0.00 - 5.00: Encajando

    • 186 Comentarios

(Nota del Traductor)
Ficus Magnificus: Alain
Migueles: Miguel. 
Larry / Godard: Realizador. 
---- Editorial: Línea Editorial. 
Boviscopofobia: pánico atroz al comportamiento bovino en el ser humano.
Intercambio Psíquico: cháchara emocional, cotorreo sensitivo, yo-soy-una-persona-que. 
Pastor de Internos: El Súper.
LGP: Luchador Genéticamente Perfecto, Pol.
GER: Gran Elefante Rosa. Dios del Minutado. 
PMR: Programa de Melodramatización de la Realidad.
TGM: Tiranía del Grupo Mayoritario.

0.00: Buenas noches niños y niñas, queridos todos.

0.15: Pues le doy a play y los zagales están disfrazados de egipcios y suena Bad de Michael Jackson (aunque para una fiesta egipcia, debería sonar Remember the time) de dónde se deduce que hoy toca la intermitente fiesta de los martes. Rodrigo apunta en una pizarra colocada en el salón algunas de las frases más redichas por los concursantes. Además de las frases ("comes como un paisano", "estoy hasta la pepitilla") la genial idea que han tenido los internos consiste en poner en grande GH17 con la leyenda: "Somos todos" y alrededor, los nombres de todos. 

Bonito. Original. Inteligente. Nada cursi. Adara Molinero está conmigo:

-¡Aaaah! ¡Me encanta, te lo juro!

Pero está conmigo mogollón:

-¡Ay! ¡Me encanta!

Beatriz mira a Rodrigo escribir en silencio desde el sofá. Meritxell Prieto da indicaciones junto a Rodrigo. La Señorita Molinero dando instrucciones desde el sofá, ambas claramente oprimidas por la Tiranía del Grupo Mayoritario. 

0.30: Como el conjunto no resultaba lo suficientemente bonito, original, inteligente y poco cursi, a Meritxell Prieto se le ocurre la siguiente y absolutamente genial aportación: "Un sueño fue lo que nos unió". Luego:

-Puntos suspensivos y un corazón pondría yo.

Mucho mejor.

-Mejor un ojo -dice la Señorita Molinero.

Prefecto.

Rodrigo, en lugar de negarse apelando a la Tiranía del Grupo Mayoritario, procede a escribir y dibujar las sugerencias antes indicadas. Para que cojan confianza y luego soltarles el hachazo, qué duda cabe.

Así va quedando:

dafñij

Meritxell Prieto, en otro de sus accesos de humildad, dice de su propia ocurrencia:

-Un sueño fue lo que nos unió... Qué bonito ¿verdad?

Lamentablemente, la Tiranía del Grupo Mayoritario no reacciona con el entusiasmo que la brillantísima ocurrencia de Meritxell Prieto merece. De hecho, no reacciona en absoluto. 

Rodrigo continua escribiendo en la pizarra, ahora algunos de los motes que Álvaro tenía para los internos, pero no se acuerda bien, así que pregunta si alguien se acuerda de alguno. La Señorita Prieto vuelve a sufrir un acceso de humildad y declara:

-No me acuerdo. A mí me decía que era muy inteligente. 

0.35: Algún apunte más en la pizarra, en la misma línea creativa e inteligente que los anteriores. Luego, una coreografía grupal que marca un 8 en el boviscopómetro. 

0.40: Adara y Meritxell bailando tan ricamente y aparece Beatriz a oprimirlas bailando con ellas y muy pegaditas, encima. 

Los zagales deciden hacer una coreografía grupal interpretativa (que se diferencia de la coreografía grupal estándar en que en lugar de bailar, interpretan la letra como actores y en que en lugar de un 8, marca un 9 en el boviscopómetro). Pero lo realmente intolerable es que en mitad de la coreografía grupal interpretativa, se produce una escena tal opresión tiránica y falserío repugnante que me quedo sin palabras y mejor os pongo una foto:

adaf

0.50: Rodrigo y Ficus Magnificus bailando. Migueles se va: "a comer" pero vuelve enseguida. Ni rastro de las señoritas Adara Molinero y Meritxell Prieto.

1.00: Por el momento, Migueles, Rodrigo y Alain bailan.

