dejarían Piero y Melania. Significativo parece el hecho de que la decisión definitiva haya podido ser tomada precisamente ayer, día en que los concursantes renovaban contrato.
Otra baja se producirá por decisión de las parejas salvadas por los votos de la audiencia en Internet, aunque en este caso puede que se repita la fórmula de la pasada semana. Pongámonos en el escenario del abandono y la entrada de una nueva pareja concursante. Estos no podrán participar de la elección, por lo cual contamos con cuatro parejas. De las mismas, dos o tres podrían ser las más votadas para ser inmunes. En el primero de los casos se trata de dos parejas eligiendo una de las otras dos para ser expulsada.
Ante el riesgo de empate parece razonable que les ofrezcan ponerse de acuerdo como pasó hace siete días. En el segundo caso (si Piero y Melania no fueran inmunes y, por tanto, de las cuatro parejas tres fueran las elegidas por los votos) estaríamos ante un caso inédito de expulsión directa de la pareja no inmune. Lo razonable es pensar que Piero y Melania conserven esta semana la inmunidad de la que han disfrutado en todas las anteriores, por lo cual las demás parejas salvadas habrán de decidir entre las dos restantes. Apuesto a que están salvados Pepe y Raquel, junto a Nico y Ainhoa. Siendo así, no cabe duda de que hoy sería también el día en que dirán adiós Amor y Andalla.
Hablaba al principio de este escrito de los mensajes en clave de Pepe en la web. Pues bien, puede que no sean tan crípticos como este gato escéptico quiere ver. Vean sino, dos líneas de uno de los textos firmados por Pepe Herrero:

«Perdón a aquellos compañeros a los que no entendí cuando me hablaban de sus sentimientos en la casa (sorry Javi).

Gracias a la persona que me ha forzado sin pretenderlo a lidiar con una parte de mí que jamás quise que entrara conmigo».

La prosa de Pepe no está muy depurada, algo que me ha llamado la atención en Melania, posiblemente quien mejor escribe de cuantos concursantes han pasado por la casa, al menos desde que pueden escribir en la web. Pero lo más llamativo de Pepe no es una cuestión estilística sino el trasfondo de su mensaje. Junto a lecciones de las suyas, esta vez por escrito (lo cual evita su transcripción), he encontrado esa declaración un tanto inquietante. Siempre he visto a Pepe como una mente clara, un jugador que está en divisiones muy superiores al resto, pero nunca vislumbré su lado emotivo, eso que él mismo llama los "sentimientos".
¿Qué está queriendo decir con ese texto? ¿Acaso es una declaración de amor? No sé si tanto, pero pienso que se refiere a los sentimientos que estaría empezando a tener hacia Ainhoa. Quizá así se entienda en otro plano más rico la ausencia del madrileño en algunas ocasiones, su necesidad de aislarse para "lidiar con esa parte" que afirma no querer consigo en la casa. ¿Quién lo iba a decir? A pesar de ello, o quizá por lo mismo, anoche Pepe discutía con Ainhoa. La concursante creo que ha confundido la recomendación de que no se equivoque con la de actuar con falsedad. No hace falta dejar de ser auténtico para cuidarse uno mismo como ningún otro puede hacer.
Está claro que no ha captado el mensaje porque anoche Ainhoa casi llegó a acusar a Mercedes Milá de ser la responsable de que Fresita ganara su edición del programa. Pepe intentó por todos los medios de convencerla de que la presentadora ha sido siempre igual y no engaña a nadie porque ella es la espectadora número uno y, como tal, opina sobre lo que ve, tal como lo hacemos todos. Pepe califica a Milá de "monstruo" (en el buen sentido), afirmando que ella es la que "tira de la gala" y que "es una profesional". Por su parte, Ainhoa dice que en su edición estaba todo el día “Fresita, Fresita, con el lacito y disfrazada de vaca".
Para Pepe "Fresita no ganó por Mercedes sino porque fuisteis unos inútiles". Ante esta conversación, tan lícito es pensar que Pepe pueda estar buscando el favor de la presentadora como acusar a Ainhoa de intentar poner de su parte a los más críticos con su labor, especialmente cuando la discusión termina derivando en hablar de Arturo e Indhira. Ella se pone más del lado del irundarra y Pepe del de la malagueña. Pero esto no lo pudimos ver apenas porque en la medida que la discusión subía ligeramente nuestro amigo el realizador cambiaba de plano por uno de esos tan interesantes de un dormitorio vacío. Los momentos álgidos de la discusión nos los perdimos, por tanto. Solo vimos a Pepe tempranamente acostado y Ainhoa llorando ante un Nico que le recomienda pedir perdón a Pepe y esperar entonces el perdón de él ("que es un caballero", decía). Amores reñidos son los más queridos, dice el refranero.
En cuanto al resto de la tropa he de decir que agradezco a Amor y Ana su comportamiento con Raquel, menos mueble desde que ellas le hacen un poco de caso. El pasado domingo Amor estuvo casi todo el día con su nueva y extraña amiga, hablando de moda y estilismo, entre otros asuntos. Lo cierto es que agradezco muchas cosas de este reencuentro. Personalmente está siendo un reencuentro con el Gran Hermano de las charlas de madrugada, los chapuzones en el jacuzzi o de bromas como las que recogía el resumen de ayer, con Andalla y Pepe como maestros de ceremonias, burlándose ambos de las dos parejitas que duermen en ambos extremos de ese dormitorio. En contraste con el último Gran Hermano he de decir que estoy disfrutando mucho más ahora, lo cual también agradezco. Entre tanto agradecimiento destaca algo por lo que casi se quitan las ganas de seguir prestando atención a todo esto, y no es otra cosa que la castrante realización del directo. Una pena, realmente.
Y solo me queda emplazar a todo el mundo para la gala de esta noche. Será una nueva fiesta con Mercedes Milá como gran anfitriona. La noche promete mucho, fundamentalmente porque obtendremos respuesta a algunas de las preguntas que nos hacemos ahora mismo. Hasta el momento sabemos que algo va a pasar, pero será en la gala donde sabremos el qué.
[Recuerda que puedes votar por tu pareja preferida para que sea inmune a la expulsión. También puedes seguir haciendo preguntas al gato en esta página].