Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

26 de diciembre (23.30-4.30 h.) - Cachondeo y al sobre.

Tomás Blanco.
23.30 h: Buenas noches a todos. Empezamos.
23.37 h: En el dormitorio Ana, Liz y Orlando. Ana dice que el súper le ha llamado la atención unas cuantas veces por dar información del exterior. Sorprendentemente Ana no termina de compartir la impresión del súper y Orlando tampoco. Digo sorprendentemente porque -y teniendo en cuenta sólo mi turno- la hemos oído varias veces dar información del exterior.
23.43 h: Liz, telenovelista, explica que en Eibar hay 5 dominicanos como máximo. Se lleva bien con todos menos con las chicas. Esto es, que se lleva bien con 2. Asegura que no se lleva bien con las chicas y que no sabe por qué. En realidad lo sabe, o, al menos tiene una teoría (envidia por ser muy guapa) pero no se anima a decirlo.
Después hace gala de su capacidad para la digresión y se marca un discurso ininterrumpido de 6 minutos con aparente solución de continuidad. Empieza hablando de que se lleva mal con las chicas y termina hablando de la gente que le apoya por entrar en gran hermano y de la gente que la odia por lo mismo. Eso es lo que el discurso dice. Lo que cuenta el discurso es: "soy guay".
Concluye tirando de sabiduría popular: "yo tengo una teoría. No me hace daño quien quiere sino quien puede", aforismo que siempre me ha parecido una obviedad: es evidente que el que no puede hacerte daño no te va a hacer daño.
23.48 h: No sé muy bien cómo (seguir los discursos de Liz es imposible. Además me da mucha pereza) terminan hablando de ex-concursantes de GH. Andalla, y Amor. A Ana no le gustaba Amor porque se metía en el jacuzzi a meter mano a todos los tíos: "eso no es libertad sexual es ser una guarrilla". Luego hablan de Pepe y Dayron. De Pepe dice que: "no había hecho nada y todos estaban en contra de él" y lo dice sin encontrar ninguna similitud.
23.53 h: A Liz de GH 9 para reírse le gustaba Piero. Para reírse a Ana le gustaban Ismael e Iván, de GH 1. A Ana tampoco le gusta nada Bea la legionaria porque discutía y pegaba voces y la cabra le comía los tangas. Aclarar que no sé si ha dicho cabra u oveja (y tampco lo recuerdo), pero me decanto por cabra por la relación del animal con la legión. Y aclarar también que la cabra le comía los tangas pero no cuando los llevaba puestos.
A Ana tampoco le gusta mucho la Marquesa, de GH 7.
23.57 h: "Iván me tira de la lengua todo el tiempo", dice Ana, excusándose por hablar del exterior. Como si le hiciese mucha falta. Como si le hiciese mucha falta que le tirasen de la lengua, quiero decir. En este mismo momento el súper le pega un toque y Ana se rebota: "no puedo hablar de nada. Menuda mierda".
0.02 h: Llega Palomares dispuesto a irse a dormir. Está preocupado porque mañana no le de tiempo a escribir la letra de su villancico individual. Julito se acuesta. Ana sigue dándole vueltas al toque de atención del súper. Orlando recuerda que el toque ha sido comunitario: "chicos, vale ya de hablar del exterior o habrá represalias".
0.07 h: Iván y Almudena entran al dormitorio. Los demás hablan sobre la temperatura de las duchas en la casa 1 y en la casa 2. Liz Simpson, telenovelista, cuenta anécdotas divertidas a la par que interesantes sobre sus experiencias con el agua fría.
0.12 h: Liz explica algo sobre el GH de su país. De nuevo divertida a la par que interesante. Interesantísima. En la historia hay unas súper-divas súper-operadas y un actor-comediante que era quién ponía el "salsón" en la casa. Ella llamaba para que se quedase el actor-comediante que resultó ganador. Al final se descubrió que al tipo le pagaban por ser antipático. Donó el premio a una fundación.
Ana Toro, que sigue en la fase depresiva de la ciclotimia, es la única que hace preguntas al respecto.
0.16 h: Liz sigue con su monólogo hasta que Orlando la interrumpe (cosa que le agradezco) para anunciar que se va a dormir. La iniciativa de Orlando es acogida con entusiasmo por los demás que van a hacer lo mismo.
Iván, vestido de San José y con la cara hinchada por un picotazo del loro, no parece muy dispuesto a irse a sobar.
0.20 h: No entiendo muy bien lo que sucede. Vemos a Orlando en primer plano escuchando lo que le dice alguien. Se levanta y se viste. No entiendo lo que pasa porque la imagen no corresponde con el sonido: Almudena riéndose y corriendo. Suena ligeramente brotada.
Cuando el sonido vuelve a corresponder con la imagen vemos a Iván bromeando: "ya no sé qué hacer con la Cría para que aprenda. La voy a pillar de los tobillos y la voy a meter al jacuzzi de cabeza 'ra-ra-ra-ra'".
A Ana le gusta la idea. Propone encerrarla con las ovejas una hora.