1.10: Reaparecen Adara y Meritxell y se ponen a bailar orientadas al espejo para mejorar su autoestima y capacidad de autoconocimiento. Luego brindan con Migueles, en un intento más de no ganarse el desprecio de la TGM. Luego aparecen Migueles, Rodrizontal y Ficus Magnificus y bailan con las jóvenes en un claro intento de desestabilizarlas emocionalmente, pero es bien sabido que si algo son las señoritas Prieto y Molinero es emocionalmente equilibradas, así que de momento, la TGM no lo consigue y aparentemente bailan y charlan como un grupo de colegones.

1.15: Brindis grupal en nombre de los internos que ya no se encuentran con nosotros. El brindis, en un intento más de burlarse de las geniales ocurrencias de Meritxell Prieto, se hace al grito de: "Un sueño fue lo que nos unió".

1.25: Pues a Migueles se le ocurre que sería muy buena idea hacer unos estriptises. A sabiendas de que la Señorita Molinero es muy tímida, la TGM la elige para presentar el primer estriptis, que es en realidad un estriptis doble (Rodrigo a Beatriz y Beatriz a Rodrigo) que más que un estriptis (nadie se quita nada) consiste en pegarse golpes y empujones en plan broma. 

Migueles, en un nuevo intento de desconcertar los sentimientos de Meritxell Prieto, propone que Ficus Magnificus haga un estriptis a la propia señorita Prieto, que no parece muy dispuesta. Ficus Magnificus tampoco parece muy dispuesto, así que al final el estriptis lo hace Migueles, que tampoco se quita nada, sino que baila alrededor de Meritxell.

1.30: Turno de Adara: alguien tiene que hacerle un estriptis, pero la señorita Molinero tiene un Código de Conducta Premarital que está bien clarinete, así que acoge la propuesta poniendo mala cara y la TGM, en un nuevo intento de imponerse repulsivamente sobre Adara, decide:

-Bueno, pues se acabaron los estriptis, vamos a bailar.

1.45: Pues no he entendido muy bien lo que acaba de suceder. Se ponen a bailar y de repente tiran todos para el baño. El último en llegar es Alain y pregunta que qué pasa pero nadie da una respuesta satisfactoria y antes de que me dé tiempo a saber qué está pasando, va Godard y pone el ojo de Sauron. Un minuto como mucho. Cuando vuelve la señal, están las tres chicas en el salón. A petición de Adara, Beatriz le escribe en el brazo: "Cuchu" y, como haciéndose la simpática, pero sin duda queriendo obtener información para luego malmeter a sus espaldas, Beatriz pregunta:

-¿Y lo de "Cuchu" de dónde viene?

Adara Molinero explica la preciosa anécdota:

-Un día me llamó "cuchufleta", y por no llamarle "cuchufleto", pues le llamo "cuchu".

Amor del bueno, amigos.

1.55: Pues pasamos un rato en el que los internos no se deciden si hacer un desfile o si jugar a algo y al final deciden jugar a algo que no entiendo muy bien pero que tiene que ver con que un interno baile (o mueva el pandero, no sé) al ritmo errático que marcan los demás internos. 

2.00: Migueles dice:

-¿Por qué no hacemos un Míster y una Miss?

Y lo dice porque la TGM tiene menos imaginación que... mmm... ehh... ahora no caigo, pero muy poca imaginación en cualquier caso.

Sea como fuere, pues aquí estamos jugando a las misses. Otra vez. Por lo demás, lo de siempre: la Tiranía del Grupo Mayoritario desestabilizando y excluyendo del grupo a Meritxell Prieto y Adara Molinero a base de llamarlas guapas y tías buenas mientras desfilan sin ningún reparo. 

2.05: ¿Y a qué no sabéis quién gana Miss Egipto GH 17? Adara Molinero, efectivamente. Qué curioso que el jurado estuviese formado por Migueles, Rodrizontal y Ficus Magnificus, todos miembros con carne de la TGM. 

¿Conspiranoia?

No lo creo. Sin duda otro ardid inicuo de la Tiranía del Grupo Mayoritario para hacerla de menos y marginarla descaradamente. La señorita Molinero se hace la emocionada al recibir el premio y se ríe con la intención de ser aceptada en el grupo, la pobre. 

2.10: ¿Y a qué no sabéis quién decide la TGM que presente la gala Míster Egipto GH 17? Meritxell Prieto, efectivamente. 

Esto ya no tiene nombre.

2.15: Migueles: Míster Egipto GH 17.

2.20: Pues todos se desplazan a la cocina. Creo que van a freír unas patatas.

