Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

4 de marzo (23.30-4.00) El uno por el otro y las casa sin yacer.

Tomás Blanco.
23.30 h: Buenas noches a todos. Empezamos.
23.40 h: Los reincidentes están cenando en el salón. Conversaciones paralelas. Un par de cosas destacables: Pepe le va a servir vino a María José. María José No quiere. ¿Por qué? pregunta alguien. "Porque estoy embarazada". Creo que es una broma. Jorge habla de un programa de la competencia y una multa a un famoso presentador por fumar en plató. El realizador corta al jardín.
23.50 h: Bueno, si no he dicho nada... Nico y Ana están en plena hora sin cámaras. ¿No era que Ana sólo quería abrazos? Y es que amigos, es bien sabido que cuando las chicas dicen que sí, es que no, y cuando dicen que no, es que tampoco.
Pepe se ha debido de enterar que, anoche, Ainhoa y Chiki decidieron guardarse unas servilletas en la maleta, de recuerdo porque Pepe propone que se lleven el mantel, que tiene muy buena pinta.
0.00 h: Comentarios sobre la prueba, la comida, la música.
Pepe, Raquel y Jorge se quedan de tertulia unos minutos y recogen. María José, Chiki y Ainhoa se van al confesionario.
0.10 h: Raquel recuerda que en GH 1 les dejaron meter un cedé. Jorge asegura que si no se lo llega a decir, jamás lo hubiese pensado. Pepe ya está con la raqueta en la mano.
0.20 h: Pepe le pregunta a Jorge qué le pareció Matrix. Jorge dice que muy buena la primera, que las otras dos se hicieron para rellenar y aprovecha para citar unas declaraciones al efecto de Ricky Gervais, director de la interesante serie de la BBC: The Office. Y ya que se pone, elogia la presentación transgresora, faltona, pero con estilo, que hizo el gran Ricky en los Globos de Oro.
Las chicas vuelven del confesionario. Han ido a "pedir algo", dicen, misteriosas.
0.30 h: Parece que han pedido bebida. Ainhoa y María José le piden al súper que pinche la música en el jardín y salen a bailar copazo en mano. Cantan algo de Bisbal a voz en grito.
0.40 h: El personal bailoteando. Jorge se sienta, pero María José le saca a bailar cantando el estribillo de la canción con mucha emoción: "perdóname, me equivoqué". Será un correlato. La cosa acaba en abrazo y besos.
La magia de GH Reencuentro, etc.
0.50 h: Pepe y Chiki cocinando. Intentan darle vueltas a las crepés en el aire. Se apañan bastante bien.
Más bailoteo.
1.00 h: Nico y Ana reaparecen disfrazados de Colón e Isabel la Católica. Todos se arremolinan en torno a ellos y hablan al tiempo. No entiendo nada y con la música menos. El realizador se centra en la reacción de Raquel, que está perpleja.
Se juntan Ainhoa, Jorge, Raquel y Chiki en el sofá y se ponen sentimentaloides. Estoy de puta madre aquí, he sido yo misma, me llevo la amistad y eso es lo que me vale, etc.
1.10 h: Ana y Nico desaparecen inopinadamente, igual que vinieron. Jorge, Almudena, Ainhoa y María José se quedan escuchando música y charlando en el sofá del salón. Chiki quiere organizarle una cenita a Ainhoa con Iván Madrazo.
1.20 h: La fiesta está así: "Si no nos movemos y nos quedamos aquí sentados, quitan la música", dice Ainhoa.
Creo que Raquel se ha quedado dormida en el sofá y eso que la música está a todo rugido.
1.30 h: Pepe trastea con los pies de Raquel, que gimotea pero no se despierta. Jorge sentado en el sofá con una máscara de demonio puesta. María José bailotea sola. Ainhoa, Chiki, Nico y Ana desaparecidos en combate.
1.40 h: Ana está empeñada en seguir haciendo de Isabel la Católica y no sólo finge que Nico es Colón, sino que pretende que Nico finja serlo. Nico... ni confirma ni desmiente, vamos a decir a lo Rosa Díez. Lo mismo ocurre cuando Ana le abraza y le besa: ni se aparta ni responde.
Nico tiene una raja en el paleto. Qué mal suena esto. A ver: que Nico tiene una rajita en un diente. Cree que se le va a a partir. Se lo enseña a María José que le recomienda que vaya al súper.
Ainhoa le habla a Jorge de un bar, el "Avalón", que significa "el país de nunca jamás", aunque Avalón es una isla de la mitología Celta (dónde vivía Morgana, sí hombre, la discípula de Merlín, hermana de Arturo, que luego se lío con él y tuvo un zagal incestuoso, menuda pájara) y poco tiene que ver con Barry y Peter Pan, que yo recuerde.
Ana les cuenta a Chiki y Pepe que no ha habido hora sin cámaras. Vamos que los muchachos no se han puesto tribales y no han yacido como Dios manda. Que Nico "no se lo merecía", porque "estaba todo el rato preocupado de comerse el bogavante". El súper les ha ofrecido una "segunda oportunidad", pero no está por la labor.
1.50 h: "El alma humana se alimenta de los sueños", dice Jorge, que lo habrá sacado de algún dietario con frases célebres. Célebres por malas, quiero decir. Sucede que a Jorge le ha dado por sincerarse y exponer su muy reflexionada visión del mundo. Primero con Ainhoa, que ha huido en cuanto ha podido a bailar al jardín, y ahora con Pepe.
