Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pioneros

28-feb-07-8.jpg
Una noche, a la salida de la exposición de un amigo pintor, Pippo Tringali, se me acercó una señora y con mucho afecto y discreción, me agradeció mi trabajo. Sí, así como suena: ¡me agradeció lo que hago como periodista!
Ese gesto es tan emocionante que aunque pasen todos los años de una vida siempre me seguirá pareciendo el mejor premio al esfuerzo. Le sonreí y , por supuesto, le agradecí muchísimo sus palabras. Ella con una cierta timidez me pidió presentarme a su marido que era un señor bajito que se había mantenido en segundo plano.
Para situarnos, a mi amiga Verónica de Sebastián que me acompañaba y a mi, nos dijo: "somos los de Don Simón". A las dos causó, no me preguntéis por qué, ternura, su manera de presentarse.
Pepe García-Carrión y Fala Corujo, "los de Don Simón", son los de la fotografía de hoy.Esa pareja, ese matrimonio, es un gran ejemplo de gente que parte de abajo y llega a la cima.
Siempre me han causado mucho respeto las personas que abren caminos que no existían: los pioneros. Cuando en España se vendía el vino de mesa barato en botellas retornables que seguramente alguno recordaréis, a este empresario se le ocurrió embotellar su vino en un brik, en un recipiente que nadie se había atrevido a usar antes.
Le criticaron, le presionaron y llegó a encontrarse muy solo e incluso incomprendido por su propio padre que toda la vida había trabajado su tierra, sus viñas y había embotellado el vino como Dios manda. Pero él siguió su intuición y triunfó a lo grande.
Había nacido Don Simón, ese vino que aún hoy sigue siendo el más vendido en nuestro país.
"Es barato pero es muy bueno" me dijo cuando un día fuimos a visitar sus bodegas. A mi me pareció que a ese hombre no le quedaba otra que hacerme ese comentario sobre su vino pero hoy sé que no exageraba: lo he comprobado y os lo quiero contar.
La semana pasada vino a comer a mi casa un amigo y le ofrecí probar un vino "nuevo" que había comprado y le pedí que me diera su sincera opinión. Lo había metido en la nevera un rato antes porque odio el vino caliente. Mi amigo, que sabe de lo que habla, lo probó y saboreándolo me dijo, "qué rico, está muy bueno, ¿qué vino es"? Saqué la botella de plástico de Don Simón y le dejé con los ojos a cuadros.
Mis amigos Fala y Pepe, porque así son ahora las cosas aunque no nos veamos casi nunca, no han parado de abrir mercados, crear puestos de trabajo e inventar campañas publicitarias revolucionarias, diversificar sus productos y, por supuesto, lograr nuevos records.
Son líderes en el mercado de vinos de mesa y zumos, y la innovación y los retos siguen siendo su vida. Admiran a l@s empresari@s que han creado sus empresas desde abajo: "odiamos el pelotazo" y siguen siendo moteros y navegan con un velerito que tienen amarrado en La Manga, el "Don Simón".
Ahora esperan la llegada de los nietos sin dejar de arriesgar e inventar todos los días.
Si leen este post creerán que me he vuelto loca pero deben saber que lo hago en homenaje a dos personas que admiro y que me sirven para reivindicar el tesón, las apuestas arriesgadas y el trabajo seriamente hecho.
Además, y eso a mi me importa cada día más, son cariñosos y no tienen ningún cuento. Por todo ello, aquí queda mi público reconocimiento.
Foscardo, el antifaz me salvó la vida.
b-ro, me pongo a investigar sobre Galindo; yo también le tenía un inmenso cariño y muchas veces le echo de menos.
Senador, mi querido Senador, me ha gustado mucho ese "soy muy feo". Un día tenemos que hablar de eso.
Alvariito, no serás mi director, verdad?
Admiración, llevábamos los gorritos porque nos pusieron los micrófonos ahí dentro. Si te fijas verás un plumerillo en la frente. Lo que no inventen los de sonido...
Demelsa, "dios los cría y ellos se juntan" ¿no te has preguntado alguna vez que querrán decir con esa frase que decimos tod@s tantas veces?
Hoy quiero terminar agradeciendo el trabajo a mis compañeros de la serie 'Aída'. Espero que se pongan de inmediato a trabajar para ofrecernos otra entrega cuanto antes de ese trabajo genial. Los voy a echar tanto de menos...aunque ya nos lo dijo la pitonisa el domingo: "a llorar a Jesusalén!" Que descojone!!!!!!!!!!!!!!!