Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mi primer día de buceo en Roatán

La última vez que hice una inmersión fue también en el Caribe, concretamente en Jamaica, hace más de doce años. No volví a bucear por una mala experiencia relacionada directamente con una mala instrucción. El buceo es maravilloso pero entraña riesgos, por eso es muy importante hacerlo de una forma responsable y no dejarse llevar al mar después de un par de vueltas a una piscina y poco más. Supervivientes me ha traído hasta una zona de fondos marinos privilegiados. A una hora y media en barco de donde estamos, está Roatán, una histórica isla pirata que vive para el buceo. Aquí no podía decir que no. Había llegado el momento de aprender bien y en buenas manos. He empezado este fin de semana mi curso Open Water de buceo recreativo. He vuelto a sentir lo que sólo se puede sentir buceando: la paz absoluta. Quiero vivir bajo el agua.
[silvit5 44720]