Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Párpados imprescindibles

mila.jpg
Sólo le son útiles los músculos que mueven sus párpados. Hace cinco años que sufre una enfermedad que le ha ido paralizando, ELA. Hay 4.000 personas como él en España. Depende por completo de otros para vivir. No puede hablar. Sonríe y mira.
Su mirada le permite accionar el ordenador gracias a un método, IRISCOM, que inventó un español genial, y que es hoy su tabla de salvación para comunicarse con el mundo.
Hicimos ayer una entrevista para 'Diario de…'. Yo le preguntaba y él, letra a letra, me contestaba en su portátil.
A mi lado, muy cerca, se escuchaba la respiración mecánica de una máquina. De vez en cuando le limpiaba los labios como suenas los mocos a un niño pequeño. Me sonreía siempre.
Nos había pedido ayuda porque su ex mujer le impide ver a su hija de 7 años, Helena, que le adora. Así como suena. Sólo gracias a la justicia y con cuentagotas tiene opciones de estar con ella.
El viernes era el día que la niña iba a ir a Astillero desde Madrid a estar con su padre en ese primer fin de semana de cada mes a los que tiene derecho por decisión judicial.
Cuando nos fuimos de su casa, la abuela, Magdalena, no tenía noticias de su nieta y temía que no llegaría. “No la odio ya, me da lástima”.
Le abrí la web de Telecinco y le enseñé este blog. Le prometí que hoy estaría aquí.
Manuel, dinos tú cómo ha acabado la historia.