2.30: En la pista de baile, todos los internos menos Beatriz (que sigue pelando patatas) y la señorita Molinero (que hace compañía) realizan una coreografía grupal con reminiscencias egipcias (básicamente, el paso ese como de andar de lado). En la cocina, Beatriz declara que le encantaría que Mercedes Milá estuviese presente en la última gala, pero en realidad es una táctica de opresión:

-¿Tú crees que estará?

-Estaría guay.

-Yo creo que estará un poco decepcionada con nosotros. 

-¿Por qué?

Y entonces, Beatriz va y dice:

-Porque ha sido una edición muy jarcor de broncas. Pero bueno.

Adara Molinero no cae en la provocación. 

2.40: Migueles ve que Meritxell se viene arriba cuando ponen una canción muy del refinado gusto de la señorita Prieto y de la señorita Molinero, así que Migueles le dice a Adara que vaya a la pista de baile y se venga arriba con Meritxell Prieto, que ya se queda él haciendo compañía a la cocinera. Sin duda se trata de un plan repulsivo ideado por Migueles: primero las anima a venirse arriba y cuando las pobres se vengan arriba se burlará de ellas por hacer el ridículo. 

2.45: Meritxell Prieto y Adara Molinero tienen un momento de intimidad en el sofá. Meritxell Prieto le cuenta a Adara Molinero que su novio, Ficus Magnificus, está raro. 

-A ver si me explica qué le pasa, porque no lo entiendo.

-Pregúntaselo.

-Bailas ésta conmigo, tía.

-No me apetece, tía. 

2.50: Alain se sienta en el respaldo del sofá azul con Meritxell Prieto. Entablan una conversación en la que Alain sostiene que se va él y Meritxell Prieto sostiene que se va ella: que me voy yo. Que no, que me voy yo. Que no nono no no, me voy yo. 

Y así sucesivamente.

Luego la conversación gira a que lo importante es ser yo mismo y Ficus Magnificus declara que él ha sido muy él mismo. Yo he sido muy yo misma también. Yo también he sido yo mismo, mucho. Yo mucho yo misma también yo. Y yo mucho. 

Luego el tema deriva hacia las discusiones entre los dos y hacia Adara. Pero de eso Alain no quiere hablar, porque: "terminamos discutiendo", pero hablan igualmente. Alain es muy "de respetar y de demostrar". Meritxell Prieto también, sobre todo de demostrar. Alain es mucho de demostrar también, pero sin olvidar respetar. Meritxell respeta y demuestra mucho. Alain mucho también. Los dos mucho. 

A ver cómo termina esto.

3.00: Vestidor. Migueles melodrama delante de Rodrizontal y Ficus Magnificus porque Beatriz le ha dicho que se parece al Señor Burns. Le ha dicho que no se extrañe, que seguramente ya se lo estén llamando en la calle. No le falta razón. El caso es que Migueles, forma de vida que padece gerontofobia, asegura que es un poco feo que le asocien con un señor (Burns) viejuno y aguileño y, a pesar de todo el teatrillo de sacarse el peluquín y quemarlo a la luz de la luna en ceremonia dionisíaca, no ha superado su complejo: "Es como si alguien entra a GH acomplejado porque está gordo e intentando adelgazar y tú le dices que parece un elefante". Además, Beatriz ha intercambiado gestos con Meritxell Prieto imitando el legendario y maquiavélico gesto del señor Burns uniendo las manos por las puntas de los dedos. Rodrigo dice que la gracia le hace gracia, pero que entiende que Migueles es una forma de vida que no ha superado todos sus complejos. Asegura, sin ponerse ni colorao que Beatriz no tiene: "ni pizca de maldad", y que lo hable con ella. Migueles no tiene bastante con las declaraciones de Rodrigo y parece que cree que no se ha entendido el ejemplo del elefante, así que pone otro: "me quité la máscara total y absolutamente y me quedo desnudo y es como si tú me dices: "eres un mono", y pues a mi, en cierto sentido, me duele". Sigue melodramando un poco más: que hay que ver cómo es la sociedad, que te presiona y te señala cosas acomplejantes y claro, tú te pones "una máscara para que la sociedad no te etiquete", claro que Migueles se ha puesto una máscara que, al ser en sí misma un estereotipo, queda automáticamente etiquetado por la sociedad, consiguiendo justo lo contrario de lo que pretendía.

3.15: Migueles entra en un bucle del que sólo sale cuando escucha desde la cocina que ya están listas las patatas. Así que todos a comer.

Migueles se sienta juvenilmente a lo indio encima de la encimera mientras comen las patatas y cotorrean simultáneamente. En ese momento, Adara Molinero se percata de que a Migueles se le ha escapado un huevo del pantalón corto y dice, sin ánimo de provocar si no intentando integrarse y resultar simpática:

-Encima tienes un huevo de codorniz -y se ríe simpática.

