Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Desde mi camerino

Os dedico a tod@s l@s boler@s, desde el camerino, mis últimas palabras antes del directo. Este lugar ha sido siempre mi rincón. Siempre ha sido el mismo, es como mi casa. En la puerta hay un letrero que van cambiando año tras año, con mi nombre.
Dentro tengo todo lo que una presentadora de TV pueda necesitar. Hoy hay ramos de flores. También trajes para probar a última hora, una televisión, plátanos para evitar los calambres, galletas integrales, cajas llenas de zapatos y bisutería.
VERILI llena una de ellas con todas las creaciones que mi amiga Verónica de Sebastián dejó antes de irse a Buenos Aires.
Hoy, he hablado con ella; me ha llamado en los pocos minutos que podía hablar de algo que no fuera el guión que conoceréis dentro de muy poco. La he sentido tan cerca de mí que ha conseguido emocionarme. Mis pendientes de esta noche salieron de sus manos.
Acabo de hacer una pequeña entrevista para los informativos con rulos en la cabeza. Espero que nadie se moleste. El peinado se verá dentro de un rato...
Todo está a punto. La maquinaria ha funcionado, una vez más, a la perfección. La conexión con Guadalix es absoluta y mi compañero Larrauri, el jefe de realizadores de la casa, está en perfecta sintonía con Foriscot, el realizador desde hace ya años de la Gala.
Hay una tensión nerviosa que recorre los pasillos, menos llenos por ser Domingo, pero repletos de gente sin la que no sería posible hacer Gran Hermano.
En estos momentos me acuerdo de todos, de los 128 concursantes, que jugaron con nosotros. Los que esperan en los hoteles deben estar mordiéndose las uñas y más de uno, me temo, fumándose los nervios.
Hoy empieza nuestro Gran Hermano 10. Hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos para haceros felices. ¡Ojalá lo consigamos!
Os dejo mi corazón que pido prestado a la ONG "Pequeños Corazones" que trabaja para ayudar a niños y niñas enfermos de corazón y a sus familias. Otro día os hablaré de ell@s.
Os siento a mi lado. Espero que durante el programa lo notéis....