2.00 h: Ainhoa les explica a Jorge y María José que está dolida con Pepe porque dijo de ella que era "una hija de puta y una barriobajera", aunque ella no es rencorosa, bla bla bla, etc.
Bis.
Bis.
Jorge y Ainhoa de intercambio psíquico. Ainhoa explica sus sentimientos y Jorge espera que se salve.
2.10 h: Ainhoa y Jorge siguen hablando de Pepe. Si el realizador insiste en no bajar el volumen de la música y subir los micros de los zagales, lo voy a tener difícil.
Ainhoa, que cada día me causa más regomello y pesambre, vuelve a contar que Pepe le pidió perdón sin mirarle a los ojos.
2.20 h: Ainhoa y Jorge siguen de intercambio psíquico.
Es una conversación a pecho descubierto, a corazón abierto. A calzón quitao.
Pereza mortal y algodón de azúcar.
Jorge ya se siente muy bien con sus compañeros, y ya puede hacerles bromas. No de mal gusto, porque "yo seré bajito y feo, pero tengo buen gusto". Acto seguido hace una demostración de buen gusto que todavía me estoy riendo: "hay una frase que dice cuando el orgullo grita, el orgullo calla".
Otra frase más que apuntar en mi diario súper personal con mi rotu rosa.
2.30 h: Nico habla con Ainhoa en el jardín. Le cuenta que el Gran Hermano les ha llevado todo lo que pidió: las verduras, la fruta, las fresas con nata. Y los disfraces. Aunque le han faltado "un par de personas más allí". Ainhoa, que sigue en fase de exaltación, le dice que es el mejor compañero posible, que nadie como tú. Añade que Raquel, la otra pretendiente de Nico, no lo lleva muy bien: ha estado callada, y no ha querido bailar, dice.
2.40 h: Pepe dormido en la habitación colorada.
Jorge acostado en el sofá del salón.
2.50 h: Pepe clapando y Jorge acostado en el sofá, medio sobao. Aparece Ainhoa, anuncia que se va a poner el pijama y a quitarse el maquillaje, pero piensa quedarse "por aquí", por si llaman para hacer un pedido. Antes pica algo. A Jorge lo que le apetece es otra copa.
3.00 h: Ainhoa está contenta consigo misma: es "mona", se arregla "un poco" y está "guapa", con cualquier trapito que se ponga, oiga. Además "no soy tonta, vamos, que puedes hablar conmigo de lo que quieras". Qué curioso, porque a mí no se me ocurre nada de lo que hablar con ella.
Es "normal", concluye.
"No hay mejor piropo ni mejor adjetivo que decir que eres normal", dice Jorge, empeñado en tirar de su recetario de frases hechas. Asegura que "no puedo perder el tiempo si quiero hacer algo que me guste y me realice y que me llene. Dios, qué complicado soy".
Efectivamente. Es complicado, porque de complejo no tiene nada.
El caso es que ahora vive en Ponferrada, y está bien allí, pero si se enterase de que "fuese el último sitio dónde atracase el barco... uffff".
Llega Chiki y el intercambio psíquico se desvía hacia el tiempo que hace que llevan saliendo con sus respectivos antagonistas.
Jorge 3 meses.
Ainhoa 5 meses.
Chiki 1 año.
3.10 h: Aparece Nico. Sigue preocupado por su diente. Charla con Jorge, Ainhoa y Chiki en el sofá.
Ainhoa, Chiki y Nico se animan a bailar.
Ana también se apunta.
3.20 h: La música se termina. Los muchachos parecen cansados y guardan silencio. Hablan esporádicamente. Nico y Jorge, por ejemplo, recuerdan algunos grupos musicales de los ochentas.
3.30 h: Nico cuenta el menú de la hora sin cámaras. Mucho marisco.
A Jorge el cine es lo que más le gusta. Miedo me da. La música también le gusta mucho. Y con Pepe puede hablar de los dos temas, dice. Y seguramente "de Política también" que es otro tema "que me apasiona". Más miedo me da.
Nico cree que no tiene ningún jobi, si acaso, la cocina. Y su hijo, faltaría más. Pobre crío.
Llama la señora Pérez. La señora Pérez, empadronada en el confesionario, quiere una paella y una pizza de atún. Nico insiste en darle la brasa a la señora intentando calzarle una toritlla en el pedido.
La señora Pérez no sabe dónde meterse, pero es cabezona.
3.40 h: Todos despiertos. Tienen 45 minutos, pero lo llevan con tranquilidad. Cocinan Ainhoa y Nico.
3.50 h: María José está acostada sola en el dormitorio azul. Dice: "súper, ibuprofeno ¿me lo podéis pasar?".
El súper no se manifiesta.
Raquel es la encargada de dar vueltas con el motocarro. Pepe acompaña. Raquel está por "despedir la cena que he pedido", ya que "es una por persona. De todas formas no quiero que se haga más grande el lío".
4.00 h: Jorge, el paellero, todavía no ha terminado, aunque está a punto. Ainhoa y Chiki haciendo compañía.
Gran Hermano 24h volverá a las 8.30 con José Viruete. Buenas noches.