Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miedo a amar

elegy.jpg
LaRambla proponía que habláramos de música y Foscardo recogía la idea y añadía: "y de cine".
Anoche fui a ver 'Elegy'.
Fui a la versión original porque no quería perderme ni un gramo de la creatividad admirable de Isabel Coixet.
Fui sola porque nadie a mi alrededor podía y, a mí, no me importa nada ir sola al cine, incluso me gusta. Me da la impresión de que disfruto más de la película. Aunque reconozco que nada como que te cojan la mano en esas butacas...
"A la que te voy", como diría mi amigo Rafa Zabala: que vi 'Elegy' y me gustó. Me gustó menos que 'La vida secreta de las palabras' pero me gustó. I.C. es una directora seria y eso siempre se agradece.
Me gustó más lo que cuenta que la interpretación de quienes lo cuentan. No sé que diréis vosotr@s, me interesa mucho saberlo.
Es curioso cómo nos iguala el amor.
Cómo nos iguala el miedo a la enfermedad.
Cómo nos damos cuenta tarde ya, de la cantidad de tonterías que hicimos cuando ya queda poco tiempo para rectificar.
No acabo de entender por qué les cuesta tanto a tantos hombres asumir que se han enamorado y que eso tiene consecuencias.
No me resulta fácil de entender que llegados a una cierta edad salgan corriendo de una vida que ellos crearon y no les resulte fácil entender los desgarros, el dolor insoportable de la pérdida que eso provoca.
Tienen todo el derecho del mundo a correr hacia otro lado pero también la obligación de ser generosos y pensar poco en ellos mismos. Quizá esa actitud egoísta sea producto de las inmadurez. Suena ya como sabido e incluso da pudor acudir a esa explicación pero no encuentro otras claves.
Dicen que los hombres inmaduros lo son, en gran parte, por culpa de sus propias madres. Es decir: las mujeres, siempre las mujeres...
Los celos, la mentira, el asombro, los recuerdos, el miedo, la entrega: todo eso es parte del amor que 'Elegy' describe. No he leído aún la novela de Philip Roth pero lo haré de inmediato. He preferido dar paso a la película para no llevarme un chasco. Ya os contaré.
Por cierto Yasmina ya ha puesto en orden nuestra incipiente Biblioteca del Bolo (BB como Big Brother!!!).
En los próximos días la compartiremos con vosotr@s. Os tenemos preparada una sorpresa; no digo más.
P.D. No comparto la sentencia de la juez de Toledo, obviamente. Me reafirmo en lo que escribí. Respeto todas las opiniones contrarias y la que más la de noviorendido pero creo que esta vez, la justicia se ha equivocado.