0.24 h: Iván y Orlando van a por Almudena. Almudena huye con entusiasmo La alcanzan en el baño del vestidor. Ella se ríe y hace como que se resiste hasta que descubre que el plan es encerrarla con las ovejas. Una vez dentro del corral se pone a llamar al "¡¡¡Súuuuupppeerrrrr!!" y a pegar patadas a la puerta.
Luego hace un boquete junto a la puerta y sale. Cuando sale hace gala de su buena educación: "que te jodan, gilipollas. He salido"
Al corral
0.28 h: Iván y Orlando la vuelven a coger. La agarran de los tobillos para meterla en el río del jardín. Almudena no se deja y, no acierto a entender cómo, le rompe el pantalón del pijama a Orlando.
Tampoco acierto a saber si está riéndose o si está enfadada.
Al agua
Pantalón roto
0.32 h: Pues está enfadada, creo. Amenaza con devolverles la broma, les llama flipaos, encuentra la broma desmedida, que les follen, imbéciles, broma de mierda... En definitiva se toma la broma regular.
Orlando aparece intentando quitarle hierro al asunto y lo consigue a medias.
0.36 h: Aunque sigue con cierto regomello parece que Orlando ha conseguido calmar a la muchacha con la ayuda de Iván: Almudena le dedica una peineta. Iván le desafía a que lo haga de nuevo y ella, por supuesto, lo hace. Iván se acerca y se la sube al lomo, aunque la vuelve a dejar en la cama. Almudena se parte el cuadro.
Todo arreglado
0.39 h: No lo puedo creer, amigos. Iván se acuesta. Están todos en la cama y son las 0.39 h.
A este paso me reducen el sueldo.
0.42 h: Almudena se levanta, cierra puertas y se pega un rulo por el salón. Estoy especialmente atolinao hoy porque tampoco acierto a entender el objetivo del rulo por el salón.
El súper se marca un speech: Recuerda a los concursantes que deben llevar el micro 24 horas, que tienen que llevarlo aunque estén acostados en la cama y que tienen que llevarlo aunque se estén dando rulos por el salón para desconcierto del atolinao narrador del 24 h. Precisa que: "sólo podéis quitároslo cuando estéis dormidos". Se excede un poco el súper: quitarse el micro cuando se está dormido tiene que ser una operación complicada.
0.49 h: Luces fuera, amigos. La semana que viene estoy en la calle. No preocuparse, me pasa mucho.
1.00 h: Todos dormidos en la habitación. Empiezo a enviar CVs por internet.
1.15 h: Todos dormidos. Sin novedad. Aprovechemos la falta de novedades para cumplir, una vez más (como el profesional capaz y responsable que soy) para cumplir con los requisitos de la gerencia:
Querido lector, si le gusta este blog puede votar por nosotros aquí.
Y si tiene un puesto de trabajo libre o conoce a alguien que lo tenga, no dude en ponerse en contacto conmigo.
1.30 h: Todos dormidos. Sin novedad.
2.00 h: Todos dormidos. Sin novedad.
2.25 h: Iván, no podía ser otro, se levanta de la cama, se disfraza de San Jose y se sienta en el vestidor con el cassette a escribir su villancico. Le ha tocado poner música a Noche de Paz. No será difícil mejorarlo.
2.34 h: Lo retiro. Su primera frase es: "la navidad en Guadalix es genial". Además, la cancioncita se me ha metido en el hipotálamo y ya no hay Dios quien la saque.
2.45 h: Iván sigue creando.
El lector poco avezado pensará que las letras de los villancicos no tienen ningún sentido.
Pues acierta.
La clave para comprender la mente creadora del autor villanciquil se encuentra oculta en una frase pocas veces destacada del repertorio tradicional: "María, María, ven acá corriendo que al chocolatillo se lo están comiendo". La palabra clave es Chocolatillo.
Chocolatillo
3.00 h: Iván sigue creando. A palo seco; sin chocolatillo ni nada. Canturrea de cuando en cuando.
3.15 h: Porque sino ya me explicarán como se entiende, por poner un ejemplo, esto: "campana sobre campana y sobre campana una, asómate a la ventana, verás al niño en la cuna". ¿Campana sobre campana y sobre campana, una? además ¿"Una" qué? ¿Y qué tiene que ver la disposición de las campanas con asomarse a la ventana?
Iván canturrea. Parece un gato al que le están pisando el rabo.
3.30 h: Por no hablar de esa acritud de muchos villancicos contra San José, el pobre muchacho. Todo el día tirándole "con perdigón fino": "han entrado los ratones y al bueno de San José le han comido los calzones" o: "dime niño de quien eres".
Iván hace un descanso creativo y sale al jardín. Se pone a enredar con las piedras sin objetivo aparente.
3.39 h: Recoge excrementos del burro con una pala y le da unos besos. Definitivamente la composición del villancicos afecta psicológicamente.
Iván vuelve al dormitorio y se acuesta.
4.00 h: Todos dormidos. Sin novedad.
4.30 h: Todos dormidos. Sin novedad.
Gran Hermano 24h. volverá a las 9.00 h. Hasta entonces. Buenas noches y buen fin de semana.