Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La noria

sin-titulo-3.jpg
Tengo much@s jefes. Ana Bueno es la que más manda en la web.
Me ha llamado para proponerme algo que me resulta muy atractivo: unir la emisión del sábado en 'La Noria' con 'Lo que me sale del bolo'.
Jordi González me hará la entrevista y vosotr@s intervendréis, si queréis.
Aún no sabemos cómo, en cuanto se decida seréis los primeros en enteraros.
Cuando un medio de comunicación como Telecinco te permite poner en funcionamiento todas las sinergias que la técnica ofrece, el resultado tiene que ser más rico. Lo han hecho en otras ocasiones. Se han arriesgado todos. Ha salido bien.
El sábado será el día. Estad atentos a lo que os propongamos.
En Barcelona sigue sin llover.
Pero por lo menos ayer los culés se fueron a dormir contentos.
El lunes estuve con Samuel Eto'o y le hice una entrevista para Marie Claire. Me gusta ese chico. Me gustó cuando le conocí con 'Diario de...' y a partir de esa entrevista nos hicimos amigos. Me llama madre. Así como suena. Creo que es la única persona en el mundo que lo hace.
Su historia es vertiginosa. Jugaba al fútbol de pequeño para que le vieran sus amigos por televisión. Hoy es uno de los jugadores más conocidos del mundo. Se rifan su presencia. Le pagan por cualquier movimiento que haga. Le siguen. Le espían. Le adoran los niños. Le critican sin conocer su verdadera historia quienes escuchan versiones unívocas.
Si pienso en un animal para definirlo, Samuel es un guepardo. Hasta las orejas son de un puma. Tiene ojos en el cogote.
Tiene una voluntad de hierro y una fe en su Dios que mueve montañas. Les lee a sus compañeros la Biblia en el vestuario y aunque no le hagan caso, insiste siempre.
Vive entre contradicciones y observa con ironía los cambios de la gente que jamás trataría a un negro como él, como le tratan a él. Es solidario y capaz de valorar los matices. Se enfadaba mucho pero dice que ahora prefiere tratar de entender.
Cualquier día puede darnos una sorpresa.
Algo de él tendré que contar el sábado en 'La Noria'.
Soy muy afortunada porque tengo un oficio que me entusiasma: hacer preguntas, buscar contradicciones y lograr explicaciones.
Estad al tanto si queréis participar esa noche en un experimento nuevo.