Tratándose de una broma buenísima, Migueles no tiene más remedio que envainarse el huevo y salir por:

-Es mentira... Yo tengo un problema, además: soy de huevo grande.

-Y pitula pequeña -dice Meritxell Prieto, también sin ánimo de provocar, si no tratando de encajar en el grupo y resultar simpática. Otra vez pasa igual: siendo una broma inteligentísima, Migueles se tienen que envainar también la pitula y sale por peteneras, contando la gracia que le hace la palabra "marrana" (seguramente a modo de indirecta a la señorita Prieto que tiene una fama injustamente merecida de ducharse poco y mal) e incluso cuenta una anécdota protagonizada por Cerebro y Montse. Pero a la señorita Molinero, que tiene muy cerca los pies de Migueles, le llega el aroma de pies sudados a su delicada pero sinuosa nariz. Migueles acerca un pie a la delicada pero sinuosa nariz de Adara Molinero y en ese movimiento, se le escapa un huevo (no sabemos si el mismo o el otro) y Migueles termina por bajarse de la encimera. No obstante, el olor a pies no se va y Adara Molinero sigue protestando con la delicadeza aristocrática que luce de nacimiento:

-Huele a pies.

Resulta que es Beatriz. Beatriz enseña los pies, pero desde la cámara que tiene pinchada Godard, no se ve. Adara Molinero, una vez más intentando resultar simpática e integrarse en el grupo, ve los pies de Beatriz y declara:

-Madre mía. Primer plano de esto, por favor. Mira como tiene los zapatos, qué olor, qué olor, madre mía, tía.

Beatriz se excusa diciendo que ha llevado dos días seguidos las deportivas sin calcetines y que, siendo las deportivas de: "mi amigo el morito" (me imagino ya la indignación del comité Flandersista) pues claro, le sudan los pies cosa mala.

-¿Pero te has lavado los pies, hija mí?

-Sí.

-¿Pero te has echado jabón? -dice Adara, con muchísimo tacto, teniendo en cuenta que se lo dicen a una forma de vida que no se va inmediatamente al baño a lavarse los pies, sino que se queda ahí justificando su mal olor como si nada. Adara Molinero se lo hace ver de muy buenas maneras, con muchísimo cuidado, a sabiendas de las coléricas e irracionales reacciones de la TGM:

-Qué olor. Llega hasta aquí. Tienes los pies pochos. Podridos.

-Es por que las zapatillas son malas y las he llevado puestas sin calcetines dos días, por eso huele. Nunca os habéis quejado de mi olor -dice Beatriz, en lugar de tirar para el baño con las orejas gachas. Entonces, con elegancia y calidez, declara:

-Pues hoy te huelen como nunca te ha olido.

3.30: Los zagales, que se van al yacusi y se llevan al maniquí del atrezo.

3.40: Pues seguimos con los zagales en el yacusi. Alain no se mete porque está muy fría. Sólo entran Migueles, Rodrizontal y los pies del maniquí. 

En el baño, Meritxell y Adara se limpian los dientes mientras que Alain se frota la quijada.

3.50: Parece que ya nos vamos a dormir. Rodrigo ya está en posición Rodrizontal. Adara y Meritxell terminan de desalicatarse. Ficus Magnificus ya entra al dormitorio. Beatriz (que parece que lleva toda la noche ligeramente enfadada con Rodrigo) parece dormida o casi. Al único que no veo es a Migueles. Silencio general.

4.00: Beatriz está enfadada, es oficial. Rodrigo ha preferido dormir en el dormitorio de las camas individuales, que tiene una separación entre los colchones, en lugar de dormir con ella en el Club, con la excusa de que en la cama del Club no caben. Así que ahora, cuando Rodrigo quiere abrazar a Beatriz, Beatriz se lo echa en cara:

-Que me dejes, que no cabemos.

Adara Molinero comenta la jugada en voz alta, en otro intento más de encajar y ser aceptada por la Tiranía del Grupo Mayoritario.

-Beíta, no te hagas de rogar. Sigue intentándolo, Rodrigo. 

Rodrigo lo intenta con poca convicción. De paso comenta que huele a pis. Y una vez más, Adara Molinero intentando encajar:

-Qué cerdos sois los dos. Os voy a llamar los guarros.

-Yo no. Hace semanas que no -dice Rodrigo en un claro intento de opresión.

