Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esos pies en el agua...

Hoy es ya uno de agosto. Un agosto diferente. Para mi lo es porque no me encuentro con mi vecino por las mañanas, ya no lo encontraré más. Diferente porque aún no se ha llenado mi plumbago de flores azules. Porque aunque el mar brilla igual que el año pasado, llegan menos barcos a fondear. Diferente porque conozco mucha gente que no podrá hacer vacaciones, que ni siquiera sabe si seguirá teniendo trabajo cuando llegue septiembre. Diferente y a la vez igual porque ha empezado el verano con funerales inútiles.
Cada agosto me hago una lista de cosas que no puedo dejar de hacer y casi nunca he logrado cumplirla. Espero que este año sea diferente y mi lista quede tachada el 1 de septiembre. Hacer eso me da calma, paz, me hace feliz y sin embargo me suelo dejar vencer por eso de "lo hago luego".
Esos pies que acarician la espuma de proa son para mi, una imagen impagable de la felicidad. Esa persona está sentada en la parte del barco que te suele aislar de los demás, que te deja disfrutar del silencio del mar, del viento que te toca a ti antes que al resto. Esos pies están relajados, están en verano, están en el Mediterráneo. Eso os deseo a todos los boleros. No abandonaré la nave durante el verano pero por si me olvido os dejo estos pequeños deseos.
Cuando los planes se truncan, cuando las ilusiones se desvanecen, cuando los verdes tiernos de una planta breve se mueren, conviene mirar hacia delante y buscar la fuerza en lo que está por venir. Hay una bolera que entenderá muy bien lo que escribo. Le mando mucho cariño, como habéis hecho los demás con ella, en este rincón de Internet que hemos logrado mantener con el fuego encendido.
Si necesitáis una recomendación para llevaros un libro en vuestra maleta de sueños, este es mi titulo: "La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey" de Mary Ann Shaffer en la Editorial RBA. ¡Que lo disfrutéis!