-¿Cómo qué no? Te quedas ahí tan pancho con tu olor a pies -dice la señorita Molinero, y realmente, siendo ella tan encantadora, resulta todavía más indignante la absolutamente injustificada Tiranía del Grupo Mayoritario.

Rodrizontal ignora a Adara olímpicamente, tan tranquilo él, y trata de acercarse otra vez a Beatriz. La chonija tiene todavía algo que decir:

-Déjame en paz ya. ¿No te ibas a dormir en esa cama? Tú en tu línea y yo en la mía.

-Dile que quieres dormir con ella -dice Adara Molinero pero sólo articulando los labios.

-Qué te pasa, de verdad -dice Beatriz cuando nota que Rodrizontal tira del edredón-. Joder, tronco. 

-Ya te decía que hoy dormías en el sofá, te lo he avisado -dice la señorita Molinero, que no se cansa de intentar encajar con la TGM.

Mientras, Beatriz se engorila y dice que se va al Club:

-Yo me voy al Club -dice, pero Migueles asegura que ahora enseguida la trae, aunque Beatriz parece bastante decidida y ya está de pie. Adara Molinero tiene todavía los arrestos de intentar, una vez más, encajar con la TGM:

-¿Vas a dormir con esa camiseta?

-Yo sólo duermo con pantalón -dice Migueles.

Entra Meritxell prieto. Adara sigue intentando encajar:

-Te lo estás perdiendo, te lo estás perdiendo. 

Meritxell va a decir algo pero Adara la interrumpe:

-Un momento, un momento, que quiero ver el desenlace. 

-Para dormir sola igualmente me voy al Club -dice Beatriz

Adara y Meritxell le piden que no se vaya. Rodrizontal ni se mueve.

-Que me ha abandonao, chico, que se ha ido a la otra cama -dice Beatriz, y se va.

Rodrizontal sigue a 180 grados. 

-Sé que tu corazón está yendo a mil. Estás a tiempo para llamarla -dice Adara, en tono vacilón, no vaya a ser que la TGM se engorile.

-No quiere.

-Que sí que quiere, que me ha estado diciendo cosas -dice Molinero.

-¿Qué ha pasado? -pregunta la señorita Prieto.

4.20: Adara Molinero y Meritxell Prieto ya están acostadas. 

-Ahora estáis enfadados los dos por una tontería -declara Adara-. Tendrías que ir a hablar con ella.

Rodrigo no contesta.

-Con fácil que es dar un besito de buenas noches -apunta Meritxell.

-Ojo, que todos discutimos por tonterías, yo la primera -dice Adara Molinero, ecuánime. 

-También yo -dice la señorita Prieto.

Luego, inopinadamente, la señorita Prieto decide darle unos golpecitos a Ficus Magnificus. Ficus Magnificus se hace el dormido.

Cuando Meritxell Prieto se cansa de regalarle gestos cariñosos a Ficus Magnificus ante la apatía de éste, inopinadamente, las señoritas Prieto y Molinero deciden reírse muy alto y fingir como que están jugando con Rodrizontal a gritos para ver si Beatriz lo escucha y viene:

-Jajajajajaja

-Hahahahahaha

-Para, Rodri.

-Rodri, no me haga cosquillas en los pies, Rodri, por favor.

-Estate quieto, Rodri.

-Como se entere Bea, la vas a tener, Rodri.

-Que no he sido yo, que ha sido Rodri.

Y cosas así.

De fondo se escuchan los gritos de Beatriz de vuelta.

Adara declara que quiere irse a dormir, no sin antes asegurar que tiene muchas ganas de ir de compras cuando salga. Nada más declarar Adara que se quiere ir a dormir, Meritxell Prieto le da las buenas noches y le tira un besito y se pone a gritar:

-¡Bea! ¡Vuelve! 

Adara se suma a los gritos:

-¡Rodrigo está llorando! ¡Está muy mal!

Y cosas así.

Pero Beatriz no vuelve. Está en el Club en la cama con Migueles. Y hace básicamente lo mismo que las señoritas Molinero y Prieto, como si se lo estuviese pasando muy bien con Migueles, que, igual que Rodrizontal, está tumbado y no participa del asunto.

Al final, se cansan.

El Súper apaga la luz.

4.40: Todos dormidos.

5.00: Las cinco y sereno.

Mañana más. Andad por lo segao.



Déjanos tu opinión

Publicidad

Calendario

Prev Diciembre 2016 Next
L M X J V S D
1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31

Ver todos